Asciende la venta de leña y estufas de pellets por las subidas del gasoil y electricidad.

Cada vez más familias optan por el uso y para calentar sus casas debido a una causa concreta: el encaricimiento de los precios de los carburantes y de la electricidad.

En los últimos años que hemos vivido un aumento constante de los precios de las gasolinas y del aumento de la tarifa de la luz, lo que ha hecho incrementar por ende los gastos de calefactar las casas con estos sistemas. Desde el comienzo de la crisis y con el objetivo claro de reducir gastos y aumentar el ahorro muchas personas se están pasando o volviendo al uso tanto de las como de las más eficientes estufas de pellets.

La madera está entorno a 0,10 – 0,11 céntimos y el kg de pellet aproximadamente a 0,30 céntimos, siendo la comparativa que unos dos kg. de pellets equivalen a un litro de gasoil, estando el mismo a 1,25 € por lo que el ahorro y la amortización es considerable respecto a las calefacciones de gasoil.

Como nos comentaba ayer en nuestra tienda de chimeneas un cliente, lo bueno que tiene la leña y el pellets es que hay competencia, los carburantes y la electricidad son un monopolio y cobran y ponen los precios que quieren, mientras que al menos de momento, y se supone que seguirá así durante bastante tiempo, hay diferentes empresas que comercializan pellets y por lo tanto los precios son más ajustados y más económicos, consiguiendo calentar nuestra casa a un precio mucho más económico.

¿Aún no está suscrito al blog?

Suscríbase a nuestro feed y recibe las publicaciones en tu email gratis:

PARA ESCRIBIR UNA CONSULTA HAS DE DARLE A UN ME GUSTA (un poco más arriba)