Parrilla barbacoa. Accesorios, tipos y modelos.

Dentro de los accesorios para barbacoas, uno fundamental es la parrilla barbacoa ya que sin éste accesorio no podríamos hacer la carne a la brasa que tanto nos gusta.

Así que en este artículo vamos a hablar sobre este indispensable accesorio para barbacoas y veremos los diferentes tipos de parrillas para barbacoas que podemos encontrar en el mercado, hablaremos de las medidas de estas parrillas, del material con el que podemos encontrarnos que estén fabricadas y del mantenimiento y limpieza de estas parrillas.

Tanto si hemos optado por la compra de una barbacoa prefabricada que habitualmente ya suele venir con sus accesorios y sobre todo con la parrilla para la barbacoa, como si somos más atrevidos y manitas y nos hemos lanzado al diseño de una barbacoa y a la construcción de la misma, hemos de pensar el tipo de parrilla que vamos a usar dentro del hueco de la barbacoa donde tendremos las brasas, ya que en función del mismo, puede que el diseño cambie, según las necesidades de espacio de la parrilla que vayamos a utilizar.

¿Parrilla para o cajón barbacoa?

Una vez hemos terminado la construcción de nuestra barbacoa de obra con ladrillos refractarios, la probamos para comprobar que no haga humo y que la hemos construido bien, llega el momento de darle uso y hacer una parrillada o barbacoa.

Para ello utilizaremos o bien una parrilla clásica o bien un cajón barbacoa.

La parrilla clásica está compuesta por una serie de varillas separadas entre sí unos cuantos centímetros, normalmente con dos hojas que nos servirán para aprisionar la carne, pescado o verduras y poder darle la vuelta sin problemas y para que no se nos caiga al fuego.

El uso de esta parrilla barbacoa clásica implica que el fuego lo haremos directamente encima de los ladrillos refractarios de la base de la barbacoa, lo que puede implicar cierta dificultad a la hora de encender el fuego y hacer las brasas, ya que estos ladrillos refractarios no tienen entrada de aire en la parte de abajo que avive las llamas, por lo que a la hora de encender el fuego deberemos utilizar troncos finos y secos en la parte de abajo, y troncos más gruesos en la de arriba, y utilizar o bien papel de periódico o unas pastillas de encendido del fuego.

El aporte de oxígeno para la combustión de la leña se hace a través de la boca de la barbacoa de obra, por lo que la misma tiene que estar en una estancia o habitación medianamente grande, cuña corriente de aire sea de la puerta hacia la boca de la barbacoa, para que el humo salga por el tubo hacia arriba, si no podemos tener problemas de revoco de humos.

El uso directo del fuego encima del ladrillo refractario puede ocasionar que con el tiempo los mismos se deterioren o que el cemento utilizado para pegar estos ladrillos refractarios acaben deteriorándose y desprendiéndose, por lo que con el tiempo y el uso deberemos tener la precaucación de habernos guardados unos cuántos ladrillos de recambio por si necesitamos cambiar algunos.

Este hecho hace que muchas personas encima de los ladrillos refractarios coloquen unas planchas de hierro de un centímetro de grosor habitualmente para realizar el fuego encima y que no esté en contacto directo con los ladrillos refractarios, o la opción también habitual de utilizar un cajón barbacoa que se coloca encima de los ladrillos refractarios.

El cajón barbacoa está compuesto por una “caja” rectangular de hierro, donde entre medias está situado el cajón recogecenizas que sirve a parte de para recoger la ceniza de entrada de aire primario por abajo a la leña que situaremos encima de la parrilla de hierro forjado, en la parte de arriba del cajón barbacoa y que quedará a una distancia de la parrilla de la barbacoa donde colocaremos la carne (como en el caso anterior).

Parrilla barbacoa. Accesorios, tipos y modelos.

VER EN TIENDA OTROS MODELOS Y PRECIOS –>

La ventaja del uso de estos cajones barbacoas que llevan incorporada la parrilla barbacoa es que resulta más cómodo y fácil encender fuego y hacer brasas, ya que abriendo o cerrando el cajón regularemos la combustión y la altura de las llamas, o avivaremos más o menos las brasas a nuestro gusto, consiguiendo con las mismas duren más.

Otra de las ventajas es que como el fuego no estará en contacto directo con los ladrillos refractarios, el cuerpo de la barbacoa de obra nos durará más años, por eso muchas personas optan por el uso de estos cajones barbacoas dentro de sus .

Aunque esto ya es cuestión de gustos y sobre todo de experiencias personas.

Las personas que han utilizados parrillas para barbacoas clásicas haciendo fuego y la parrillada encima del ladrillo refractario prefererirán esta opción, y los que no, la otra. Las dos son igualmente válidas para conseguir una buena barbacoa de carne a la brasa.

Parrilla para barbacoa con patas

Parrilla barbacoa. Accesorios, tipos y modelos.

VER EN TIENDA OTROS MODELOS Y PRECIOS –>

Para mí este modelo de parrilla barbacoa con patas es el modelo más clásico, el de toda la vida, al menos desde mi niñez es el que siempre han utilizado mis padres para hacer la carne a la brasa bien en la o bien en la barbacoa.

Posee unas patas de entre 4 a 5 centrímetros dependiendo del modelo parrilla barbacoa con patas que compremos para no estar en contacto directo con las brasas y que no se queme la carne.

Posee una doble hoja para colocar en medio la carne y cerrando las hojas la misma quede aprisionada entre los hierros.

Con un mano con anilla de cierre de seguridad como podemos ver en la foto de la parrilla barbacoa para tener más seguridad de que no se nos va a abrir la parrilla cuando le demos la vuelta, y con el mango para poder darle la vuelta para conseguir el punto de asado de la carne que queramos.

¿Cómo se usa la parrilla barbacoa con patas?

Imagino que todo el mundo conoce el modo de usarla, pero como puede que algunas zonas no sea conocida, vamos a explicar cómo hacerlo.

Lo primero que se hace con la parrilla, tanto si es nueva como si ya ha sido usada en otras veces, cuando haya cierta cantidad de fuego en la barbacoa de obra o en la chimenea, es colocarla dentro de la misma para que el fuego caliente los hierros y queme cualquier suciedad que pudiera tener.

Pasados unos 15 o 20 minutos que el fuego haya hecho su efecto de limpieza de la parrilla la sacados y la colocamos en el suelo habitualmente cerca de la barbacoa o chimenea.

La ventaja de las patas es que evita que esté en contacto con el suelo, por lo que perfectamente abrirmos la parrilla barbacoa con patas dejando las dos hojas abiertas, como en cada lado lleva patas, la misma queda abierta sin peligro de que cualquier suciedad del suelo pueda afectar a la carne.

Vamos colocando la verdura, o la carne (se nota que soy más carnívoro, aunque la carne a la brasa también sale expectacular, lo mejor, combinarlo desde mi punto de vista), horizontalmente, en contra del sentido de los hierros de separación, para, sobre todo si vamos a asar longanizas o morcillas se puedan caer por los huecos.

En el caso de chuletas o pechuga de pollo, una vez colocadas horizontalmente se les echa sal para que la carne absorba la misma (algunas teorías nuevas dicen que es mejor echar la sal después, pero a mi particularmente me gusta echarla antes, podéis probar de las dos formas a ver cuál os gusta más), se cierra las hojas de parrilla barbacoa, se pone el cierre de seguridad del mando y se le da la vuelta y se sazona por el otro lado.

Una vez tenemos listas las brasas (que no sea fuego), si no brasas, colocamos encima la parrilla barbacoa para que se vaya asando la carne. Según queramos la carne más hecha o menos la dejaremos más o menos tiempo.

Y le damos la vuelta para que se haga por el otro lado.

Una vez terminada la sacamos de dentro de la barbacoa de obra o chimenea, quitamos el cierre de seguridad, abrimos las hojas, y con unas pinzas vamos colocando la carne asada en una fuente y ya está lista para servir y poder disfrutar del magnífico sabor de la carne a la brasa.

Parrilla para barbacoa de obra

Parrilla barbacoa. Accesorios, tipos y modelos. VER EN TIENDA OTROS MODELOS Y PRECIOS–>

Aquí podemos ver una parrilla para barbacoa de obra que se coloca entre los huecos de los ladrillos bien caravistas o ladrillos refractarios de los pilares de la barbacoa.

Cuando se construye una barbacoa de obra, los pilares que se hacen con ladrillos caravistas o ladrillos también refractarios sujetos con mortero, suele dejarse entre medio o un centímetro de pasta desde el borde de los ladrillos hasta la pasta.

A parte de que se consigue un mejor efecto estético para así tener un diseño más rústica, nos sirve para poder colocar una parrilla para barbacoa encajada entre estos ladrillos.

Estas parrillas para barbacoas de obra, a diferencias de las parrillas para barbacoas con patas sólo poseen una hoja y para dar la vuelta a la carne deberemos utilizar unas pinzas.

La ventaja de estas parrillas barbacoas para obra es que podemos encajarlas a diferente altura según nos interese hacer el asado a diferencia de las parrillas barbacoas con patas que quedan a pocos centímetros de las brasas.

De esta manera tarda algo más de tiempo en asarse la carne, pero también conseguimos que se ase más lentamente, por lo que la carne suele salir menos seca.

Existen diferentes medidas para estas parrillas para barbacoas de obra, pero es difícil encontrar con medidas mayores a 80 cm, ya que si las varillas de acero o hierro son muy largas las mismas acaban deformándose, cuestión que hemos de tener en cuenta cuando vamos a realizar el diseño de la barbacoa y su construcción. Ya que si hacemos una barbacoa de obra con una boca muy grande no encontraremos en el mercado parrillas para barbacoa de obra que se ajusten a boscas grandes de barbacoas, ya que no se fabrican porque se acaban doblando.

Posee unas asas con las que empujar a través de los rieles de los ladrillos de los pilares de la barbacoa la misma hacia adentro y hacia afuera cuando hemos de sacar la carne.

Parrilla barbacoa extensible

Parrilla barbacoa. Accesorios, tipos y modelos.

VER EN TIENDA OTROS MODELOS Y PRECIOS –>

Aquí tenemos otra parrilla barbacoa para barbacoas de obra pero con la particularidad de que los laterales son extensibles y así podemos ajustar el ancho a la medida de nuestra barbacoa.

Como comentamos, cuando se decide construir una barbacoa de obra si no lo hacemos con un diseño y medidas digamos standard nos podemos encontrar el caso de que tengamos un ancho con el que nos es difícil encontrar una parrilla que encaje en el ancho de los ladrillos de los pilares.

Viendo esta necesidad algunos fabricantes de parrillas para barbacoa han fabricado unos modelos cuyo ancho se puede ampliar y reducir y de esta manera poder ajustarlo a nuestras necesidades.

Básicamente esta parrilla barbacoa es como el modelo anterior pero con el detalle de ser extensible en ancho y así podremos ajustar a la anchura de nuestra barbacoa.

Parrilla para barbacoa con manivela, elevable o argentina

Parrilla barbacoa. Accesorios, tipos y modelos.

Aquí podemos ver una parrilla barbacoa con manivela fabricada en acero inoxidable y con sistema recogegrasas.

Estas parrillas barbacoa con manivela se caracgerizan porque son elevables. Con la manivela podemos subir en altura o bajar la parrilla para que esté más cerca del fuego o menos, para que el asado sea más rápido o menos.

También se denominan parrillas barbacoas argentinas porque en argentina es muy común hacer el asado con unas parrillas que se pueden regular en altura a diferencia de las tradicionales de aquí que suelen estar más cercas de las brasas.

Al poder regularlas en altura la carne tarda más tiempo en asarse, pero al cocinarse más lentamente suele sacar un jugo y sabor diferente.

En canarias también son típicas este tipo de parrillas barbacoas con manivelda, y de hecho a nivel nacional se han puesto de moda recientemente.

En función de las medidas de nuestra barbacoa, podemos elegir entre parrillas barbacoas con manivela de ancho 60, 70, 80, 90 o 100 cm.

El sistema recogegrasas consiste en una chapa donde la grasa que cae de la barbacoa por los rieles discurre por la misma hasta el depósito situado a la derecha de la parrilla, así tendremos más limpia la barbacoa, e incluso podemos usar este jugo para añadirlo a la carne si nos apetece.

Este sistema de parrilla con manivela existe en la opción de parrilla barbacoa y cajón barbacoa, por si queremos meter dentro de la barbacoa un cajón barbacoa para que el fuego no esté en contacto con los ladrillos refractarios.

¿De qué materiales se fabrican las parrillas barbacoas?

Básicamente existen dos tipos de materiales con los que se fabrican las parrillas barbacoas, por un lado está el acero cromado, que dependiendo del grosor del hierro será más o menos duradera, ya que contra más finas más pronto se doblan las varillas por efecto del calor.

Y de acero inoxidable o acero inox, las parrillas de acero inox tienen un precio más elevado que las anteriores, aunque son más duraderas, ya que no se oxidan, y siempre son más fáciles de limpiar.

¿Qué medidas tienen las parrillas para barbacoas?

En el mercado podemos encontrar diferentes medidas de las parrillas para barbacoas, pero la mayoría no superan los 80 cm de ancho, ya que medidas más grandes suelen hacer que se doblen fácilmente.

Las medidas más habituales de las parrillas barbacoas son de 60 cm de ancho x 40 cm de fondo, que son el tipo de barbacoas prefabricadas que más se venden.

Si tenemos una barbacoa más grande podemos pedir a un herrero que nos haga el trabajo del soldar una parrilla con las medidas que nosotros tengamos, aunque lo recomenable es que no sean mayores de 80 cm.

Si tenemos una barbacoa industrial, o una barbacoa de restaurante que suelen ser mucho más grande, lo más habitual es tener dos compartimentos de parrillas.

Por ejemplo si tenemos una barbacoa de obra de 120 cm, lo habitual es hacer dos parrillas de 60 cm de ancho separadas por un riel.

¿Las parrillas para barbacoas de carbón valen para leña?

La respuesta es no. El fuego produce más calor que el carbón, por lo que las parrillas para barbacoas de carbón suelen ser más flojas que las de leña.

Al igual que ocurre con las barbacoas de carbón, en las que si no están preparadas no podemos utilizar leña, ya que nos acabarían doblando la chapa a los pocos encendidos (lo he probado).

Por eso siempre lo recomendable es utilizar cada producto para lo que el fabricante lo haya diseñado, si no queremos perder la garantía y perder el dinero, por haber utilizado una parrilla pensada para carbón con fuego.

¿Cómo limpiar parrilla barbacoa?

Como hemos comentado las parrillas para barbacoas las podemos encontrar con dos tipos de materiales básicamente de acero cromado y las de acero inox.

Las de acero cromado son como las sartenes, por lo que a la hora de limpiarlas no es conveniente hacerlo con un estropajo que pueda rayar el cromado, ya que la carne se pegaría y se acabaría oxidando.

Lo mejor es directamente al juego y que se queme cualquier suciedad que pudiera tener.

En el caso de que tenga mucha suciedad se puede utilizar un papel de cocina mojado en aceite para limpiar las mismas.

En el caso de acero inoxidable, como el material es más duro y resistente podemos limpiarlo con un estropajo y jabón, aunque también es preferible utilizar uno delicado para no rayar el acero inox.

En otro artículo más, gracias por leerme, un saludo!!

Recientemente encontrado por:

  • hacer parrilla de hierro elevable
[Total:0    Promedio:0/5]

¿Aún no está suscrito al blog?

Suscríbase a nuestro feed y recibe las publicaciones en tu email gratis:

PARA ESCRIBIR UNA CONSULTA HAS DE DARLE A UN ME GUSTA (un poco más arriba)