Quitar chimenea de obra y poner estufa de leña

Quitar chimenea de obra para colocar una estufa de leña es una de las posibilidades por la que nos consultaba un lector de nuestro blog de chimeneas hace unos días y hemos decidido realizar un artículo sobre el tema.

En este caso estamos hablando de una chimenea antigua donde todo está realizado con ladrillo refractario, desde el interior de la chimenea hasta el cañón de la chimenea.

Es diferente el caso en el que tengamos una chimenea rústica con interior metálico y entubada, aunque algunos pasos son parecidos, pero al tener tubo ya instalado y no cañón de tendríamos que tener otras cosas en cuenta.

Normalmente las antiguas realizadas con ladrillos refractario suelen ser chimeneas grandes que ocupan mucho espacio en el salón.

Al no estar entubadas el tiro es convencional y nos podemos encontrar que nos hacen humo cuando las utilizamos, sobre todo si hemos acondicionado la casa colocando ventajas de doble cámara y puertas de seguridad.

Estos elementos que nos proporcionan más aislamiento también provocan que hayan menos corrientes de aire que empujen el humo hacia arriba, por lo que es posible que nos revoque.

A parte muchas veces, el sombrero de la chimenea exterior está realizado a ojo y cuando llueve nos entra agua por el cañón de la chimenea a la base de la chimenea de ladrillos refractarios.

Una de las opciones que tenemos ante este caso, si no queremos quitar chimenea de obra es colocar un insert interior y entubar al exterior.

Pero si lo que queremos es ganar espacio a nuestro salón entra la opción de quitar la chimenea de obra y colocar una estufa de leña que nos ocupará menos espacio, nos gastará menos leña y nos calentará más.

Veamos el proceso.

Examinar antes de quitar chimenea de obra antigua

Quitar chimenea de obra y poner estufa de leña

Aquí podemos ver la fotografía de una chimenea rústica de obra antigua donde todo está realizado con larillo refractario y piedra.

Antes de empezar a tirar nada de la chimenea hemos de examinar para ver si somos capaces de encontrar alguna escuadra metálica de soporte.

Las escuadras metálicas se utilizan como base de refuerzo que soportan la obra y normalmente suelen estar donde comienza la campana o donde comienza el cañón de la chimenea de obra.

Las mismas van ancladas a la pared y comparte y soportar el peso de la estructura de la chimenea de obra.

Son como los zunchos de hierro que se colocan en las correas de las construcciones o en los muros de piedra, aunque en este caso estas escuadras son lisas.

Si tiene cornisa de madera la chimenea normalmente ahí, salvo que esté bien aislada no suele estar la escuadra metálica, ya que puede ocurrir que por el calor, y en contacto del hierro con la madera, se queme la misma.

Cosa que ha ocurrido más de una vez cuando alguien ha construido una chimenea de obra, poniendo después de la base la madera y para hacer la campana han puesto una escuadra metálica para soportar el peso de la campana de la chimenea.

Y normalmente después suele tener otra escuadra metálica en el cañón de la chimeena de obra hacia el exterior.

Las mismas sirven para repartir el peso y hemos de mirar para ver si las encontramos no sea que no las lleven y nos pongamos a picar la chimenea para quitar chimenea de obra y se nos venga todo encima.

Quitar campana chimenea de obra

Lo habitual a la hora de empezar a qutiar una chimenea de obra es empezar por la campana.

Las más antiguas son enteramente de ladrillo refractario pero las que tienen menos años podemos encontrarlas de tabicón de ladrillo o bardos cerámicos.

Iremos picando con cuidado para ver cómo está relleno el interior hasta conseguir quitar la campana completa.

Así ya podremos apreciar como normalmente veremos la escuadra metálica del cañón de la chimenea.

Y después ya podemos quitar el revestimiento.

Quitar revestimiento chimenea de obra

Una vez hemos quitado la campana de la chimenea de obra procedemos a quitar el revestimiento empezando de arriba hacia abajo.

Normalmente esta chimenea de obra rústica estará sujeta por argamasa o escayola, por lo que será difícil sacarla entenera.

Así que tendremos que utilizar las herramientas de albañilería típicas para realizar los derribos como son la maceta y el cincel.

Iremos desescombrando hasta dejarlo todo limpio y que se nos quede sólo el cañón de la chimenea de obra de ladrillos instalado.

¿Qué hacemos a la pared donde estaba la chimenea?

Quitar chimenea de obra y poner estufa de leña

Gracias a Iván que nos envió algunas de las fotografías mientra realizada la faena podemos ver cómo queda la pared una vez que hemos quitado la chimenea de obra.

Hasta media altura vemos los pegotes con los que estaban pegados los ladrillos refractarios de la cámara de combustión de la chimenea.

Y para arriba podemos ver el hollín adherido a la pared de bloques, ya que los antiguos propietarios no utilizaron ladrillos refractarios también para revestir la pared.

Como es lógico antes de colocar la estufa de leña que teníamos pensado al quitar chimenea de obra tenemos que sanear y preparar la pared para la misma.

Picaremos los pegotes hasta llegar al bloque y los laterales de yeso para hacer un tramo de pared que revestiremos o bien con piedra natural si queremos un efecto más rústico o con azulejos porcelánicos imitación piedra.

Como en este caso tenemos hollín en el bloque directamente, tendremos que utilizar un desincrustante ácido para eliminar el hollín del bloque de hormigón.

Si lo que tuviésemos es yeso entonces picaríamos el yeso hasta llegar al bloque.

Porque si intentamos chapar o alicatar encima del hollín, a parte de que se nos pueden soltar las piezas prematuramente.

Este hollín al calentarse por efecto del calor que desprenden la estufa y el tubo de la estufa haría que nos oliese a ollín dentro de la casa.

Y evidentemente esto o lo deseamos.

 ¿Qué colocar para cerrar el hueco del cañón de la chimenea de obra y ajustar al tubo de la estufa?

Quitar chimenea de obra y poner estufa de leñaEl hueco que nos queda del cañón de la chimenea de obra en el techo es mayor que el diámetro del tubo de la estufa que vamos a instalar.

Entonces es necesario cerrar dicho hueco para ajustarlo al diámetro del tubo y surge la duda de qué material utiliar para cerrar el hueco.

En un primer momento puede parecer una buena idea el utilia unas chapas metálicas para cerrar el hueco.

Pero el problema de las chapas metáicas es que dilantan por efecto del calor del tubo, entonces cualquier material que pongamos se combará por efecto del calor.

En este caso, lo mejor es colocar bardos cerámicos que pegaremos con escayola entre sí para cerrar el hueco grande del cañón de la chimenea de obra.

Hasta dejar un diámetro aproximado al diámetro del tubo de la estufa que vamos a instalar

La mayoría de estufas de leña tienen un diámetro de 15 cm de salida de humos, por lo que deberemos dejar un hueco de unos 16 cm totales, ya que el bardo no debe de estar en contacto directo con el tubo.

Como norma general en la instalación de chimeneas y estufas no debemos agarran o poner ningún material de agarre en contacto directo con las piezas metálicas de la estufa o chimenea.

Por lo que hemos comentado de la dilatación por efecto del calor que haría que reventase cualquier material en contacto directo con las partes metálicas de las chimeneas o las estufas.

Entonces dejando medio centímetro a cada lado del tubo es suficiente para no estar en contacto, y esto lo realizaremos con bardos cerámicos.

Para después poder enlucir de escayola y que quede como el resto del techo de la habitación.

Cosa que salvo el ojo experto no notará y nadie sabrá que antes ahí había una chimenea de obra rústica que hemos quitado.

Plafón embellecedor para la terminación del techo o moldura de escayola

Como hemos comentado el cierre del hueco del cañón de obra no será de la medida exacta del tubo de la estufa y la terminación nunca es perfecto.

Por eso, para disimular ese “fallo” se utilizan una pieza metálica que se llama plafón embellecedor de estufas.

Que es un ahoro con un diámetro un poco mayor que el diámetro del tubo que entra al techo y que tiene una anchura de unos 5 cm.

Algunos modelos van atornillados a la escayola y otros tienen un muelle que se queda sujeto al tubo.

Este plafón embellecedor sirven para disimular esas imperfecciones que quedarán alrededor del tubo, y disimulará en el caso que se haga alguna microfisura por efecto del calor del tubo.

Si no queremos utilizar este plafón embellecedor porque en la habitación tenemos colocada moldura de escayola, podemos pedir al escayolista que nos haga una moldura de escayola alrededor de la circunferencia del tubo.

Esto estéticamente también queda muy y se consigue disimular ese ajuste al tubo.

¿Hasta dónde instalar el tubo de la estufa de leña si tenemos cañón de chimenea de obra?

Esta es una duda que se plante a menudo en el blog.

Si tengo ya el cañón de la chimenea de obra pues cojo e instalo sólo tubo de estufa de leña hasta entrar en el cañón de obra y el humo ya saldrá por arriba.

Pero ESTO ES UN ERROR ya que podemos tener diferente problemas por ahorrar un par de en la instalación.

El problema habitual si cogemos e instalamos una estufa de leña y colocamos sólo dos tubos de chimenea en la instalación y dejamos que el humo salva libremente por el cañón de la chimenea de obra, es que nos revoque el humo.

Primero porque normalmente casi todos los aparatos requieren de tres a cuatro metros para tener una buena depresión, y aquí estaríamos colocando sólo dos metros.

Pero sobre todo porque al salir el humo dentro del cañón de la chimenea de obra se encontraría con un volumen de aire frío (si vivimos en una clima muy frío, más frío todavía).

Y el aire a más frío más pesa y entonces puede hacer tapón y que la fuera del humo caliente no sea capaz de empujarlo hacia arriba y no salga bien y nos revoque la estufa.

El otro problema que podría aparecer es que el cañón de la chimenea de obra estuviese agrietado y deteriorado y que tuviese pérdidas por los laterales.

Si la casa fuese de dos plantas nos podría salir humo por las lámparas, ojos de buey o enchufes.

Si es una planta podría amarillear los laterales del cañón de la chimenea de obra si lo tenemos enlucido de blanco, viendo manchas amarillentas y negras y afeando la estética del exterior de la casa.

Por eso lo mejor, para evitar todos estos problemas, es llegar con el tubo de la instalación hasta el final del cañón de la chimenea de obra.

¿Tengo que instalar lana de roca aislante en el interior del cañón de la chimenea de obra para evitar condensación?

Otra duda que surge al quitar chimenea de obra con cañón de chimenea de obra de ladrillos es de si debe de instalar lana de roca de chimeneas dentro del cañón de la chimenea alrededor del tubo.

Pero normalmente esto no hace falta, ya que las paredes de ladrillo ya sirven de aislamiento y generan una cámara de aire que estará caliente por efecto del calor del tubo que evitará que se enfríe y produzca condensación.

Salvo climas extremadamente frío no es necesario rellenar el cañón de la chimenea de obra con lana de roca para chimeneas.

Aunque sí que hemos de instalar 30 o 40 cm en la parte final del cañón de la chimenea cuando llegue al ras de la salida de humos.

Y tapar con bardo o con material de obra y luego impermeabilizar con pintura de caucho antigoteras.

Esto evitará que la lluvia lateral pueda incidir y colarse por el hueco entre el tubo y el cañón de obra, que nos produciría una gotera en dicha zona.

Con las correspondientes manchas de humedad e incluso agujeros por el agua.

Esto sí que es necesario, a parte de que sirve para evitar que el humo que sale por el tubo pueda colarse entre el hueco que quedará entre el tubo y el cañón de obra.

¿Tengo que cambiar el sombrerte de la chimenea de obra?

Quitar chimenea de obra y poner estufa de leña

Para terminar con la instalación de la estufa de leña después de quitar chimenea de obra hemos de examinar cómo tenemos el sombrerete de obra exterior.

Ya que muchos de estos sombreretes de obra de chimeneas están hechos un poco a ojo sin respetar un tamaño de aberturas o un recubrimiento para evitar que entre agua.

Cuando son de obra, que pueda caer algo de agua dentro de la chimenea no es problema porque los ladrillos la absorben.

Pero cuando instamos tubos de chapa de chimenea y el aparato (chimenea o estufa) es metálico o de fundición el agua es un gran enemigo suyo.

Ya que puede producirse óxido que en combinación con el calor genera un envejecimiento prematuro de los tubos y de la estufa o chimenea.

Pudiendo hacerse agujeros, incluso pudrirse el tubo por efecto de la oxidación.

En la fotografía de arriba vemos que tiene dos bocas generosas para evacuar el humo pero que el recubrimiento superior no es muy prolongado por lo que cuando llueva de lado entraría agua.

Por eso, si no queremos cambiar el sombrerete de chimenea de obra por uno metálico, podemos colocar unas cuantas tejan para hacer el techado del sombrero de obra.

Dándola más vuelo para evitar que cuando llueve lateralmente pueda meterse agua dentro de la chimenea.

Así que esto es todo a la hora de quitar chimenea de obra y poner estufa de leña.

Agradecer a Iván las fotografías que me envió para asesorarle sobre cómo realiar el cambio y espero que te haya quedado todo perfecto.

Hasta el próximo artículo!!

Un saludo!!!

Summary
Quitar chimenea de obra y poner estufa de leña
Article Name
Quitar chimenea de obra y poner estufa de leña
Description
¿Estás pensando QUITAR CHIMENEA DE OBRA y colocar una estufa de leña? TE INTERESA LEER este post donde explicamos los detalles a tener encuenta.
Author
materialesalicante.com
Quitar chimenea de obra y poner estufa de leña

¿Aún no está suscrito al blog?

Suscríbase a nuestro feed y recibe las publicaciones en tu email gratis:

PARA ESCRIBIR UNA CONSULTA HAS DE DARLE A UN ME GUSTA (un poco más arriba)