¿Como sujetar el cristal de una estufa de leña?

En esta entrada de mi blog voy a hablar sobre un detalle de las , concretamente, sobre cómo sujetar el cristal de una estufa de leña.

Cuando compramos una , un detalle en el que no solemos fijarnos es cómo está sujeto el de leña. La gran mayoría de estufas del sector, al menos las de gama media para arriba, poseen un cordon bordeando el cristal de la puerta, en la parte baja y los laterales de la puerta, quedando la parte alta del cristal de la estufa de leña sin cordón para conseguir una corriente de aire frío, que evita que se manche tanto el cristal.

Y por dentro de la puerta, unas pestañas metálicas, con unos tornillos que ajustan y sujetan el cristal al puerta y el cordón.

– ¿Qué ocurre si no tenemos el cordón del cristal?

El cordón del cristal o cinta de la estufa de leña, es un cordón cerámico que aguanta la temperatura y sirve, para evitar que esté en contacto el hierro con el cristal, ¿por qué razón?, porque el hierro cuando se calienta dilata, y si el cristal están pegado al hierro, sin cordón, el mismo se resquebrajaría y se acabaría rompiendo el cristal.

Y si no tenemos dicho cordón del cristal, puede ocurrir, que el cristal tenga holgura y por el mismo se nos salga el humo, por lo que el cordón del cirstal de la estufa, es un elemento necesario para el buen funcionamiento del mismo.

Con los años nos tocará cambiar este cordón, y reponerle por uno nuevo, cuestión que no suele ser muy complicada, pero que deberemos llevar cuidado, de que no se nos rompa el cristal, ya que estos suelen tener un precio elevado.

– ¿Con qué se sujeta el cristal de la estufa?:

El cristal de la estufa de leña está aprisionado contra el cordón del cristal, por unas pestañas de acero, que se ajustan apretando o aflojando el tornillo que las sujeta.

Cuando hacemos el cambio, hemos de llevar especial cuidado de no apretarlas del todo, ya que comentamos arriba, el hierro dilata con al temperatura, por lo que si las apretados del todo, puede ocurrir, que nos raje el cristal, por lo que sólo hemos de apretar lo suficiente, para que el cristal se quede sujeto, y no más.

– Las pestañas están con hollín y no puedo aflojarlas.

Suele ocurrir, cuando hay una falta de mantenimiento del interior de la estufa de leña, que los tornillos de estas pestañas, se llegan de hollín, y se quedan inscrustadas y no se desatornillan fácilmente, y al no poder aflojarlas no podemos cambiar el cristal.

Es conveniente, como siempre comentamos llevar un buen mantenimiento de la estufa de leña, pero si no hemos podido, o se nos ha pasado, cuando ocurre esto, la mejor solución, es sacar la puerta, ponerla encima de unos cartones, y utilizando un aflojatodo en spray, echarle donde estén los tornillos, dejando actual al aflojatodo durante, todo la noche, y probar al día siguiente.

Si al día siguiente, no se puede, limpiaremos la zona de los tornillos, ya que el aflojatodo consigue desprender el hollín,  y volveremos a repetir la operación, hasta que nos permite aflojar las pestañas.

A veces, aflojando un par, es más que suficiente para poder hacer el cambio del cristal de la estufa de leña.

Una vez conseguido, procederemos a cambiar la cinta del cristal.

– Me es imposible aflojar las pestañas del cristal de la estufa de leña ¿qué hago?.

Si vemos, que después de repetir la operación con el aflojatodo no conseguimos aflojar el tornillo de las pestañas, y estamos rompiendo la cabeza del tornillo, al forzarla con el destornillador, en este caso, nos tocará llevar la puerta a un herrero, para que nos suelte dicho tornillo, y en el caso que no pueda, con un taladro, lo rompa y coloque uno nuevo.

– Se me han roto unas pestañas de la estufa, ¿dónde puedo comprarlas?

Hemos tenido algún cliente, que con los años, han perdido alguna de las pestañas, bien porque cuando han cambiado el cristal, las han perdido, bien, por las han roto, al forzarlas intentando aflojarlas.

En este caso, si se le rompen las pestañas que sujetan el cristal de la estufa de leña, póngase en contacto con la tienda donde compró la estufa, e indicándoles el modelo y año de compra, que le pidan unos recambios al fabricante.

Estas pestañas son baratas, y no le costarán mucho, y así, podrá instalar pestañas nuevas, siempre con la precaución que indicamos, de no apretar demás el cristal de la misma.

– Mi estufa de leña no tiene cordón ni pestañas.

Hay algunos fabricantes de chimeneas y estufas de leña , que de cara a abaratar la producción de las estufas de leña, de cara a conseguir las estufas de leña más baratas con precios más competitivos, las fabrican sin los correspondientes cordones, tanto del cristal de la estufa de leña, como de la puerta. El problema que suele ocurrir, es que con el uso, el hierro, tiene a deformarse, y se forma holgura entre el cristal y en la puerta de la estufa de leña, provocando que por un lado entre más aire a la cámara de combustión, lo que provoca mayor gasto de leña, y al tiempo, que puede ocurrir que por ahi se salga el humo y se meta en la casa.

Los detalles, ya no sólo estéticos, si no de prestaciones, que poseen o no poseen las estufas de leña, las que diferencian estufas de mayor calidad con precio algo mayor, a las estufas más económicas, y por supuesto, el trabajo preventa y postventa que llevan incorporadas.

Recientemente encontrado por:

  • sujetar leña en estufa de leña

¿Aún no está suscrito al blog?

Suscríbase a nuestro feed y recibe las publicaciones en tu email gratis:

PARA ESCRIBIR UNA CONSULTA HAS DE DARLE A UN ME GUSTA (un poco más arriba)