Pintura anticalórica para estufas de leña ¿spray o brocha?

Hoy vengo a hablar de la pintura anticalórica para estufas de leña y de si es mejor comprar esta pintura anticalórica en spray o en pintura líquida para aplicarla con brocha.

La pintura anticalórica es el acabado exterior de y chimeneas, salvo que sean estufas de leña esmaltadas o tubos vitrificados, donde el acabado exterior es brillante vitrificado.

Esta pintura anticalórica con el que se terminan estufas y chimeneas sirven para proteger el acero o hierro colado de la acción directa del calor así como de los agentes que atacan al hierro.

Esta pintura está fabricada con unos elastómeros que adquieren su dureza final después de varios encendidos y apagados de la estufa de leña, por eso recomienda sobre todo en los primeros encendidos no poner ningún jarrón ni nada que pudiera dejar la marca en la pintura que todavía está floja.

Las primeras veces que encendemos la estufa de leña cuando es nueva es habitual que la pintura anticalórica para estufas de leña produzca un vaho que podemos confundir con humo que puede irritarnos los ojos, por eso recomiendan que los primeros encendidos en de las estufas de leña se haga con las ventanas abiertas para tener una buena ventilación y que se vaya el humo que genera la pintura anticalórica para estufas de leña.

Algunos fabricantes están invirtiendo en investigación y están sacando un tipo de pintura que no emite olores ni humo en los primeros encendidos, supongo que con el tiempo todas las marcas harán lo mismo, pero de momento que yo conozca en el mercado nacional sólo hay un fabricante de chimeneas que utiliza esta pintura anticalórica para estufas de leña que no produce humos ni olores.

Resistencia de la pintura anticalórica para estufas de leña

Casi todos lo modelos de pintura anticalórica para estufas de leña que conozco presentan un resistencia térmica de 600 ºC que es una temperatura suficiente para estufas de leña y chimeneas, ya que en el funcionar normal de las estufas de leña y chimeneas, las temperaturas que se alcanzan están entre 300 ºC y 450 º C, por lo que comprando una pintura anticalórica para estufas de leña resistente 600 ºC es suficiente para nuestra estufa.

He visto algún modelo de pintura anticalórica para estufas de leña que es capaz de soportar hasta 900 ºC de temperatura, pero con los 600 ºC es suficiente, aunque como suele decirse contra más azúcar más dulce.

¿Es mejor pintura anticalórica en spray o líquida para aplicar con brocha?

La calidad de la pintura anticalórica para estufas de leña es la misma en spray que en forma líquida y para aplicar con brocha, pero para el que va a comprar esta pintura anticalórica, lo mejor desde mi punto de vista es comprar la pintura anticalórica en spray porque se aplica más fácilmente que con brocha y los acabados son mejores.

Para aplicar la pintura anticalórica con brocha hay que tener buena mano para que no se queden surcos de las brochadas y que no se queden capas más altas que otras.

Aplicar la pintura anticalórica en spray es más fácil.

¿Cómo aplicar la pintura anticalórica en spray?

Antes de aplicar la pintura anticalórica en spray sobre nuestra estufa de leña o chimenea lo primero que hemos de hacer es pasar un paño limpio para eliminar los posibles restos de polvo que pudieran tener.

En el caso de que se vaya a aplicar la pintura anticalórica en spray sobre tubos pintados negros o antracita haremos lo mismo, eliminaremos con un paño el polvo.

Si lo que queremos es quitar el óxido de una pieza de la estufa o chimenea y sanearla, con una lija de grano grueso rasparemos la pieza metálica oxidada hasta el eliminar el óxido y encontrar el hierro sano.

Después limpiaremos la suciedad con el trapo y ya estamos listos para aplicar la pintura anticalórica en spray.

Lo mejor es poner un cartón gran en el suelo, preferiblemente en una habitación donde tengamos pocos muebles, para manchar lo menos posible.

Si el bote de pintura anticalórica en spray es nuevo, lo correcto es sin apuntar a la pieza de la estufa que queremos pintar, si no apuntado al cartón del suelo o a un trozo de cartón suelto que tengamos, apretar sobre el spray para que salga la primera cantidad de pintura anticalórica, ya que muchas veces, este primer uso de la pintura anticalórica en spray tira una primera gota gruesa que si estuviésemos enfocando a la estufa de leña o al tubo se quedaría adherida al mismo.

Después de comprobar que la pintura anticalórica para estufas de leña en spray funciona correctamente, ya podemos aplicarla sobre la chimenea, estufa de leña, tubo o pieza que queramos pintar.

Colocaremos el bote de spray entre 20 a 30 centímetros de la pieza y apretaremos el botón del spray de manera firme para que empieza a salir la pintura anticalórica, e iremos desplazando el spray de pintura anticalórica por las zonas que queremos pintar.

No es bueno estar mucho tiempo enfocando en un sitio porque se formaría capa líquida y chorrearía por la pieza que estamos pintado quedando un feo goterón.

Como esta pintura suele sacar rápido, es preferible aplicar un poco por todo, dejar secar y volver aplicar otra capa de pintura anticalórica en spray hasta que quede todo del mismo color sin clareos.

Si os pasáis echando cantidad os chorreará y es muy difícil de limpiar, quedándose el fallo en el pintado.

En el caso de que tengáis que pintar una parte de la estufa de leña que no podéis quitar de la misma, o una parte que está cerca al cristal, es conveniente tapar con papel los trozos sobre los que no queremos que incida la pintura anticalórica en spray para estufas de leña, porque al ser spray su partículas se expanden mucho y si nos manchan el cristal después cuesta quitar esta pintura anticalórica del cristal.

Una vez aplicada, dejamos secar entre 24 a 48 horas para que quede bien adherida al metal y ya podemos volver a encender la estufa o la chimenea.

Se te agrieta la pintura anticalórica del tubo pintado o de la estufa: te has pasado cargando de leña la estufa.

Como hemos hablado en otros post del blog de estufas de leña, el hecho de que la cámara de combustión de la estufa de leña o chimenea sea grande no implica que debamos llenarla hasta los topes de leña.

De hecho si nos hemos leído el libro de instrucciones de uso de la estufa o chimenea el fabricante indicará la cantidad de leña recomendada en cada carga, que normalmente suele 2/3 de la cámara de combustión.

El llenar a tope la estufa o hara que se sobrecaliente las piezas, y dilaten más haciendo sufrir a los elementos de hierro que la componen, pudiendo abombar la chapa de la estufa, incluso romperla, y en el caso de los tubos igual.

Si lo tubos de la estufa de leña son pintados y se agrieta la pintura o se cae la pintura, lo más probable es que hayas sobrecargado la estufa de más, y el calor haya hecho dilatar los tubos de la estufa de leña hasta el extremos de agrietar y cuartear la pintura anticalórica para estufas de leña.

El tubo se puede volver a repintar, pero si continuamos con esa costumbre es posible que en pocos años nos carguemos la estufa del eña.

Comprar pintura anticalórica para estufas de leña en spray.

Muchos fabricantes de estufas de leña y chimeneas envían junto con la estufa o chimenea que compremos en su interior a parte del libro de instrucciones, un bote de pintura anticalórica extra del mismo color que la estufa que hemos comprado, por si al montarla recibe algún quite,o golpe, o si con el uso, al meter un tronco por ejemplo, damos un golpe a la estufa y hacemos que salte la pintura de la misma.

Como digo muchas lo hacen, pero no todas.

Y lo cierto es que es un buen detalle que el fabricante nos envíe un bote de pintura anticalórica en spray de su marca que tendrá el mismo color que el que está pintada la estufa, ya que puede ocurrir que si compramos una pintura anticalórica de otra marca el color de la pintura anticalórica del bote en espray que hemos comprado no sea del mismo tono que el resto de la estufa de leña notándose el parche.

Por lo que si podemos, y es para pintar alguna parte exterior de la estufa y no toda la estufa, es ir donde compramos la estufa de leña y pedir un bote de pintura en spray de la misma.

El precio de los botes de pintura anticalórica para estufas de leña de marcas concretas suelen tener un precio más alto que los botes de pintura anticalórica en spray que podemos comprar en una ferretería o en una tienda de pinturas, pero si queremos que sea del mismo tono y color nos tocará pasar por el aro.

Comprar pintura anticalórica online

Hoy gracias a internet, y como sabéis siempre suele poner alguna enlace algún enlace a tiendas donde venden los productos de los que hablo en mis post para que tengamos la posibilidad de ver diferentes precios y encontrar más ofertas, vamos a ver los botes de pintura anticalórica en spray que podemos encontrar por internet y comprar.

Pintura anticalórica 400 m.l. 600 ºC

La cantidad de pintura que lleva el bote es un factor que hace que su precio sea más o alto o menos alto.

Lo habitual son botes grandes de 400 m.l. como este o botes más pequeños de unos 270 m.l.

Pintura anticalórica para estufas de leña ¿spray o brocha?

VER PRECIO DE OFERTA EN TIENDA –>

Pintura anticalórica en spray color negro 270 m.l. Novasol

Pintura anticalórica para estufas de leña ¿spray o brocha? VER PRECIO DE OFERTA EN TIENDA –>

Aquí tenemos otra bote de pintura anticalórica negra resistente hasta 600 ºC. Este bote de pintura es más pequeño que el anterior y tiene 270 m.l. que más menos sirve para pintar una superficie de 1 m2 aproximadamente. Aunque en este post estamos hablando de pintura anticalórica para estufas de leña, lo cierto es que esta pintura anticalórica no sólo se utiliza para las estufas de leña o chimeneas, si no que se utiliza para pintar metales expuestos a calor, por lo que esta pintura anticalórica se utiliza también para tubos de escapas, chapas de coche cercanas al motor, etc. El tiempo de secado de esta pintura a una temperatura ambiente de 20 ºC es de 30 min superficialmente y de forma total en 1 h, pudiendo repintarse pasados 30 minutos. Las opiniones de los clientes que han comprado esta pintura anticalórica y la han usado en pintar tubos de escape y partes de una moto son muy buenas, recomendando la compra de esta pintura anticalórica.

Pintura anticalórica en bote para brocha

Pintura anticalórica para estufas de leña ¿spray o brocha?

VER PRECIO DE OFERTA EN TIENDA –>

Aquí tenemos un bote de pintura anticalórica pero esta vez de ser en spray es para aplicar con brocha de una marca de pinturas muy conocida, Titan, que como hemos dicho es otra opción para poder aplicar la pintura para chimeneas.

Colores pintura para chimeneas

Normalmente el color principal en el que encontramos los botes de pintura para estufas de leña son de color negro o antracita que es el color que habitualmente suelen tener casi todas las estufas de leña y chimeneas.

Pero como he dicho, la pintura anticalórica no sólo se utiliza para aplicar sobre estufas de leña y chimeneas si no para sitios expuestos a altas temperaturas como tubos de escape, chapas del motor de los coches, zonas cercanas a calderas de leña , existen por ejemplo otros colores de pintura anticalórica, no hay tanta variedad o gama de colores como en pinturas normales pero podemos encontrar pintura anticalórica blanca, o pintura anticalórica metalizada, por si nos fuese necesario comprarlas con este color.

Pinchando sobre cualquiera de los enlaces que os he puesto debajo de los botes de pintura anticalórica para estufas de leña accedéis a la tienda donde podéis comprarla y tienen también estas pinturas anticalóricas con otros colores no sólo negro o antracita.

Pintura calórica Bronpi

Si tenemos una estufa o chimenea de la marca Bronpi podemos encontrarnos dos colores de pinturas calóricas de acabado las de color antracita y las de color negro.

Aunque son colores parecidos los tonos son diferentes, y es importante tener en cuenta el color que tenemos en nuestra estufa si vamos a comprar una pintura calórica para reparar algún arañazo o despintado.

Ya que si nuestra estufa es de color antracita y compramos una pintura en spray negro mate se notará la diferencia de tono y al final nos tocará hacer el gasto y comprar más botes para que toda la estufa de leña tenga el mismo color.

En los aparatos Bronpi actualmente viene en su interior cuando los compramos un pequeño bote de pintura en spray que envía el fabricante por si en el montaje sufren algún rasguño o despintado poder arreglarlo al momento.

Es importante conservar este bote de pintura en spray para saber exactamente el color que tenemos, y lo recomendable si queremos que el color de repintado sea el mismo ir a un distribuidor Bronpi a comprar pintura anticalórica Bronpi.

Pintura calórica Rocal

Otra fabricante de chimeneas y estufas muy conocido es el fabricante Manufacturas Rocal y como Bronpi suele enviar en el interior de sus aparatos un bote de pintura calórica por si hemos de hacer el repintado.

Si nos hace falta lo conveniente para no meter la pata con el color de la pintura calórica es ir a un distribuidor de chimeneas Rocal para comprar un bote de esta marca.

En el caso de la mayoría de chimeneas y estufas de leña Rocal son de color negro mate no antracita.

Pintura calórica Lacunza

Otro fabricante nacional de estufas de leña que lleva muchos años en el mercado y del que nos puede hacer falta pintura en spray es del fabricante Lacunza.

Como en los casos anteriores para conseguir el acabado perfecto es ir a un distribuidor de chimeneas y estufas lacunza para pedir un recambio de pintura en spray para chimeneas.

Así tendremos la seguridad de que el color de la pintura en spray anticalórica será la misma que la de nuestro aparato.

Summary
Pintura anticalórica para estufas de leña ¿spray o brocha?
Article Name
Pintura anticalórica para estufas de leña ¿spray o brocha?
Description
¿Estás buscando pintura anticalórica para estufas de leña o chimeneas? ¿Quieres saber si es mejor la pintura anticalórica en spray? TE LO EXPLICAMOS TODO
Author
materialesalicante.com
Pintura anticalórica para estufas de leña ¿spray o brocha?

Recientemente encontrado por:

  • pintura anticalorica para tubo estufa

¿Aún no está suscrito al blog?

Suscríbase a nuestro feed y recibe las publicaciones en tu email gratis:

PARA ESCRIBIR UNA CONSULTA HAS DE DARLE A UN ME GUSTA (un poco más arriba)

  1. Pau, comentó hace 11 meses:

    Hola J.Luis! Acabo de restaurar una estufa de leña redonda (carga superior). La he pintado con pintura anticalorica negra mate apta para hasta 600°C, y al encenderla hoy por primera vez, ha empezado a desprender mucho humo, que olía a pintura. Creo, tras leer tu post, que se trata del vaho de la pintura, ya que ésta parecía estar fundiéndose. Hace este efecto también en los primeros encendidos? Lo cierto es que después del trabajo hecho, me han dado ganas de lanzar la chimenea por la ventana!! Pero ahora quiero pensar que no será necesario…

    • Buenas tardes Pau.

      Efectivamente lo que ha ocurrido con la pintura anticalórica es normal.

      Como comento en el artículo la pintura anticalórica lleva unos elastómeros que le proporcionan la dureza final a la pintura tras varios procesos de encendidos y apagados, y que cuando la encendemos la primera vez emitan una especie de vaho con olor a pintura quemada.

      Esta emisión de vaho a pintura se va después de varios encendidos, el primer día es cuando más emite, y después conforme se va gastando va emitiendo menos hasta desaparecer del todo.

      Por eso, también con las chimeneas y estufas nuevas que están tratadas con pintura anticalórica recomiendan hacer los primeros encendidos cuando podamos tener la ventana abierta para una buena ventilación, y se recomienda hacerla con poca carga de leña para después ir aumentando la cantidad, para que la emisión no sea muy grande.

      Lo normal es que en el primer encendido es cuando más te haya emitido y tras varios días de usarla vaya desapareciendo este olor y estas emisiones.

      Sin otro particular, agradecerte tu participación en el blog, recibe un cordial aludo.

      • Pau, comentó hace 11 meses:

        Muchas gracias por tu pronta respuesta, es de gran ayuda! Mañana la encenderé de nuevo a ver qué tal!

          • Pau, comentó hace 11 meses:

            Tras encender dos veces más la estufa…se ha terminado el vaho!! Todo funciona a la perfección!! Gracias por tu ayuda!!

  2. David, comentó hace 11 meses:

    Buenas tardes,

    Hace cosa de un mes que compramos una estufa de leña HERGOM, el primer día que la encendimos se produjeron olor y vaho, cosa que veoque es normal. Lo que me mosquea es que despues de un mes de uso diario, cuando tenemos el fuego un poco mas alegre, siente haciendo olor a plastico quemado, mientras que si el fuego es bajo no produce olor. Es esto normal? que debo hacer para eliminar de una vez con ese olor?? Gracias de antemano, un saludo!

    • Buenas tardes.

      Efectivamente como comenta en los primeros encendidos es normal el olor a pintura, que suele desparecer tras tres o cuatro encendidos, tras hacerle lo que nosotros denominamos como el rodaje de la estufa.

      Donde primero se enciende con poca de leña un par de horas, para que no se evapore demasiado rápido la pintura y las diferentes piezas hagan la dilatación correspondiente.

      Al día siguiente se pone algo más de carga de leña y se tiene más tiempo funcionando, y así sucesivamente hasta llegar a la carga óptima que indica el fabricante en su libro de instrucciones que normalmente suelen ser 3/4 de la capacidad de la cámara de combustión.

      Si al utilizar su estufa y hacerle el rodaje no llegó a estos 3/4 de leña en la cámara de combustión (o la cantidad que indiquen para dicha estufa), entonces es normal que cuando carga algo más de leña, todavía haga algo de olor, hasta que digamos acabe el rodaje normalmente.

      Si lo que ocurre por el contrario es que sobrecarga la estufa en más de la capacidad recomendada lo que puede estar ocurriéndole es que se le estén quemando las juntas de la estufa.

      Algunos modelos de estufa unen sus piezas para la estanqueidad de la misma con una silicona refractaria que si sobrecargamos demás la estufa se acaba quemando y este puede ser el caso y sobrecarga de leña la estufa, y el olor que tiene.

      Otra opción es que la instalación de tubos o la misma estufa esté cerca del paso de algunos cables de plástica, y al aumentar la cantidad de leña, aumente la temperatura de salida de humos y por lo tanto genere más calor, haciendo que estén derritiendo algunos tubos de plástico que tenga cerca de la misma.

      Bien en el techo al atravesar el tubo la estufa, que tenga pases de cables por allí, o bien si está cerca de alguna toma o roza eléctrica por donde pasa un macarrón de electricista que son de plástico y por dentro los cables, que la misma estufa esté generando tanto calor a la pared que se esté quemando dicho macarrón de plástico.

      Otra posibilidad es que para sellar el hueco entre el tubo y la obra se haya utilizado espuma de poliuretano normal, no especial para chimeneas como vimos en un caso, y por el calor esté quemando esta espuma.

      Y otra posibilidad es que en el tejado tenga un aislamiento de poliestileno o poriexpan (placas de corcho o bovedillas de corcho aislante), y el tubo no se haya aislado correctamente, y al aumentar el calor del tubo por tener más cantidad de leña, esté afectando a dicho aislamiento que viene ser a corcho duro.

      Estas serían las causas más habituales por lo que puede dar olor a plástico quemado cuando se carga con más cantidad de leña una estufa y por lo tanto con más potencia calorífica.

      Le tocará comprobar, cuál de las posibilidades puede ser.

      Si es porque sobrecarga mucho la estufa, revise el libro de instrucciones para ver la cantidad recomendada de carga de su estufa Hergom, para ver si lo que se está quemando son las juntas de silicona refractaria de la misma estufa, por lo que le convendrá respetar la cantidad recomendada.

      Si no es por esto, revisar si en el techo tiene algún pase de cables a los que pueda estar afectando el calor que proporciona el tubo, sobre todo si no se ha puesto aislamiento alrededor del mismo o no se ha instalado tubo de doble pared.

      o hablar con el instalador de la estufa, para comprobar si verificó si había pases de cables o aislamiento de corcho al atravesar el techo.

      Sin otro particular, agradeciéndole su participación en el blog de estufas de leña, reciba un cordial saludo.

  3. Francisco, comentó hace 2 semanas:

    Hola Jose Luis : quisiera hacerte una consulta porque estamos desesperados y no sabemos qué arreglo se le va a dar a esto: hace ahora un año compramos una estufa de leña de la empresa Juan Panadero. Después de seguir las instrucciones al pie de la letra, y de haberla encendido ya 30 veces, seguimos con el mismo desagradable problema: hay que abrir ventanas y puertas para ventilar por el olor a pintura que sigue desprendiendo y que hace la estancia irrespirable. No la sobrecargamos, usamos leña de encina, tiene buen tiro… ¿esto es normal?. Es que ya opta uno por poner el aire acondicionado y tenerla de adorno… ¿le ha pasado a alguien más?. Le agradecería que nos aconsejara porque creo que es ya un problema de salud: respirar pintura con todo cerrado.
    Gracias de antemano. Un saludo.

    • Buenos días Francisco.

      Como indicamos en el artículo lo normal es que la pintura anticalórica nueva en estufas de leña, o recién aplicada, cuando la encendemos huela entre 3 a 5 días.

      Siendo el primer día cuando más se evapora por eso se recomienda hacer el encendido a una hora en el que podamos tener las ventanas abiertas y después día a día va desapareciendo el olor (la pintura anticalórica en spray adquiere su dureza final) y deja de oler.

      Por lo que si la ha encendido 30 veces, no sobrecarga el aparato con leña y el hecho de que le siga oliendo no es normal (puede que la partida de esa pintura no haya salido buena, o cualquier otra cosa).

      Hace unos años leí sobre un caso parecido en otro foro, donde una persona había adquirido una chimenea metálica de alta gama de una firma antes ubicada en Cataluña y que le ocurría lo mismo.

      Al final fueron los de fábrica y al no descubrir exactamente el motivo, decidieron cambiarle la chimenea metálica y suministrarle una nueva.

      Cuando ocurre cualquier incidencia con una estufa o chimenea, que huela la pintura como es su caso, que se desconche la pintura como hemos conocido algún otro caso, que se decolore la pintura o que la estufa o chimenea haga humo a pesar de estar bien instalada y usada.

      Los primeros pasos es hablar con la tienda donde la compró y que se acercasen a ver lo que usted comenta, ya que la experiencia y conocimiento del producto podría solucionar el problema.

      Si la tienda donde la compró no le soluciona el problema, o no tiene acceso a la misma, entonces es hablar con fábrica para que le visite un comercial de fábrica de la zona para que vea la incidencia que indica y dé parte a fábrica siguiendo los protocolos que tengan dictados.

      Hoy en día, este tema de protocolos en garantías ha evolucionado mucho en la mayoría de fabricantes, rellenan el parte de incidencia con todos los datos (fecha de compra, fecha de instalación, uso y fotografías) para que lo estudien los ingenieros y den su respuesta.

      Por lo que un paso a dar sería hablar con el fabricante para concertar una cita con el comercial de zona para que le visite y vea su problema.

      Aunque si quiere evitarse estos inconvenientes de los pasos “burocráticos” de hablar con fábrica, que le concierte la cita, atender al comercial…

      Lo mejor es dar parte a su seguro de hogar.

      Muchas veces no caemos en esto del seguro de hogar, y lo tenemos para una rotura de tuberías que pueda afectar a un vecino, a un robo, pero para estos casos el seguro de hogar es realmente efectivo.

      Un lector del blog que me contactó por privado tenía un cassette de leña que le hacía humo y no le sacaba punta al aparato, así que optó por dar parte al seguro de hogar, lo tenía contratado más de 15 años y nunca había dado un parte.

      Y quedó encantado, fue el perito del seguro, le explicó el problema, y optó por la solución mejor para el cliente, cambiar el cassette de leña sin coste para el asegurado (cambio de cassette de leña y tubos enteneros junto con la obra de desinstalación e instalación) y problema solucionado.

      Así que desde mi punto de vista esta sería una buena opción para usted, dé parte al seguro, que se acerquen y lo vean.

      Como está dentro de garantía puede que el departamento jurídico del seguro se ponga en contacto del fabricante para solucionar el problema, y si no, lo habitual en los seguros es que le cambien la estufa, y ya se encargarán ellos de entenderse con el fabricante.

      A usted le solucionan el problema, y ya se encargan ellos de las gestiones.

      Este sería mi consejo.

      Sin otro particular deseándole una pronta solución a su problema, reciba un cordial saludo.

      • Francisco, comentó hace 2 semanas:

        Muchísimas gracias por la contestación, tan rápida y con tantas opciones a la mano en las que uno ni siquiera cae.
        Espero que me lo resuelvan y os lo pueda contar por si a alguien le sirve mi experiencia.
        Gracias de nuevo. Un abrazo,

        • Gracias a usted por participar en el blog y contar su experiencia.

          Entre todos vamos reuniendo valiosa información que pueden ser de utilidad a otros lectores ante casos parecidos.

          Sin otro particular, reciba un cordial saludo.