¿Cuánto tardan en calentar los radiadores con leña?

Hoy vamos a hablar un poco sobre las chimeneas de agua o termochimeneas y la forma de cómo los radiadores con leña  se calientan a través del agua que se genera por el efecto de la chimenea de agua.

Las chimeneas de agua o termochimeneas están basados en los hogares de chimeneas metálicos tradicionales a los que alrededor de la parte trasera del hogar metálico se les hace un recubrimiento de acero, quedando hueco el interior, y entre esta doble cámara se hace circular agua que por efecto del calor de la parte del hierro de la chimenea se calienta el agua y sale caliente.

A este hueco de la chimenea de agua o doble cámara de la termochimenea se le denomina paila.

La paila es el hueco de estas dos cámaras y su capacidad de litros de agua es un dato importante cuando vayamos a elegir un chimenea de agua u otra, ya que en función de los metros de casa que necesitemos calentar necesitaremos una termochimenea con una paila mayor o menor.

Entra el agua fría por un lado de la termochimenea, se calienta y sale de la chimenea.

¿A dónde va este agua caliente de la termochimenea?

El agua caliente que sale de las chimeneas de agua en función del tipo de instalación que tengamos, va a los radiadores que ubicados en las habitaciones nos darán calor y en el caso de que tengamos agua caliente sanitaria irá a los grifos donde al abrir el grifo de agua caliente, nos saldrá agua caliente calentada por la chimenea de agua.

Y en el caso de que tengamos suelo radiante también podemos aprovechar el agua caliente de la chimenea de agua para calentar el mismo.

¿Cuánto tiempo tarda la chimenea en calentar los radiadores con leña?

¿Cuánto tardan en calentar los radiadores con leña?

Las chimeneas de agua a diferencia de las calderas de gasoil o las calderas de gas tienen una detalle especial o una característica que las diferencia de las calderas de gasoil o calderas de gas y es que no tenemos un interruptor para parar el fuego de la chimenea de golpe y que deje de generar calor.

En una caldera de gas el calor lo genera la llama al quemar el gas que calienta el agua, y cuando se corta el gas la llama se apaga y deja de proporcionar calor al gua. En las calderas de gasoil, de manera simplificada para hacerlo entendible, es el mismo proceso.

Pero en las chimeneas de agua no ocurre esto, no se apaga el fuego de golpe, ni el cuerpo de la chimenea de la termochimenea deja de transmitir calor al agua.

Imaginemos que tenemos puesta la temperatura de los radiadores en 24 ºC, cuando llega a la temperatura en las calderas de gasoil o las calderas de gas, se apaga la llama y se deja transmitir calor al agua para que no suba la tempetura.

En las chimeneas de agua con leña o en las calderas de el proceso no ocurre así.

¿Entonces dónde va este agua caliente excedente?

Pues va al acumulador de agua caliente, como un si fuese un calentador de agua eléctrico donde llega el agua caliente excedente de la termochimenea o de la caldera de pellets y lo mantiene caliente, bien con placas solares que suele ser la instalación más eficiente, o bien conectada a la electricidad para que gastando poca electricidad, mantenga la temperatura de este depósito o acumulador de agua.

Este depósito o acumulador de agua que en función del tamaño que hayamos comprado suele ser de 100, 200 o 300 litros mantiene el agua caliente lista para usarse.

Por eso, cuando por ejemplo llegamos a casa por la noche y encendemos la chimenea de agua para que nos caliente los radiadores y que los radiadores con leña empiecen a dar calor, estos empiezan a dar calor rápidamente, ya que en un primer momento utilizará el agua ya caliente del acumulador de agua y empezaremos a notar cómo la temperatura de los radiadores con leña empiezan a subir rápidamente.

Después en el momento que se caliente la chimenea y ésta caliente el agua, parte de esa agua irá a reponer el agua gastada del acumulador o depósito y seguirá manteniendo caliente el agua de los radiadores.

Por lo que el tiempo en calentarse los radiadores con leña de agua será prácticamente inmediato.

¿Con el agua caliente sanitaria ACS ocurre lo mismo que con los radiadores con leña?

Efectivamente, el principio es el mismo. Teniendo la chimenea de agua apagada tenemos un depósito de 100, 200 o 300 litros de agua caliente de reserva, por lo que si abrimos el agua caliente del grifo la misma saldrá caliente mientras quede agua en el depósito.

Y en el momento que encendamos la termochimenea este agua del acumulador se repondrá.

Así que el calor con radiadores con leña es inmediato siempre que tengamos instalador un acumulador de agua, un elemento indispensable en cualquier instalación correcta de una termochimenea .

¿Aún no está suscrito al blog?

Suscríbase a nuestro feed y recibe las publicaciones en tu email gratis:

PARA ESCRIBIR UNA CONSULTA HAS DE DARLE A UN ME GUSTA (un poco más arriba)