Lechada de Azulejos Antihongos, Antihumedad y Antibacterias

La lechada de azulejos se utiliza en las reformas de albañilería para rellenar las juntas que quedan entre las baldosas cerámicas después de su alicatado en pavimentos y paredes.

Es un producto “relativamente” nuevo en el sector de la construcción ya que antes estas juntas de colocación se rellenaban con caldo de cemento como veíamos en el anterior artículo.

Pero generaban muchas quejas, ya que el cemento tal cual tiene absorción y la tendencia de estas juntas de tendían a ponerse amarillas o negras.

Y después la limpieza de las juntas en los azulejos de suelos y paredes era un trabajo costoso y tedioso aunque tuvieses una vaporeta para aplicarles vapor directamente.

Entonces los fabricantes de cementos cola que son los que fabrican este rejuntado para azulejos utilizando de base el cemento blanco le añadieron aditivos antihumedad para que repeliesen el agua y líquidos y no filtrasen.

Este primer paso consiguió reducir que se manchasen las juntas y que se volviesen amarillas o negras ya que al reducir la absorción del rejuntado ya no absorbía tanto como el cemento blanco normal.

Después añadieron más aditivos para que dicho rejuntado de azulejos tuviesen propiedades antihongos, bactericidas y elásticas mejorando muchísimo el producto para rejuntar azulejos.

Así que hoy en día prácticamente ya todos los albañiles utilizan estas bolsas de rejuntado específicas para rellenar las juntas de colocación de azulejos y pavimentos.

Comprar lechada de azulejos para junta fina o junta ancha.

Una de las primeras cosas que debemos tener en cuenta cuando vayamos a un almacén de materiales de construcción a comprar bolsas de rejuntado es tener claro el ancho de la junta de colocación.

Lechada de Azulejos Antihongos, Antihumedad y Antibacterias

Ya que dependiendo del ancho de la junta deberemos optar por sacos de rejuntado para junta fina o junta ancha.

Normalmente se considera junta fina en la colocación de azulejos y pavimentos los que tienen una anchura máxima de hasta 3 mm.

Aunque esto depende del fabricante, ya que algunos sacos de rejuntado de junta fina de algunos fabricantes están recomendadas hasta 5 mm.

Después tenemos los sacos de rejuntado de junta ancha que van de 3 a 15 mm de junta, tamaño que se utiliza normalmente cuando colocamos azulejos rústicos o suelo rústico.

¿Qué ocurre si utilizamos sacos de rejuntado de junta fina en una junta ancha?

Lo que suele ocurrir en estos casos cuando utilizamos un producto diseñado para junta fina en junta ancha es que la misma acaba agrietando.

Ya que estamos utilizando un producto diseñado para anchuras de hasta 3 o 5 mm y si la colocamos en una de 10 o 15 mm acabará agrietando.

¿Por qué la lechada para específica es mejor que el cemento blanco?

El cuarto de baño es un lugar donde habitualmente hay mucha más humedad porque nos solemos duchar o bañar con agua caliente que genera vapor de agua.

Lechada de Azulejos Antihongos, Antihumedad y Antibacterias

A parte estos cuartos de aseo no suelen ser muy grandes y muchos de ellos no tienen una buena ventilación o una ventana que podamos abrir para ventilar la misma.

Por eso el nivel de humedad es mayor y esta humedad queda encima de los azulejos y las juntas de los azulejos.

Los azulejos como son esmaltados no tienen mucha absorción pero las juntas si no usamos un rejuntado específico si no que hemos utilizado cemento blanco entonces sí que tendrán mucha absorción.

El resultado de unas juntas de cemento blanco en el baño suelen ser que las juntas se vuelvan amarillas y que ahí puedan producirse hongos y bacterias.

Con los nuevos sacos de rejuntado específicos que son hidrófugos (repelen el agua) evitan en primer lugar que las juntas de los azulejos absorban esta humedad.

Después como tienen componentes antifúngicos y bactericidas evitan la proliferación de hongos en las juntas y la proliferación de bacterias en las mismas.

Por eso os recomiendo que a la hora de rejuntar los azulejos del baño optéis por estos productos específicos para rellenar las juntas de azulejos en vez de utilizar cemento blanco puro y duro.

¿Y en la cocina cual es la mejor pasta de rejuntado para los azulejos de cocina?

La cocina es otro lugar que tiene bastante batalla ya que ponemos ollas al fuego que generan vapor de de agua que aunque aquí tenemos campana extractora también se acumula vapor en los azulejos y las juntas.

Freímos en la sartén con aceite donde muchas veces saltan gotas de aceite caliente que van a parar a los azulejos de las paredes y a las juntas.

Por lo que si usamos para el rejuntado de los azulejos de cocina cemento blanco normal como tiene absorción absorben estas gotas de aceite penetrando en profunidad.

Y después es imposible limpiarlas.

De ahí que en estos casos para el rejuntado de los azulejos de cocina también es conveniente optar por estas bolsas de rejuntado con propiedad hidrófugas, antihongos y bactericidas.

Así las juntas se mancharán menos y desde luego costará mucho menos limpiarlas que si usamos cemento blanco normal para rejuntar los azuejos de cocina.

¿Cómo aplicar lechada en azulejos y pavimentos?

A continuación detallaremos el proceso sobre cómo aplicar la lechada para azulejos correctamente en azulejos y pavimentos.

Limpieza de las juntas.

Una vez se han colocado los azulejos y pavimentos con cemento cola y han endurecido el paso previo para aplicar el rejuntado es limpiar las juntas de los mismos.

Normalmente cuando se colocan con cemento cola es habitual que algo de exceso de cemento cola rellenen parte de estas juntas.

Por lo que antes de aplicar el rejuntado hemos de eliminar estos excesos de cemento cola.

En estos casos se utiliza una espátula que nos servirá para rascar y eliminar estos excesos de cemento cola para vaciar las juntas y dejar el hueco adecuado para que pueda penetrar el rejuntado.

Si no las vaciamos previamente habrá juntas donde no penetrará el rejuntado y quedará el cemento blanco que absorberá la suciedad y la humedad.

Haciendo que las misma se vuelvan amarillas o negras.

Así que con paciencia y cuidado de no desportillar las plaquetas cerámicas alicatadas repasaremos las juntas con la espátula para vaciar las juntas.

Barrer el polvo generado por el repasado de las juntas y eliminar suciedad.

Después de hacer el trabajo de repasado de las juntas con la espátula con una escoba barreremos el suelo si lo que vamos a aplicar es rejuntado en las juntas del suelo.

Y limpiaremos la pared para eliminar estos restos antes de aplicar la lechada de azulejos sobre los mismos.

Preparar la mezcla de lechada de azulejos y agua.

En un cubo limpio o capazo de construcción limpio echaremos una pequeña cantidad de agua y con una catalana (paletina de albañil) iremos echando parte del contenido de la bolsa de rejuntado.

E iremos mezclando hasta conseguir un caldo espeso de lechada de azulejos.

En el suelo se suele hacer más líquido y en las paredes algo más espeso para que la gravedad no haga que se vacíen las juntas.

No hay que preparar todo el saco de rejuntado de una vez.

Aplicar la lechada en un tramo de los azulejos y pavimentos que vayamos a rejuntado.

Con una escoba limpia y que vayamos a tirar mojaremos la mezcla de rejuntado y agua y aplicaremos sobre los azulejos a rejuntar o sobre el pavimento.

Si hemos de repetir la operación para que la junta quede rellena lo haremos.

No hemos de escampar más de 2 o 3 m2 de junta para azulejos ya que si se pone dura después cuesta mucho de quitar.

Y sobre todo prestar precaución cuidado con esto si las tareas de rejuntado las hacéis en verano donde la temperatura es alta y entonces el proceso de endurecimiento es mucho más rápido.

Con una llana de goma extenderemos y haremos que penetre el rejuntado en las juntas.

Después de aplicarlo con una escoba por ejemplo usaremos una llana de goma para ir extendiendo el líquido de rejuntado y apretando en las juntas para que penetre perfectamente.

Lechada de Azulejos Antihongos, Antihumedad y Antibacterias

Esto nos permitirá eliminar parte del exceso de rejuntado que queda sobre la baldosa cerámica e ir repasando por encima de las plaquetas cerámicas para que penetre bien el rejuntado.

Y de ahí que no haya que extender mucho, no más de 2 o 3 m2 porque después con la llana de goma nos permitirá abarcar más cantidad de metros.

Pero nunca más de 5 m2 porque como seque costará mucho limpiarlo.

Insisto en esto, porque en mi primer año como peón de albañil en verano extendí mucha cantidad en los azulejos de una cocina y después sudé la gota gorda para poder limpiarlo.

Así que os hablo por experiencia que llevéis cuidado sobre este aspecto.

Cuando empiece a fraguar limpiar con una esponja húmeda o talocha con esponja los azulejos.

Cuando veamos que empieza a fraguar la lechada sobre los azulejos con una esponja húmeda o con una talocha con base de esponja la mojaremos y limpiaremos.

Esto nos permitirá eliminar la lechada que ha quedado sobre el esmalte del azulejo y después nos costará menos limpiar y dejar acabado el rejuntado.

Rebajar las juntas con una pinza o madera.

Cuando rejuntamos las juntas quedan muy gruesas, por eso cuando está empezando a fraguar el material con una pinza o una madera rebajaremos la junta del azulejo.

El rebajado depende del gusto del colocador, pero normalmente, en azulejos y pavimentos con bisel la junta de lechada ha de quedar por debajo del bisel de la plaqueta cerámica.

Así estéticamente quedará mejor a parte evitaremos que la suciedad se acumule en las mismas cuando barramos o freguemos el suelo o los azulejos de la pared.

Limpiar con estopa o sisal las baldosas cerámicas.

Para hacer la limpieza final de la lechada de azulejos aplicada cogeremos un trozo de estopa o sisal y limpiaremos a mano en seco los azulejos.

Así eliminaremos los últimos restos de rejuntado que hayan quedado sobre el esmalte de las baldosas cerámicas y el proceso de rejuntado y la aplicación de lechada de azulejos habrá terminado.

Esperar 48 horas antes de limpiar o fregar el suelo.

Deberemos espera unas 48 horas para que el rejuntado endurezca perfectamente.

Después ya podremos barrer o fregar el suelo para dejar limpios los trabajos de albañilería.

Si fregamos antes, como el rejuntado no habrá endurecido corremos el riesgo de manchar la junta en profunidad y después

¿Cómo quitar lechada de azulejos después de haber terminado la obra?

Si los albañiles no han sido muy curioso es posible que cuando rejuntaron no lo hiciesen del todo bien y hayan dejado restos de rejuntado incrustados en azuejos y pavimentos.

Esto habitualmente es fácil de ver porque se ven zonas más mates o empañadas en los azulejos y pavimentos.

Y esto es debido a que la tarea del rejuntado no se hizo con el cuidado que se debía.

Una vez que ha endurecido el material cuesta limpiarlo y para ello después de terminar la obra se ha de utilizar un desincrustante ácido.

Dependiendo de la cantidad de suciedad este desincrustante ácido se utilizará directamente sobre los restos de lechada o mezclada con agua caliente.

¿Cómo limpiar lechada seca sobre azulejos y pavimentos?

Si habéis extendido mucha cantidad y la lechada se ha secado veréis que os cuesta mucho limpiarla (como he comentado más arriba y que a mí me pasó en mi primer año de peón de albañil).

Entonces si no es mucha la cantidad a base de esfuerzo con la estopa suele salir, pero no siempre y dependiendo del tipo de azulejo sobre el que se haya aplicado.

En otros casos para limpiar la lechada seca hay que recurrir al uso de maquinaria, un máquina parecida a una pulidora, parecida a un taladro donde en su punta se coloca una mopa limpiadora.

Es trabajo extra y pérdida de tiempo y dolores de cabeza que evitaréis si la aplicación de la lechada sobre los azuejos la hacéis correctamente.

Caso especial aplicar lechada sobre pavimentos porosos o rugosos.

Hay un caso especial que también hay que tener en cuenta, y es cuando hemos de hacer el rejuntado con lechada sobre pavimentos rugosos o porosos.

Los típicos pavimentos antideslizantes acerados que tienen rugosidaddes que hacen que sean antideslizantes pero que sobre los mismos cuesta mucho eliminar la borada.

Porque al penetrar la borada dentro de estas rugosidades cuesta mucho de limpiar.

En estos casos es conveniente antes de aplicar el rejuntado hay un producto parecido al látex que se debe aplicar antes de echar la lechada sobre estos materiales rugosos.

Así impedirá que la borada penetre en los huecos del pavimento y que después nos sea prácticamente imposible de limpiar.

Consultar al almacén de materiales de construcción sobre este producto.

Colores lechada de azulejos

Otra característica muy recomendable de la lechada de azulejos en sacos que podemos encontrar en los materiales de construcción es que podemos encontrarla en diferentes colores ya premezclados.

Antiguamente cuando se utilizaba el cemento blanco puro y duro para rejuntar cuando queríamos que la lechada de azulejos tuviese un color determinado.

Normalmente el color más parecido posible al color de la baldosa cerámica que habíamos colocado debíamos añadirle manualmente un tinte para conseguir el color deseado.

Esto tenía el problema que como las cantidades se echaban a ojo, podíamos tener diferentes tonalidades de color en las juntas del suelo.

Hoy en día esto no ocurre ya que tenemos un amplio catálogo de lechada de azulejos con colores ya predosificados.

Así todas las bolsas de junta que compremos de la misma marca y la misma partida tendrán el mismo tono.

De esta manera podremos ir rejuntado azulejos y pavimentos según se vaya terminando el alicatado y tendremos la seguridad que el color y tono de la pasta de rejuntado será el mismo en toda la casa.

Eso sí, hemos de comprar la misma marca y la misma partida, ya que entre partida y partida puede variar algo el tono del rejuntado.

Así que comprad suficientes sacos de rejuntado para la cantidad de m2 de azulejo y pavimento a rejuntar para que sean igual de color y tono.

Y si queremos conseguir algún color concreto que no está en la carta de colores de la marca de lechada de azulejos o bien deberemos buscar otro fabricante.

O bien deberemos utilizar un tinte con el peligro que hemos comentado de no conseguir el mismo tono en todo el rejuntado de la casa.

Lechada de azulejos para exteriores.

A la hora de comprar una lechada de azulejos sobre todo si vamos a colocarla en el exterior hemos de preguntar al almacén de materiales de construcción si es apta para exteriores.

Normalmente estas boradas de azulejos para exterior tienen la característica de que son flexibles.

Y por lo tanto aguante las contracciones y dilataciones por cambios de temperaturas que se producen en el exterior de la casa.

Suelen denominarse o poner como característica en el saco de rejuntado que es CGWII para indicar que son flexibles y aptas para exterior.

Pero en todo caso para mayor seguridad preguntad al almacenista de materiales de construcción.

Lechada de azulejos para azulejos y pavimentos porcelánicos microbiselados

La mayoría de azulejos y pavimentos porcelánicos suelen microbiselados (tienen un bisel muy fino) que hace que la junta de colocación quede bastante fina.

O son materiales rectificados (canto vivo) donde en este caso la junta también que queda es muy fina.

En estos casos es recomendable el uso de boradas de azulejos que estén realizadas con cuarzo que presentan unos cantos más redondeados y en juntas finas quedan muy bien.

Dentro de las marcas de lechada para azulejos mejor baloradas por la calidad de los materiales de fabricación que utilizan está la junta de azulejos Kerakoll.

Concretamente la junta que se denomina fugabella de kerakoll:

Lechada de Azulejos Antihongos, Antihumedad y Antibacterias

VER PRECIO EN TIENDA —>

¿Cuál es el precio de las bolsas de junta para azulejos?

El precio de las bolsas de rejuntado variará en función en primer lugar de la cantidad de kg de la bolsa o saco que compremos.

La mayoría de fabricantes tienen el mercado bolsas de junta para azulejos de 5 kg., pero algunos tienen también de 3 kg. y de 1 kg.

Y después podemos encontrar sacos de junta para azulejos de 20 o 25 kg. que se compran cuando la cantidad de rejuntado que hemos de realizar es mayor.

Después tenemos que hay algunos colores de rejuntado para azulejos que tienen precios más altos ya que utilizan mayor cantidad de pigmentos y estos son más caros, cmo el verde o el rojo sangre.

Como precio medio normal de las bolsas de rejuntado que podemos encontrar en los almacenes de materiales de construcción es sobre 5 euros con iva incluido los colores normales.

¿Cuál es el rendimiento de la pasta de juntas de azulejo?

Es importante conocer aproximadamente la cantidad de pasta para juntas que vamos a necesitar para rejuntar el pavimento o los azulejos comentado para comprar todo de la misma partida y que así sea toda del mismo tono.

Lechada de Azulejos Antihongos, Antihumedad y Antibacterias

La mayoría de fabricantes tienen unas tablas que nos pueden servir de guía para calcular aproximadamente la cantidad de pasta para juntas que vamos a necesitar.

Esta cantidad de rejuntado que vamos a necesitará estará en función del tamaño de la junta, a más anchura de la junta y profundidad más cantidad nos entrará.

Y también está en función del tamaño de la plaqueta cerámica que hayamos colocado, ya que a piezas más pequeñas habrá más cantidad de juntas.

Una tabla que os puede servir de guía es la siguiente:

CERAMICA

(cm)

PROFUNDIDAD

(mm)

ANCHURA

(mm)

CONSUMO

(kg/m2)

20×20850,9
25×2512101,7
33×331080,9
45×4510151,1

Cuando es junta fina el rendimiento de la pasta para rejuntar azulejos y pavimentos es alta y necesitamos pocas bolsas.

Pero conforme la junta es más ancha y profunda como suele ocurrir con los azulejos y pavimentos rústicos la cantidad que entra de producto ya es importante.

Y hemos de tenerlo en cuenta para que sea toda de la misma partida y que el tono sea igual en todas las juntas.

 

Summary
Lechada de Azulejos Antihongos, Antihumedad y Antibacterias
Article Name
Lechada de Azulejos Antihongos, Antihumedad y Antibacterias
Description
¿Quieres SABER cuál es la LECHADA DE AZULEJOS recomendada para rellenar las juntas de colocación del alicatado y cómo es la APLICACIÓN de boquilla o borada CORRECTA?
Author
materialesalicante.com