¿Por qué se encienden tubos de la chimenea?

Como ya comentamos en uno de los primeros artículos de nuestro blog de chimeneas sobre el mantenimento de chimeneas necesario, las mismas necesitan un mantenimiento limpieza, tanto el habitual, normalmente casi a diario de retirada de cenizas y limpieza del cristal, como el de el deshollinado de los tubos que debería realizarse al menos una vez al año.

El deshollinado de los tubos consiste meter un erizo deshollinador, que va enganchado a unas varillas flexible, es como un cepillo, que rascas las paredes y elimina los restos de hollín que se acumulan en el tubo por el quemado de la leña.

Según el tipo de , y el rendimiento de la mismas, estos restos de hollín presentan un porcentaje más o menos alto .

Las con sistema de doble combustión, que aporten oxígeno a la llama en la parte alta del quemado, producen menos cenizas y la misma posee menos proporción de leña sin quemar.

Y las chimeneas con rendimientos más alto, también queman mejor la leña y la aprovechan más dejando menos residuos.

Hollín en el tubo de la chimenea

Este tipo de residuos en forma de hollín que se adhiere al tubo, o incluso en el caso de condensación, restos de creosota que se adhiere al tubo, es necesario limpiarlos al menos una vez al año.

En otros países como Francia, el deshollinado de las chimeneas es obligatorio hacerlo anualmente, y es un tema que todas las aseguradores tienen en cuenta de cara a renovar o no el seguro del hogar.

En España no existe esa tradición, y muchas poseedores de chimeneas, por desconocimiento la mayoría de las veces, o por no acordarse de año a año, piensan que no es necesario deshollinar las mismas, y suele ocurrir al cabo de los años, que el hollín acumulado en los tubos, un día que encendemos la chimenea y le metemos un poco más de carga de lo normal, se calienta más, o con la llama más alta, y el hollín, presente en el tubo, se acaba encendiendo, de ahí lo que se denomina incendiarse la chimenea.

Esto ocurre como comentamos por un falta de mantenimiento de la chimenea.

¿Qué hacer ante el incendio de una chimenea?

¿Por qué se encienden tubos de la chimenea?

Ante un incendio de la chimenea, hemos de mantener la calma, aunque es más fácil decirlo que hacerlo, y retirar el fuego o apagarlo. Cerrar el tiro, y si disponemos de un extintor, apagar el fuego. Y si vemos que el fuego se extiende fuera del tubo o los restos de hollín incandescente que sale por la parte exterior de tubo puede caer sobre un toldo combutible, o hay peligro de que se propague el incendio, entonces avisar a los bomberos.

En función de cómo tengamos la instalación y la calidad de los tubos y los años que tengan los mismos, podemos sufrir más desperfectos o menos.

Después de un incendio de los tubos de la chimenea, es conveniente, avisar a un especialista para revisar los tubos, y la obra donde estaban sujetos, para comprobar que no se hayan hecho fisuras o grietas que nos pudieran ocasionar goteras.

Así, que recordad de año a año hacer el deshollinado de la chimenea, para evitar sustos y problemas.

¿Aún no está suscrito al blog?

Suscríbase a nuestro feed y recibe las publicaciones en tu email gratis:

PARA ESCRIBIR UNA CONSULTA HAS DE DARLE A UN ME GUSTA (un poco más arriba)