¿Comprar Casa Nueva o Segunda Mano para Reformar en Alicante?

A la hora de invertir en una vivienda nos toparemos con la decisión de comprar una casa nueva o adquirir una de segunda mano para reformar, por eso en este artículo veremos las cosas a tener en cuenta, las ventajas, inconvenientes y los problemas que podemos tener.

Desde mi opinión, si tu idea es que el inmueble se convierta en tu vivienda habitual, lo mejor sin lugar a dudas es que sea una edificio nuevo como por ejemplo las promociones de obra nueva en Alicante que puedes encontrar en este enlace.

Una edificación de obra nueva te asegurará que cumple con todos los standares de calidad actuales, su correspondiente certificado de eficiencia energética que te asegurará un buen aislamiento de la vivienda para no pasar calor en verano, ni frío en invierno, ahorrando al máximo en el consumo de calefacción.

La correcta impermeabilización del tejado que te evitará problemas de goteras, cosa muy habitual en las casas de segunda mano para reformar, que o bien no tienen las telas asfálticas que se usan actualmente, o simplemente las tejas se han deteriorado con los años y es habitual la aparición de grietas.

Una cimentación o cimientos del edificio adecuada que evite problemas de humedades en las casas de planta baja o que nos encontremos problemas en los pilares de hormigón por la humedad y que después toque invertir dinero en la comunidad de propietarios para arreglarla.

Problemas con hacienda en la tasación del piso

Hoy día, la venta de pisos de segunda ha aumentado considerablemente con la crisis bancaria, donde los bancos ya no te ofrecen tan buena financiación como ofrecían antes, que te financiaban hasta el 100% del piso.

Ahora como máximo te ofrecen el 80% y tienes que tener tú el dinero del otro 20% para hacer frente a todos los gastos y darlos como entrada.

A parte, como la mayoría de bancos tienen pisos en propiedad que se han quedado por embargos, su objetivo es colocarte sus pisos, por eso, se ha instaurado la sensación de que es más costoso conseguir una hipoteca para una vivienda nueva.

Nos encontramos en cambio que los pisos de segunda mano han bajado de precio en muchos y casos y vemos  precios realmente bajos que hacen muy atractiva su compra, aunque sea para reformar, pero ojo con esto, porque nos podemos encontrar que al tiempo nos llegue una carta de hacienda solicitándonos una declaración complementaria, porque para ellos esos pisos, los tienen tasados a un precio mayor del que hemos pagado y escriturado ante el notario.

Esto es una cosa que mucha gente no sabe, y es importante tenerlo en cuenta, si vemos un piso de segunda mano muy barato.

¿Qué hacer para evitar este posible problema?

Lo primero es informarte en hacienda cuál es la tasación de ese piso, antes de comprar, para saber si te puede llegar una declaración complementaria de impuestos o no.

El segundo paso, en el caso de que al final la acabes comprando, es hacerle fotos al estado actual del piso antes de reformar y gastarte dinero en un perito independiente para que haga un informe del estado actual, que es lo que justifica que el precio de compra sea más bajo que el de la tasación de hacienda.

Porque en el momento que te llegue la declaración complementaria de liquidación de impuestos deberás recurrirla, y para poder que te le acepten tienes que presentarle un informe como que el piso se compró en ese precio por el estado de falta de rehabilitación.

De lo contrario te tocará pagar la liquidación, lo que te supondrá un incremento importante en el precio, cosa que no habías previsto porque desconocías el asunto.

Y tener preprado en el caso que sea necesario un abogado para recurrir, incluso hasta el tribunal superior para que te lo acepten.

Problemas de goteras en las casas de segunda mano

Las telas asfálticas tienen una vida útil de unos 10 años, pasados los mismos pierden eficacia.

Además las tejas con las que están cubiertas envejecen al estar en la intemperie, se pueden mover por fuertes vientos, o incluso quebrar si algún vecino o profesional deambula por encima de las mismas para colocar una antena en el tejado.

Si tu idea es comprar una casa en la última vivienda del edificio, a parte del ver el estado interior de la misma, has de informarte y comprobar el estado de la cubierta.

Informarte cuándo fue la última rehabilitación o mantenimiento que se hizo de la misma, para saber o tener mayor seguridad de que al poco tiempo no vayas a tener problemas de goteras.

Los que no han vivido nunca en el último piso de un edificio desconocen estos inconveneintes, y son un quebradero de cabeza.

Es cierto, que como elemento comunitario es la comunidad la que se debe hacer cargo del arreglo de los mismos, pero como pasa en muchas comunidades, los vecinos que no viven en el último piso y no sufren de estos problemas, no le dan importancia y van dejando pasar el tiempo.

Por lo que al final, si tienes seguro te toca meterte en litios y denunciar a la comunidad ante el juzgado para que hagan frente a dicha reparación.

Y si es una comunidad de vecinos con morosidad en el pago de cuotas, es posible, que si no tienes seguro, o que la aseguradora no te quiera asegurar por el estado del tejado que te toque hacer frente a tí  ese dinero antes de empezar a reformar y después meterle en lío de juzgados para reclamar ese dinero.

Los edificios de más de 50 años tienen que pasar revisión

Otro dato importante a tener en cuenta cuando se va a comprar una casa en un edificio antiguo es que los edificios de más de 50 años tienen que pasar una revisión por parte de un técnico arquitecto que certifique que está en perfecto estado de manteniendo o que toca acometer reformas.

Como estamos viendo, problemas, mucho antes de siquiera ponerte a reformar o rehabilitar el interior de la vivienda usada, que para eso lo habías comprado.

Normalmente los precios de estas revisiones suelen estar entre 700 a 800 euros.

Y en el caso de que el informe sea negativo, por ejemplo, si se encuentra problemas de aluminosis en los pilares del edificio, o presenta una deficiente cimentación donde toca hacer obras para reforzar la estructura, nos tocará abonar dinero, igual que el resto de la comunidad.

Por eso, la fecha de construcción del edificio es muy importante, y el saber si tiene más de 50 años si ya ha pasado la revisión correspondiente y cuando.

Además de informate en la comunidad de propietarios si hay reparaciones pendientes por hacer lo que suponga el abono de cuotas o derramas con la que no contábamos.

Porque tú puedes comprar una vivienda libre de cargas y al día con el pago de la comunidad y al poco tiempo encontrarte de que se había aprobado una rehabilitación comunitaria, el poner un ascensor, o cualquir otra reforma de la comunidad que como propietario te toque hacer frente en tu parte correspondiente de derrama.

Gastos con los que no contabas, porque estabas ilusionado en la reforma interior de la vivienda usada que has comprado, que no habías contemplado y que puede mermar el presupuesto que tenías asignado para realizar la reforma interior.

¿La casa antigua que tienes intención de comprar está contruida con paredes maestras o con pilares?

Actualmente, la forma de construir es con pilares que soportan el peso de la construcción del edificio.

Antiguamente no se hacía siempre así, si no que se hacía con paredes maestras, es decir, la tabiquería de separación y distribución se utilizaban en diferentes zonas para separar la estructura del edificio.

Este punto es importante a la hora de realizar la rehabilitación de la vivienda, por si piensas, aquí tiro esta pared y le doy amplitud a la cocina, o tiro la tabiquería exterior y me coloco una cristalera.

Si el edificio está construida con paredes maestras el problema no es pequeño, porque no puedes derribar esa tabiquería para cambiar la distribución de la vivienda.

Por eso te aconsejo, que cuando encuentras la vivienda de segunda mano que te guste que llames a un aparejador o arqutiecto técnico para que te haga una revisión y te indique el estado de la vivienda.

Es cierto que gastarás un poco en esto, pero te evitarás sorpresas desagradables después.

¿Es mejor hacer una rehabilitación parcial o total de vivienda de segunda mano?

Otro punto a tener en cuenta a la hora de decidir si comprar una vivienda de obra nueva o una de segunda mano es si tu idea es hacer una rehabilitación parcial de la misma o integral.

Desde luego, mi opinión es que, lo mejor es hacerla total, renovando y cambiando todo.

Un punto importante son las cañerías o tuberías de agua, antiguamente se utilizaban cañerías de plomo que iban enterradas por la vivienda.

Si entras a reformar debes cambiarlas, aunque pienses que están bien, porque en el momento que las destapes al quitar el pavimento antigo para colocar uno nuevo, en el momento que entran en contacto con el aire se deterioran y se crean microporos.

Por eso, no es buena idea, levantar el piso, y dejar las tuberías de plomo antiguo, lo mejor es cambiar todas las cañerías y hacer la instalación aérea por encima de la escayola.

Con los puntos de luz, los cables eléctricos, y el contador, ocurre otro tanto de lo mismo.

Muchos cables antiguos no cumplen con la normativa actual, incluso con muchos contadores de luz ocurre lo mismo.

Por eso, lo mejor es hacer una rehabilitación integral de la vivienda antes que una parcial.

Comprar casa de segunda mano para alquilar (inversión en bienes raíces)

Comprar casa nueva o segunda mano

Una de las cosas que no aparecen en las estadísticas de que el 80% de las compra venta de viviendas actualmente son realizadas por inversionistas con la idea de ponerlas en alquiler.

Como es cierto que los pisos usados tienen precios bajos, muchos inversionistas se están dedicando a ponerse en contacto con inmobiliarias para que les busquen pisos baratos con la idea de comprar, lavarles una poco la cara haciéndoles unas pequeñas reformas de albañilería y ponerlas en alquier a precios bajos.

Hay muchas personas extranjeras y temporeros del campo que se van desplazando en función de donde haya trabajo en el campo, y de esta manera lo que se demanda son pisos con alquileres baratos , sin grande lujos y a precios reducidos.

Esta es la mayor demanda de viviendas usadas que podemos encontrar en el mercado si indagamos un poco en los números que nos ofrecen las estadísticas.

Así que las inmobiliarias en este sentido están haciendo su agosto particular y un gran trabajo buscando personas con ganas de comprar pisos viejos a reformar o que necesitan pequeñas reformas con la idea de alquilar.

A esto se le llama inversión en bienes raíces y dada como está la construcción de obra nueva a unos niveles muy bajos, es una opción muy interesante.

Ventajas de adquirir una vivienda de nueva construcción

Existen muchas ventajas por lo que os recomendaría adquirir una vivienda de nueva construcción en el caso que estéis buscando comprar una vivienda que se convierta en vuestro hogar:

  • Cumplen con la última normativa en impermeabilización y aislamiento.
  • Presentan las últimas novedades en construcción (alicatados con cemento cola no con mortero de cemento como se hacía antiguamente).
  • Sus correspondientes preinstalaciones de radiadores y placas solares.
  • Garantía de 10 años.
  • Mejores calidades de materiales de construcción.

Conclusión

Para vivienda nueva las ventajas de los pisos de nueva construcción son mejores y más seguras porque vas a precio cerrado.

Con las viviendas a reformar te puedes encontrar con muchos gastos extras con lo que no cuentas además del tiempo y dinero que te costarán.

¿Has tenido o tienes algún problema con estos casos?, por favor explicanoslo en los comentarios para que otras lectores puedan ampliar sus conocimientos sobre el tema.

Deja un comentario