La rotacion de productos clave del exito de un almacen de materiales de construccion

Cada vez la tendencia en los almacenes de materiales de construcción es buscar sistema de gestión que se parezcan a los de los grandes supermercados, y en sus sistemas de rotacion de productos.

Tradicionalmente, la mayoría de almacenes de materiales de construcción, no se han preocupado en llevar un análisis y medir la rotación de sus productos, ya que la mayoría son productos no perecederos, a diferencia de los supermercados, entonces no primaba tanto la idea de la rotación de productos.

Pero hoy día donde, los plazos de pago se han reducido, y las ventas también, por lo muy importante una buena gestión de inventarios para conseguir tener éxito en el mercado de los materiales de construcción.

¿De qué nos sirven productos que llegada la fecha de pago de la factura, no se han vendido?.

Muchos almacenes de construcción clásicos, nos contestarán que ya se venderán, pero esto nos está costando dinero, ya que tenemos materiales que ya han sido pagados, y que no nos están generando beneficios, por lo que hoy día, comprar bien, y llevar una buena gestión de stocks es básico para un buen funcionamiento de un almacén de materiales de construcción.

Y más hoy día en que la mayoría de almacenes de materiales de construcción han ampliado la gama de productos que trabajan de cara a conseguir más ventas.

Por lo que cada compra que se hace ha de ser analizada, y basarse en una estrategia de rotación de stocks.

Es muy frecuente encontrar almacenes de materiales de construcción con un sistema fijo de , a diferencia por ejemplos de los grandes supermercados, que prácticamente cada día sacan etiquetas y varían sus precios, hacen ofertas, promociones con la idea de conseguir rotar sus productos, sobre todo por las fechas de caducidad.

En la mayoría de materiales de construcción no ocurre esto, ya que no tienen fecha de caducidad, pero tener materiales ocupando espacio de nuestro almacén, tenerlos pagados, y tenerlos en stock, años sin que se vendan nos están costando dinero. (El conocido como coste de oportunidad).

El pensamiento clásico, es que ya se venderán, y obtendremos el beneficio, pero al no tener una rotación adecuada, es un dinero que tenemos apalancado en nuestro almacén, y que nos podría venir bien para comprar otros productos con mayor rotación, y sobre todo, si se trabaja con pólizas de crédito, y nos están costando intereses.

Esta es una de las razones, que hay detrás de las grandes superficies, que se se han puesto también a vender materiales de construcción, a parte de otros complementos del hogar, no sólo tienen éxito porque son grandes, o porque tienen más capacidad para hacer marketing, si no, porque hacen una gestión de stocks muy eficientes, y no les preocupa cada cierto tiempo, sacar promociones liquidando stocks, o vender a precios muy bajos con la idea de que un producto rote, y le genere beneficios.

Debido a la crisis, los clienes miran mucho más y comparan precios, y estos precios han de estar fundamentados en una rotación de stocks, si es necesario bajar el preco de un producto porque no se vende como pensábamos, no hemos de tener reparos, en bajar el precio y quitarnos el stock.

La idea no es bajar los precios linealmente, y trabajar con un margen pequeño, si no trabajar, con los margenes que nos marque el sector, y nuestros clientes, en función de que los productos se vayan vendendo o no.

Esto creo que es lo que va a diferenciar un almacén de materiales de construción con éxito, de otro tradicional.

Y en eso está enmarcado nuestro almacén de materiales de construcción, y por esa razón la estrategia, de lanzarlo a internet, para que los clientes tengan fácil acceso a los precios, y trabajando las estrategias de ficación de precios, en función de la rotación que vayan teniendo los productos.

Los almacenes de materiales de construcción tradicionales, cogían la tarifa de un proveedor, le aplicaban su margen habitual, y así sacaban los precios, y los mismos prácticamente permanencían inmutables hasta que hubiese un cambio de tarifa por parte del proveedor.

Esta forma de trabajar, está quedando obsoleta, y está siendo superada por estrategias de dinamización de precios en función de rotación y ventas.

Para ello se necesita un software de gestión donde podamos saber los productos que más se venden, el ratio de rotación, los márgenes que nos dejan de cara a optimizar nuestras compras, y las ofertas que lanzamos a nuestros clientes.

Y esto se parece muy mucho a las estrategias de los supermercados, que hoy en día están funcionando bien, y creemos que es la estrategia a adoptar por los almacenes de materiales de construcción.

Todavía falta algo de hábito en los clientes de meterese a internet para comparar precios, pero es un proceso que irá en auge en pocos años.

Y hemos de estar preparados.

Por esta razón nuestro almacén de materiales de construcción online en Novelda (Alicante) está empezando a aplicar estas estrategias convencidos que será el futuro en los sistemas de gestión de los almacenes de materiales de construcción.

En nuestro caso ofertamos la posibilidad de comprar a las poblaciones de Aspe, Monforte del Cid, Elda, Petrer, Agost, Sax, Villena, San Vicente del Raspieg, La Romana, Novelda, Pinoso.

¿Aún no está suscrito al blog?

Suscríbase a nuestro feed y recibe las publicaciones en tu email gratis:

PARA ESCRIBIR UNA CONSULTA HAS DE DARLE A UN ME GUSTA (un poco más arriba)