Cerveza Fría como Tobillo de Albañil

Cerveza Fría como Tobillo de Albañil

Si hay una bebida que se relacione inequívocamente con los albañiles o paletas sin duda es la cerveza, y si está fría que casi duela, mejor que mejor, porque los días de calor y de intenso trabajo la de estos profesionales de la construcción, necesitan de cerveza bien fría para hidratarse y apagar su sed.


Y no sólo la de albañiles o paletas … en general cualquier trabajador de las reformas integrales de albañilería que saben lo sudar la camiseta, los estucadores haciendo fachadas a pleno sol, los yesaires tirando yeso lo más rápido para terminar lo antes posible la contrata, los chapadores o alicatadores de suelo que van a destajo.


Y los que no han trabajado nunca en la obra ponen fama de lo bebedores de cerveza que son los albañiles y en general los del gremio de la construcción, pero cuando trabajas y te das cuenta de lo que sudas, y que si bebes agua no te quita la sed y no te corta el sudor si no que todavía sudas más, hasta que te pasas a la cerveza.


La cerveza, a parte de que hidrata igual que el agua (hay estudios que así lo acreditan), te cortan el sudor y la sed, no sigues sudando de esa manera desmesurada, como cuando estás trabajando y bebes agua, que encima te da más sed, más sudor, más agua, más sudor.

Lo que mejor va en estos casos, es tomar una cerveza fresca, ya que consigue hidratarte y cortarte el sudor que hace que el cuerpo pierda líquidos tan rápido, por lo que puedes seguir trabajando sin problemas, y los que habéis trabajado en algún oficio se suda mucho, estoy seguro que daréis la razón.

Agua, no, cerveza, es lo único lo que te corta el sudor y lo que te hidrata, te dilata las venas con lo que llega más aporte de oxígeno a los músculos y te quita más el cansancio para seguir trabajando.

¿A qué horas beben los albañiles cerveza?

Hay unas ciertas horas del día, sobre todo en verano donde los albañiles suelen tomar cerveza para hidratarse y poder continuar con su trabajo al calor del Lorenzo, y son las siguientes:

Almuerzo

Normalmente, la mayoría de albañiles que hacen jornada partida empiezan a trabajar a las 8 de la mañana, por lo que sobre las 10 más o menos, después de un par de horas de trabajo, es cuando toca la hora del almuerzo.

Un buen bocadillo, o los más profesionales se llevan un pequeño hornillo y se cocinan algo, unas olivas que van fenomenal con el almuerzo, alguna banderilla picante, y un litro o dos de cerveza a compartir.

Lo normal es 5 minutos antes de empezar a almorzar mandar al peón de albañil a la tienda más cercana para que compre uno o dos litros de cerveza fría como el tobillo de un albañil, de esas que está casi congelada, y que cuando pegas el primer trago y baja por la garganta notas como te van desapareciendo todos los dolores del trabajo.

Media de almuerzo y a continuar con el tajo.

Hora del Ángelus

La hora del Ángelus es las 12 del mediodía, y es cuando el sol del verano aprieta bien, por lo que después de almorzar, pasadas hora y media o dos horas más o menos, donde se ha pasado el efecto y la hdiratación de la cerveza del almuerzo, el cuerpo necesita rehidratarse.

Entonces, otra vez, unos 5 minutos antes de la hora del ángelus, se envía al peón de albañil para comprar uno o dos litros de cerveza, dependiendo de la cuadrilla de albañiles o del gremio de la construcción en general, que estén trabajando en la reforma de albañilería.

Entonces, se aprovecha esos 15 minutos de descanso, para rehidratarse bebiendo cerveza y echar algún cigarro, y recuperar fuerzas para continuar hasta las 13.30 horas más o menos que es cuando los trabajadors de las reformas de albañilería dejan de trabajar.

Comida

A partir de las 13.30 los albañiles dejan la obra, y o bien se van a casa a comer, si la obra está cerca de donde viven, o bien van a algún bar donde ofrezcan algún menú para comer que salga bien de precio y den buena comida, o en el caso de que haya que ahorrar al máximo, o no haya ningún bar cerca se hacen la comida en la misma obra.

Y para comer, obviamente cerveza, asienta el estómago, quita el cansancio y después un café, cigarro y a descansar hasta las 3 de la tarde que vuelven entrar a trabajar.

Hora del infierno

A las 3 de la tarde y en pleno verano, el sol calienta de verdad, y los profesionales de las reformas de albañilería, paletas, estucadores, yesaires, les toca volver al trabajo a pleno rendimiento, por lo que empiezan otra vez los sudores y la deshidratación.

Las 5 de la tarde es la hora del infierno, han pasado 2 horas desde que están trabajando, la camiseta puedes sacárte y escurrirla porque está empapada, y tienes el cuerpo con una temperatura que ni tomando el sol en la playa.

Toca rehidratarse y lo mejor, y más a esta hora, esa chela fría como tobillo de albañil, que duela al entrar.

15 minutos de descanso, cerveza, cigarro y otra vez al tajo.

Y así hasta las 18.30 o 19.00 horas donde se termina la jornada laboral hasta el día siguiente.

Los que no habéis trabajado nunca de albañil a pleno rendimiento, os puede parecer que es mucha cerveza, pero incluso gente, que habitualmente no bebe tanta cerveza, ni la nota, es decir, no sea marea, ni se pone borracho, ni está tomado, porque trabajando duro, a los pocos minutos, ya la estás sudando.

Pondríais pensar que, con tanta cerveza, estarán cada dos por tres yendo al aseo a mear, para ya os digo, que no llega casi a pasar por los riñones, porque se suda por el trabajo, así que los albañiles si van una vez al día al aseo, raro es el caso.

¿Cómo abren los albañiles los litros de cerveza?

Muchas veces no tenemos un abridor en la obra para abrir una litro de cerveza, así que salvo que sea un litro de cerveza de rosca, existen varias formas variopintas de abrir estas litronas sin utilizar un abridor.

Mechero

El mechero es uno de los aliados más habituales de los albañiles para abrir las litronas de cerveza, la técnica es sencilla, rodeamos el cuello de la botella con una mano, y con el culo del mechero aprovechamos para hacer palanca apoyándola sobre los dedos.

Un poco de presión y litro de cerveza abierto.

Mordazas

Las mordazas es una herramienta que todo albañil lleva en su capazo de herramientas, para quitar clavos de regles de madera, de marcos de puertas, también se utiliza cuando han de quitar una tira fija que con la cortadora de azulejos no pueden quitar.

Y por supuesto usar las mordazas para abir los litros de cerveza.

El canto de una superficie dura

Otro método habitual para abrir un litro de cerveza, es apoyando el tapón de cerveza sobre el canto de una superficie dura, marmol, granito, madera, y con un golpe seco hacia abajo al tapón este salta sin problemas, y ya tenemos la cerveza abierta.

Abrir la cerveza con los dientes

Los que poseen buena dentadura y práctica también son capaces de abrir los litros de cerveza con los dientes, bocado a la chapa de cerveza, y litrona abierta.

Abrir litro de cerveza con el culo

Bueno, esto ya es para profesionales de la construcción de nivel superior, como podemos ver en el vídeo que encontré y me dejó alucinado, no lo había visto todavía, con una nalgatoria fuerte, cogemos el tapón y abrimos la cerveza.

[Total:0    Promedio:0/5]

¿Aún no está suscrito al blog?

Suscríbase a nuestro feed y recibe las publicaciones en tu email gratis:

PARA ESCRIBIR UNA CONSULTA HAS DE DARLE A UN ME GUSTA (un poco más arriba)