¿En qué sentido poner rayas de baldosa? –

Ahora es el turno de un post sobre baldosas cerámicas donde hablaremos sobre el sentido en el que las rayas de baldosa al hacer el alicatado del de nuestra casa.

Supongamos que hemos comprado un pavimento de gres tipo travertino y como imitación del mármol travertino, este pavimento de gres presenta un beteado con las rayas en un sentido de la losa.

Lo lógico es respectar el sentido de las rayas de la baldosa para se asemeje lo más posible a una gran losa de mármol travertino. Por lo que no deberemos poner las rayas cruzadas interrumpiéndose unas otras.

Esto es de sentido común, para que la vista no se nos vaya a estas plaquetas cerámicas con un sentido de las rayas diferente al resto de racholas cerámicas.

Esto creo que todo el mundo lo tiene claro, pero la duda es a la hora de empezar a colocar el sentido de las rayas de baldosa, ¿las pongo verticalmente u horizontalmente?

La maestra es la que manda en el sentido de las rayas de la baldosa

¿En qué sentido poner rayas de baldosa?

En construcción o albañilería se le llama la maestra a tira de baldosas cerámicas que se colocan después de haber hecho el replanteo de las mismas para ver si entran piezas completas o si se ha de cortar alguna pieza al final de la tira de baldosas y dar contra la pared.

Como cortar tiras de menos de 2 centímetros con el rubí o con la radial es muy complicado, y estéticamente queda feo.

Los albañiles o paletas profesionales antes de empezar a alicatar el pavimento de la vivienda, cogen una pieza y con la medida de la misma calculan la cantidad que entran de las mismas y si con ellas se llega bien al final sin tiras pequeñas, o si le interesa empezar con media pieza para evitar esas tiras más pequeña.

Cuando se va a alicatar el pavimento de la vivienda se empieza de la de la casa para adentro.

No se empieza por las habitaciones o cuarto de baño o cocina, si no de la puerta de la casa para adentro.

Lo que se hace habitualmente es colocar dos piezas de plaquetas cerámicas con el sentido de la raya hacia adelante para darle más amplitud a la entrada y se continúa hasta llegar al final.

Aunque esto dependerá de cómo tengamos la entrada.

Ya que si por ejemplo la entrada de la casa da acceso a un pasillo en el que hemos de girar a la izquierda y a partir de ahí tenemos ese largo pasillo con primero acceso a las habitaciones, al cuarto de baño de pasillo y a la cocina y al final al salón, entonces, en vez de poner el sentido de las rayas de baldosas cerámicas rectas hacia la pared (nos entraría un par de piezas), lo que se hace es poner rectas hacia el pasillo, perpendiculares a la entrada de la casa.

Esto se hace para que al entrar en caso, cerrar la puerta y encender la luz del pasillo veamos como las rayas del pavimento de gres travertino se alarga hasta llegar al salón.

Esto le dá más amplitud y estética.

Se sacarían las dos piezas maestras que comentamos, se suele colocar un hilo y con un nivel se colocan estas dos piezas a lo largo de todo el pasillo hasta el final del salón y a partir de ahí nos extendemos a las habitaciones, cocina y baño en el que el caso que el pavimento del baño sea el mismo que el pavimento de la casa.

Esta es la forma correcta para que estéticamente quede perfectado el pavimentado del piso.

¿Qué ocurre si empiezo por dos partes diferentes de la casa para unirme en el centro?

He visto algún caso, de albañiles que en vez de sacar la maestra han empezado en diferentes habitaciones a colocar el pavimento para después encontrarse en el centro de la vivienda.

Esto es un error, porque por poco que se vaya la colocación, cuando llegamos al centro de la vivienda podemos tener una diferencia de junta a junta bestial.

En el caso que os comento, cuando llegaron a unirse en el centro de la casa tras haber empezado a colocar el piso de gres travertino en diferentes habitaciones, cuando llegaron a la unión se les quedaba una junta entre pieza de pavimento y pieza de pavimento de más de 1 cm de espesor.

Claro, un deseastre!!

Les tocó arrancar el pavimento travertino, tirarlo y picar el cemento cola que se había adherido al suelo.

Al dueño le tocó volver a comprar otra partida de pavimento travertino.

En fin, como os podéis imaginar un disgusto

Y es que a veces pueden parecer los trabajos de albañilería pero si contratas a un mal paleta el desastre y el coste que te puede suponer arreglarlo es enorme.

¿Aún no está suscrito al blog?

Suscríbase a nuestro feed y recibe las publicaciones en tu email gratis:

PARA ESCRIBIR UNA CONSULTA HAS DE DARLE A UN ME GUSTA (un poco más arriba)