¿Por que se rompe el cristal de una estufa de pellet?

Hoy vamos a hablar de las razones por las que revienta el cristal una estufa de pellet.

Las poseen una puerta por donde accedemos al “crisol” (donde queman los pellets) y al cajón recogecenizas, en las que realizaremos diaramente las tareas de limpieza de la estufa. (Lo mejor para esto un aspirador de cenizas, en otro artículo hablaremos sobre los mismos).

Estas puertas de las estufas de pellets poseen un cristal vitrocerámico por el que podemos ver el fuego cuando queman los pellets, y por donde la estufa, a parte de con el ventilador que expulsa el aire caliente, también nos calienta la estancia.

Aunque es poco habitual, puede suceder que nos reviente o se rompa el cristal de una .

Las razones por las que puede romperse o reventar un cristal de una estuafa de pellets:

Las pestañas de acero que sujetan el cristal están muy apretadas.

Si observamos detenidamente la puerta de la estufa de pellets y cómo va sujeto el cristal, observaremos que el mismo no toca directamente con el hierro exterior de la puerta, si no, que hay un cordón vitrocerámico especial para aguantar el fuego, que sirve, para absorber las dilataciones del hierro de la puerta.

Y si observamos la estufa de pellets por dentro en la zona del cristal observaremos que hay unas pestañas de hierro que sujeta el mismo.

Si realizamos un cambio del cordón por el deterioro del mismo con el tiempo, o hemos cambiado el cristal porque lo hemos roto de un golpe, cuando ajustemos el cristal con estas pestañas hemos de tener la precaución de no apretarlas demasiado, ya que si están demasiado prietas, cuando la estufa de pellets coge temperatura y por ende las chapas de acero y el hierro fundido de la puerta, los mismos dilatan, y “engordan”, por lo que si estas chapas que sujetan al cristal están muy apretadas el cristal se resquebrajará, romperá o reventará, dependiendo del calor que se genere dentro de la estufa, que será en función de la potencia en la que pongamos la estufa de pellets, y de lo apretadas que estén dichas pestañas.

Por un cambio de temperatura se puede romper el .

Si por ejemplo, realizamos la limpieza del cristal con un limpiacristales específico para el mismo, estando el cristal todavía caliente, debido al contraste de temperatura puede suceder que el cristal se rompa o reviente (al igual que pasa con un vaso de cristal si lo ponemos en el microondas para calentar agua, y aún estando caliente le echamos un chorro de agua fría para fregarlo).

También puede suceder, si abrimos la puerta de la estufa de pellets, poco después de haberse apagado la misma, pero estando todavía caliente el cristal, el acceso de ese aire frío, puede, por el cambio de temperatura, romper o reventar el cristal.

Al igual que puede suceder si tenemos situada la estuaf de pellets, cerca de la puerta de la calle, y al abrirla, entra mucho aire frío, por el mismo contraste de temperatura, puede romperse el cristal de la estufa de pellets.

Hemos de tener precaución para que no suceda ninguno de los casos anteriores.

Por tener residuos de pellets en el crisol (donde queman los pellets).

Para encender la estufa de pellets, el crisol (donde caen los pellets y queman), debe estar limpio.

Si tenemos restos de pellets, o pellets no quemados, bien porque tengamos la costumbre de echar un puñado de pellets antes, pensando que así encederá más pronto, o bien, por que hayamos tenido un fallo de encendido, y quedan pellets incombustos en el crisol, y le damos a encender otra vez sin tirar estos pellets (ojo, no volverlos a poner en el depósito de pellets, ni echarlo a la basura si esta es de plástico), puede suceder que debido a la acumulación de pellets, en más cantidad que la estufa tiene programado, generen más cantidad de humo, y cuando salta la llama, inflame dicho humo y nos rompa o reviente el cristal.

Hemos de ser especialmente cuidadosos con este tema, siempre que vayamos a encender la estufa de pellets, el crisol debe de estar limpio, no echar puñados de pellets para “que encienda antes”, ni si hemos tenido un fallo de encendido, dejar los pellets, en el crisol, y volver a darle a encender porque podríamos tener este desagradable incidente.

Si por cualquier otro motivo, un golpe, o por cualquier otra circunstancia, el cristal se rompiese, pasados unos minutos la estufa se apagará al notar un fallo de depresión, al igual que ocurre, si dejamos la puerta abierta más de un minuto.

Mantener la calma, y llevar cuidado con los cristales rotos, y avisar al servicio técnico para que nos reponga el cristal.

¿Aún no está suscrito al blog?

Suscríbase a nuestro feed y recibe las publicaciones en tu email gratis:

PARA ESCRIBIR UNA CONSULTA HAS DE DARLE A UN ME GUSTA (un poco más arriba)