¿Hacen humo chimeneas con guillotina?

Un visitante de nuestro blog de chimeneas estaba interesado en saber si las chimeneas con guillotina hacían humo, ya que estaba interesado en comprar una chimenea con puerta de guillotina pero le preocupaba que ésta le pudiera hacer humo, y nos preguntaba por la seguridad de que no hacen humo chimeneas con guillotina.

Como norma general cualquier chimenea bien instalada no ha de hacer humo, y en el caso de las chimeneas con guillotina la respuesta es la misma.

La diferencia de una chimenea con guillotina a una chimenea normal, es que la puerta de la chimenea tiene un sistema que permite elevar la puerta hacia arriba y hacia abajo para cargar la leña, quedando la puerta de guillotina oculta dentro del bloque de guillotina, que al ir revestido de obra, quedará oculta, lo que nos permitirá una visión de fuego perfecta, sin tener una puerta abierta con sistema batienete que nos ocupe mucho espacio, y que estéticamente quede algo peor que si la puerta queda dentro de la guillotina.

El hecho de que la puerta se abra de esta manera no provoca que la chimenea nos vaya a hacer humo, pero insistimos, si la misma está bien instalada

¿Cómo instalar bien una chimenea con puerta de guillotina?

Analizar el lugar donde tenemos pensado poner la chimenea con guillotina.

Dado que las chimeneas de guillotina se caracterizan por se aparatos grandes y voluminosos, con una anchura mayor a la media de las chimeneas, ya que lo que se pretende cuando compramos una chimenea con puerta de guillotina, a parte de que nos de calor, es el hecho, de tener una visión panorámica del fuego, implica que estamos poniendo una chimenea con una boca grande y por tanto que requiere de una aporte constante de aire renovado.

Por eso no podemos colocar una chimenea con puerta de guillotina en una habitación o salón pequeño.

Para tengamos una idea más o menos de la fórmula o del cálculo de la boca de la chimenea, con la dimensión que ha de tener la estancia o habitación donde coloquemos la chimenea con puerta de guillotina, la relación es la siguiente. Para una boca con una anchura de unos 75 cm, necesitamos un salón de entre 30 a 35 m2, para una boca de anchura de unos 86 cm necesitamos un salón de unos 45 m2, para una chimenea con boca de 108, necesitamos una habitación o que esté conectada a otras habitaciiones con la puerta abierta de unos 55 m2, para una boca de 120 necesitamos un salón de unos 70 m2.

Por eso, en función de la medida del salón o la habitación donde tengamos pensado colocar la chimenea con puerta de guillotina, tendremos que decantarnos por una medida u otra.

Si no tenemos en cuenta esta relación, y ponemos una chimenea con puerta de guillotina por ejemplo de boca 120 en un salón de 35 o 40 m2, lo más probable es que nos haga humo, por eso este primer factor es muy importante de cara a elegir el tamaño de boca de la chimenea con guillotina que tengamos pensado comprar para que no nos haga humo.

Entubar chimenea con puerta de guillotina.

Como cualquier chimenea, la instalación de los tubos para nuestra chimenea de guillotina, ha de ser lo más recta posible, evitando poner codos de más de 45º y con una tirada mínima de 4 a 5 metros de tubo, para tener una depresión de unos 12 pa, la depresión óptima con la que suelen trabajar este tipo de chimeneas.

El poner menos tubos, colocar codos de 90º, llevar tramos de tubo en horizontal, reducir las medidas del tubo, puede implicar que nuestra chimenea con puerta de guillotina nos haga humo.

Los tubos de la chimenea de guillotina superar cumbrera

Todos los fabricantes de chimeneas indican que para evitar que nuestra chimenea nos haga humo, a parte de poner como mínimo los metros de tubo que citábamos anteriormente, cuando salimos a tejado, hemos de superar entre 40 a 50 cm la parte alta de nuestro tejado, y si tenemos algún edificio colindante, superar la altura del mismo en esos cm, para evitar, problemas de revoco de humos en una chimenea con puerta de guillotina, provocado por el remolineo que se produce cuando un edificio es más alto que otro, y tenemos una en la misma.

Limpieza de chimenea guillotina.

El mantenimiento de nuestra chimenea de guillotina es otro factor imporante para evitar que con el tiempo nos haga humo.

Es recomendable deshollnarla una vez al año, para eliminar restos de hollín que se pudieran acumular en el tubo, y limpiar el interior de la chimenea de guillotina, sobre todo el deflector, que es donde se suelen acumular los hollines que desprende el tubo, y que nos sirve para la circulación del humo.

Un deflector lleno de hollín, implica que el humo no hace su circuito correctamente, lo que puede implicar que nos haga humo la chimenea.

Encender chimenea con puerta de guillotina.

El proceso de encendido de cualquier chimenea, y en el caso de las de guillotina no es una excepción, es cuando a veces se puede producir algún revoco de humos debido a que los tubos y el aparato está frío, y el aire de dentro de los tubos están más fríos que el aire de dentro de la habitación donde coloquemos la chimenea, lo que puede provocar que cuando se está encendiendo la leña y empezando a producirse los primeros humos, como el aire de los tubos está más frío que el de la estancia, y por tanto pesará más, el humo puede tener tendencia a venirse hacia dentro de la habitación.

Aquí lo recomendable es encender con troncos finos, y dejar la puerta de guillotina elevada unos 10 o 15 cm, durante treinta a cuarenta y cinco minutos, para que la chimenea se vaya calentando, y tener un tiro convencional de la misma.

Pasado ese tiempo, se vuelve a cargar más leña fina y después troncos más gruesos.

Pudiendo ver algunas de las chimenas que puedan comprar en nuestra tienda de chimeneas a través del siguiente enlace:

http://www.chimeneasgutierrez.com/compra/12–bloques-puerta-de-guillotina

¿Aún no está suscrito al blog?

Suscríbase a nuestro feed y recibe las publicaciones en tu email gratis:

PARA ESCRIBIR UNA CONSULTA HAS DE DARLE A UN ME GUSTA (un poco más arriba)