Cemento Blanco Usos, Tipos y Precio

El cemento blanco es otro de los materiales de construcción que se utiliza en las reformas de albañilería para diferentes tipos de usos y aplicaciones, por lo que hemos de saber para qué vamos a usarlo para elegir el tipo de cemento blanco correcto.

Una vez elegido el correcto deberemos saber la cantidad que nos va a hacer falta porque podemos encontrarlo en sacos de cemento blanco de 50 kg y 25 kg, bolsas de cemento blanco de 5 kg o 3 kg y los packs de reparación de 1,2 kg.

No hemos de confundir cemento blanco con cemento cola blanco que se usa para el alicatado de azulejos y pavimentos, ya que el primero no se usa para estos trabajos de construcción en las reformas integrales de albañilería.

Mejor Opción

Quilosa T088138 Bricofix Cemento Blanco

    logoVER PRECIO REBAJADO >
    Mejor Calidad Precio

    5448B11 - Cemento blanco aditivado para cerámica Beissier 1

      logoVER PRECIO REBAJADO >

      Quilosa T019844 Bricofix Cemento Cola Blanco

        logoVER PRECIO REBAJADO >

        PEGOLAND UNO BLANCO 5 KG CEMENTO COLA ADHESIVO PARA AZULEJOS

          logoVER PRECIO REBAJADO >

          Si tenemos dudas o bien podéis consultar por aquí en los comentarios o bien en el almacén de materiales de construcción donde vayáis a comprar el material de construcción consultarle a la persona encargada.

          Ellos podrán indicaros el tipo de cemento blanco que debéis comprar y en función del trabajo de albañilería a realizar la cantidad que os es recomendable comprar para que no os sobre demasiado.

          Puedes PEDIR PRESUPUESTO ONLINE en el RECUADRO AL FINAL DEL ARTÍCULO.

          Ya que una vez abierto el saco al poco tiempo por efecto de la humedad se pone duro y  se vuelve inservible y os tocará tirarlo.

          ¿Para qué se usa el cemento blanco en construcción?

          A continuación vamos a ver los usos del cemento blanco más habituales dentro de las reformas de albañilería en el sector de la construcción.

          Colocación de prefabricados de hormigón de colores

          Cuando vamos a hacer un muro de bloques de hormigón de colores no podemos utilizar el típico saco de cemento gris para hacer el mortero porque entonces la junta no quedaría estéticamente bonita.

          Si tenemos un color blanco, amarillo, rosa u ocre para la colocación de estos prefabricados de hormigón se utiliza una mezcla de cemento blanco y arena del color del prefabricado de hormigón.

          Así conseguiremos que el mortero que realicemos tenga el mismo color o muy similar a la tonalidad del prefabricado de hormigón que vamos o estamos colocando.

          En cambio si utilizásemos gris, el color evidentemente distaría mucho del prefabricado de hormigón.

          Por lo que llamaría más la atención la junto que el color del muro en sí de bloques.

          Enfoscado de muros

          Antes de la aparición de los morteros monocapa para la realización del enfoscado de paredes y muros para darles un acabado visto o lavado se utilizaba una mezcla de cemento blanco, arena y cal viva.

          Actualmente se utilizan principalmente los morteros monocapas que ya vienen preparados a falta de echarles agua y amasar con lo que se consigue colores uniformes en los acabados.

          Antes tenías que realizar perfectamente la mezcla para que el color de acabado fuese igual en todos los paños de amaestrado, si no se notaba mucho dónde se había realizado un paño con una mezcla de cemento blanco.

          Y dónde se empezaba otro paño que se había hecho con otro amasado y mezcla de estos componentes.

          Fabricación de prefabricados de hormigón de colores.

          Otro de los usos del cemento blanco en construcción es por parte de los fabricantes de prefabricados de hormigón que utilizan este tipo de cemento portland para fabricar los prefabricados de hormigón de colores.

          Utilizan pigmentos colorantes que añaden a la mezcla de base blanca para conseguir los colores de los prefabricados de hormigón.

          Dependiendo del tipo o pigmento utilizado se obtienen diferentes colores de acabado que podemos ver en muchas paredes de muros exteriores.

          Cemento blanco para juntas

          Antiguamente dentro de las aplicaciones del cemento blanco en construcción se encontraba el utilizarlo para el rellenado de las juntas de los azulejos y pavimentos.

          En un capazo de construcción limpio se añadía agua y el producto cementoso blanco y se hacía caldo que después se extendía por la superficie de las baldosas cerámicas con una escoba para que se fuese introduciendo por las juntas.

          Cuando empezaba a endurecer se pasaba con una pequeña caña, palo o pinza por las juntas para rebajarlas y después se limpiaba con estopa de albañilería.

          Actualmente no se utiliza el cemento blanco de sacos de 25 kg o 50 kg, si no que se utiliza un tipo de cemento blanco para juntas de azulejos y pavimentos que aparte lleva otros componentes mezclados.

          Componentes que le confieren otras propiedades como la propiedad de antihumedad y repelente del agua lo que evita que la junta absorba.

          Este primer detalle es muy importante porque una de las cosas que más se quejaban los usuarios de azulejos y pavimentos de gres es que las juntas se les volvían negras o amarillentas y les costaba mucho limpiarlas.

          Y esto era debido a que el cemento blanco normal es como el gris y tiene absorción por lo que absorbían la suciedad al pisar o la suciedad del agua al fregar por encima.

          Hoy en día para el rejuntado de juntas se utiliza un cemento blanco especial para juntas, que a parte de antihumedad tiene propiedades antifúngicas evitando la aparición de hongos.

          Propiedades de flexibilidad ideales para soportar cambios de temperatura.

          Por lo que si el cemento blanco lo vamos a usar para el rejuntado de baldosas cerámicas hemos de elegir el tipo de cemento blanco especifico para el rejuntado de las plaquetas cerámicas, no el general.

          Fabricación de Balaustres

          Otro de los usos del cemento blanco es la fabricación de balaustres que se utilizan para el bordeado de pérgolas en casas de campo.

          También se utilizan para la delimitación de escaleras, balcones y terrazas.

          Y en general como separación de diferentes zonas constructivas donde buscamos una protección de paso o de dotar de más seguridad para evitar caídas a distinto nivel o a zonas reservadas como piscinas, etc.

          ¿Qué tipos de cementos blancos hay?

          Dentro de los tipos de cementos blancos que hay en sector de los materiales de construcción encontramos dos diferencias o formas de clasificarlos.

          Por un lado está la potencia o resistencia del mismo dependiendo si se va a usar como mortero de albañilería o para fines estructurales en la construcción de casas y edificios.

          Potencia 22,5

          Esta potencia es la que habitualmente se utiliza para la realización de morteros de albañilería, y sí que se le pone arena para formar la mezcla de mortero y agua.

          Como hemos visto en las aplicaciones para la realización de este mortero se utiliza la potencia 22,5 que es la ideal para la realización de este mortero para colocar prefabricados de hormigón como muros y tabiques.

          Potencia 42,5

          En el caso de que vayamos a darle una apliación para la realización de hormigones arquitectónicos o prefabricados vistos deberemos optar por los que tienen mayor potencia de aguante.

          En este caso optaríamos por el 42,5 de potencia.

          Potencia 52,5

          Y si lo que queremos es la máxima calidad, resistencia y blancura para la realización de hormigones arquitectónicos deberemos optar por el tipo de potencia 52,5.

          Este sería el tipo más potente de cemento portland blanco que se utiliza para fines estructurales principalmente.

          Podéis ver la relación de los diferentes tipos de una marca muy conocida en nuestro país como es la marca de cementos Cemex.

          Después dependiendo del uso que le vayamos a dar sobre todo en el caso de utilizarlo para el rejuntado de baldosas cerámicas distinguimos dos tipos.

          Rejuntado de baldosas interiores

          En este caso optaremos por el bolsas de 5 kg que vienen con las características que hemos comentado de antihumedad, antifúngicos y flexibles que son los que mejor van para mantener las juntas de nuestros azulejos con el mismo color durante más tiempo.

          Rejuntado de baldosas exteriores y gresite

          En el exterior y para gresite que está en contacto permanente con el agua existe unos tipos premium que son más fuertes y resistentes que los anteriores lo que nos dará una mayor vida útil de la argamasa blanca.

          Estos se utilizan principalmente en exteriores con riesgos de helada o condiciones climatológicas muy adversas y en el rejuntado del gresite que estará en contacto permanente con el agua.

          Cemento blanco precio

          El precio de la argamasa blanca que estemos pensando comprar dependerá del tipo de la misma.

          Normalmente los sacos de potencia 22,5 de 25 kg tienen unos precios de entre 6 y 8 euros en los almacenes de materiales de construcción.

          Potencias mayores,como habitualmente no los tienen en stock en los almacenes de materiales de construcción dependerá de la cantidad que queramos, ya que suelen pedirse específicamente para obras por palets completos.

          Y en función de la cantidad de palets completos que queramos comprar nos harán uos precios u otros.

          En el caso de rejuntado blanco de 5 kg. suele tener un precio de entre 4,5 y 5,5 euros la bolsa de 5 kg para rejuntar baldosas cerámicas.

          Aunque hay algunos colores de rejuntado que son más caros porque utilizan más cantidad de pigmentos como puede ser el rojo sangre o el musgo, cuyo precio es el doble o el triple.

          Y después tenemos los packs de reparación que son pequeñas bolsas o paquetes que tienen una pequeña cantidad de argamasa blanca para realizar pequeñas tareas de reparación como veremos a continuación y cuyos precios podéis verlos pinchando sobe cada enlace.

          A parte los podéis comprar online y os lo envían por paquetería a vuestra casa que siempre es una opción interesante dentro de los materiales de construcción.

          Beissier

          cemento blanco beissier

          VER PRECIO DE OFERTA EN TIENDA —>

          • Ideal para el rejuntado de pequeñas piezas cerámicas, rejuntado de juntas de sanitarios (lavabos, wc, bidets) con el pavimento y rejuntado de bañeras.
          • Fácil de preparar y de usar con un buen fraguado y resitente.
          • Peso 1,5 kg.

          Cemento blanco Bricofix Quilosa

          cemento blanco bricofix quilosa

          VER PRECIO DE OFERTA EN TIENDA —>

          De la marca Quilosa ya habíamos hablado en un artículo anterior diciendo que eran una de las primeras marcas en soluciones adhesivas y reparación para tareas de pequeñas reparaciones de casa.

          Y en este caso nos ofrece otro producto específico para el rellenado de juntas con las siguientes características:

          • Uso recomendado para enlucidos en el exterior sobre bases de piedra o ladrillo de construcción.
          • Rellenado de juntas de baldosas cerámicas y sanitarios.
          • Reparación de grietas.
          • Aplicación en interior o exterior.

          Cemento blanco Parex

          cemento blanco parex

          VER PRECIO DE OFERTA EN TIENDA —>

          • Se puede usar puro añadiéndole agua o en forma de mortero o argamasa es decir añadiéndole arena.
          • Se usa puro sin añadir arena en el caso de utilizarlo para el rejuntado de juntas finas o con arena para pegar o reparar prefabricados de hormigón.
          • Podemos añadirle tintes o pigmentos para conseguir el color de la junta que queramos.
          • Aplicación y uso recomendado para el rejuntado de azulejos y pavimentos así como de sanitarios.
          • Enfoscado en revestimientos de ladrillos, mampostería u mortero de cemento.

          Pudiendo encontrar el mejor precio de cemento blanco para hacer las reparaciones que necesites.

          ¿Cómo se realiza la preparación del cemento blanco para juntas de azulejos y pavimentos?

          A la hora de hacer la preparación del cemento blanco necesitamos 3 herramientas básicas:

          1. Capazo de albañil perfectamente limpio y sin residuos de otros materiales
          2. Agua limpia en un cubo
          3. Catalana para mover la mezcla

          Una vez tenemos dispuestos estos utensilios más por supuesto un saco de cemento blanco o de rejuntado empezaremos con la preparación.

          Echaremos un culín de agua en el capazo, esto no es como preparar cemento cola que se echa todo el saco de 25 kg, aquí vamos poco a poco para que no se ponga duro demasiado pronto.

          Después con la catalana vamos echando cemento blanco al capazo y vamos removiendo para no queden grumos.

          Si el uso que le vamos a dar es para encolar las juntas del pavimento entonces lo haremos más líquido para que penetre bien por las juntas.

          En cambio si la utilización que le vamos a dar es para rejuntar azulejos de pared entonces lo haremos algo más espeso, casi como un danone para que al aplicarlo en las paredes no nos chorree.

          Me harías un gran favor si compartieses el artículo en tus redes sociales.

          Composición del cemento blanco

          Una visión general de la composición del cemento blanco es esencial para su correcta utilización. Hablaremos de sus materias primas, proceso de fabricación, características técnicas y aditivos.

          Toda esta información le resultará útil para tomar una decisión informada. Este artículo también le dará una idea de los diferentes tipos de cemento blanco y sus usos.

          Materias primas

          El cemento blanco se fabrica a partir de una combinación de materiales calcáreos y salinos, que se calcinan en un horno rotatorio.

          Tras el proceso de calcinación, se añade yeso, o carbonato de calcio, al clinker, que se tritura y muele para formar el cemento blanco. Tanto el cemento gris como el blanco tienen propiedades físicas y mecánicas similares.

          Sin embargo, el cemento blanco es más poroso que el gris y debe cumplir ciertos requisitos, como una blancura mínima del setenta por ciento.

          Además, el estado cristalino y la cantidad de aditivos son también factores importantes en la resistencia del cemento.

          Otras materias primas utilizadas en la fabricación de cemento blanco son el yeso y la magnetita. Sin embargo, estas materias primas deben ser analizadas para detectar impurezas. Si contienen cloruro, por ejemplo, pueden crear problemas de funcionamiento en el precalentador.

          Proceso de fabricación

          El cemento blanco es un ingrediente versátil para el hormigón. Se utiliza para el diseño estructural de edificios de gran altura, puentes y aparcamientos.

          Se produce en hornos independientes y es mucho más caro que el cemento Portland estándar. También se puede colorear con pigmentos inorgánicos y es ideal para fines decorativos.

          La materia prima del cemento blanco se compone de minerales calcáreos y sálicos. Estos minerales se calcinan para formar el clinker de cemento. A continuación, se añade yeso a este clinker.

          Después, el cemento se tritura para formar el cemento blanco. Aunque todos los productos de hidratación son similares, el cemento blanco tiene requisitos físicos y mecánicos especiales.

          Este proceso es muy exigente y requiere materias primas de alta calidad. Además, la temperatura de calcinación es elevada, y oscila entre los 100 y los 150degC.

          Para producir cemento blanco, hay que extraer piedra caliza. La caliza es un mineral que contiene carbonato de calcio, aunque también contiene magnesio, hierro y silicatos.

          Debe ser de calidad suficiente para producir un cemento fuerte y cohesivo. La piedra caliza debe estar libre de una excesiva contaminación de magnesio o producirá un clinker de cemento inferior.

          La piedra caliza debe extraerse mediante técnicas de voladura y perforación. A continuación, la materia prima se transporta a un departamento de trituración.

          Características técnicas

          El cemento blanco es uno de los principales componentes de las mezclas de acabado en seco. Se fabrica a partir de clinker con bajo contenido en hierro y se procesa posteriormente con aditivos minerales como piedra caliza, yeso y sales de cloro. Su finura es de hasta 4500 cm2/g y se cuece con combustibles que no producen hollín ni cenizas.

          El cemento blanco es un compuesto versátil que puede mezclarse con diversos compuestos y cargas. Sin embargo, debe tener un color claro excepcional y no debe contener ninguna arcilla u otro material que retrase la oxidación.

          Además, debe aplicarse en capas de unos 3 cm o menos. Es importante tener en cuenta que las capas finas son propensas a mostrar manchas y deben evitarse siempre que sea posible.

          El cemento blanco se fabrica con una mezcla de silicato de alto contenido en calcio y clinker de bajo contenido en hierro. Cuando se mezcla con agua, se solidifica.

          Su color depende de la composición de las materias primas, incluido el contenido de hierro. La mezcla terminada es más blanca que el cemento ordinario, pero sigue teniendo la misma resistencia.

          También es capaz de soportar altas temperaturas y es resistente a las condiciones atmosféricas. Sin embargo, no es eficaz cuando se utiliza solo y necesita aditivos de color adicionales para lograr el efecto deseado.

          Diferencias entre el cemento blanco y el gris

          La diferencia entre el cemento blanco y el gris se reduce al proceso de fabricación. El primero se somete a molienda y calentamiento, mientras que el segundo se produce mediante la pulverización de las materias primas.

          Los fabricantes de cemento gris añaden yeso a los clinker antes de molerlos hasta convertirlos en polvo fino. Los dos tipos de cemento tienen composiciones y requisitos diferentes, pero ambos se utilizan para el hormigón coloreado.

          El cemento gris se compone de óxido de hierro

          El cemento gris se compone en gran parte de óxido de hierro, un mineral que se encuentra en la piedra caliza, la arcilla y el mineral de hierro.

          Este ingrediente se añade al cemento durante el proceso de fabricación para darle un color gris. Algunos fabricantes eligen materias primas que contienen bajos niveles de hierro y las procesan sin añadir más hierro. Esto produce un cemento gris que tiene entre un tres y un seis por ciento de hierro.

          El cemento gris tiene muchos usos. Es un material excelente para la construcción de estructuras, y su precio es aproximadamente la mitad del del cemento blanco.

          También está más disponible que el cemento blanco. Además de ser un material de construcción duradero, también puede utilizarse para mejorar el aspecto de un edificio.

          Se puede teñir y pintar, y puede añadir un color decorativo permanente a los edificios.

          El cemento blanco se compone de óxido de manganeso

          El proceso de producción del cemento blanco es similar al del cemento gris. Todo comienza con la selección de las materias primas.

          El cemento gris tiene ingredientes básicos que le dan su color, que se utilizan en cantidades mucho menores en la producción del cemento blanco.

          Las dos principales materias primas utilizadas en la producción de cemento blanco son la piedra caliza y la arcilla. El proceso de producción del cemento blanco es similar al del cemento OPC, salvo que utiliza más calor para quemar las materias primas y exige una mayor finura.

          El pigmento que da al cemento blanco su color es el violeta de manganeso (MV). El pigmento contiene dióxido de manganeso, amoníaco y ácido fosfórico.

          Combinados, estos componentes dan lugar a un color violeta oscuro. El pigmento se añadió a una muestra de cemento en diferentes proporciones, y se tomaron imágenes a diferentes temperaturas.

          Los resultados mostraron que el color de la muestra de cemento que contenía VM cambiaba irreversiblemente tras la exposición a diferentes temperaturas.

          Se utiliza para el hormigón coloreado

          Hay algunos factores que determinan el color del hormigón. La preparación de la subbase, la colocación y el acabado, y el nivel de mantenimiento pueden influir en el color final.

          En el caso de grandes superficies, la consistencia del color es crucial. Cuanto más pigmento se añada al hormigón, más oscuro será.

          Si desea un tono más claro, elija el hormigón blanco. Sin embargo, este tipo de hormigón será más caro que el de color.

          El hormigón decorativo está hecho de cemento coloreado. Estos colores pueden producirse utilizando diferentes tipos de pigmentos.

          Estos colorantes no son tóxicos, son resistentes a la luz y a los álcalis. Además, duran más que los tintes químicos líquidos y dan un color constante a lo largo del tiempo.

          Requiere consideraciones especiales de suministro y preparación

          El suministro y la preparación del cemento blanco y gris son diferentes, y se basan en su composición química. El cemento se compone principalmente de agua, sulfato (óxido de sodio) y óxido de potasio, además de yeso.

          El cemento se utiliza en una gran variedad de proyectos de construcción, como estructuras marinas, obras de alcantarillado y colocación de hormigón bajo el agua.

          Es más caro

          El cemento blanco es más caro que el cemento ordinario. Dado que el cemento blanco es tan caro, se recomienda comprarlo sólo cuando realmente lo necesite.

          Comprar demasiado sólo le causará problemas porque no podrá almacenarlo adecuadamente y estará expuesto a los elementos. Por lo tanto, sólo debe comprarlo cuando lo necesite y no para almacenarlo.

          El cemento blanco se fabrica con materias primas que contienen pequeñas cantidades de manganeso y hierro. Se suele utilizar para obras arquitectónicas en las que se desea un acabado blanco.

          Cuesta aproximadamente dos o tres veces más que el OPC gris. El coste del cemento blanco también es más elevado, ya que requiere más energía y exige equipos especialmente diseñados.

          Este cemento también es más caro porque hay que protegerlo de la decoloración una vez terminado.

          Ventajas del cemento blanco

          Se espera que el mercado del cemento blanco crezca a un ritmo considerable en los próximos años, debido al creciente uso de este material en proyectos de construcción y decoración.

          Varios países europeos, como Italia y España, han adoptado la tendencia de la construcción blanca y están aumentando la demanda de este tipo de cemento.

          La creciente demanda de arquitectura vernácula es otro factor que está impulsando el mercado del cemento blanco. Sin embargo, es probable que la menor resistencia del cemento blanco obstaculice el crecimiento del mercado.

          Luminosidad

          El cemento blanco tiene varias ventajas. Este tipo de cemento es una buena opción para casas y edificios que necesitan reflejar la luz. También es una excelente opción para carreteras y carriles para bicicletas.

          Este tipo de cemento también ayuda a aumentar la visibilidad y la seguridad. También es adecuado para proyectos de renovación. Además, ofrece una excelente reflectividad de la luz y el calor.

          El cemento blanco se produce mezclando tiza blanca y arena de color claro, lo que garantiza un color uniforme en el hormigón.

          También requiere precauciones especiales en la producción, como el mantenimiento de proporciones constantes de cemento y agua.

          El material puede utilizarse para rellenar grietas, así como para aplicaciones arquitectónicas. Sin embargo, es más caro que el OPC normal.

          Otra ventaja del cemento blanco es que es más eficiente energéticamente que otros tipos de cemento. También es más eficaz para aislar un edificio del calor, y su capacidad de reflejar la luz le ayuda a ahorrar energía.

          Además, puede reciclarse y reutilizarse para otros productos. Un buen ejemplo es su uso como masilla para paredes. También puede utilizarse como sustituto de la pintura blanca o la cal.

          El cemento blanco también es una buena opción para los parapetos de los puentes. Además, es menos susceptible de absorber el calor, reduciendo las islas de calor urbanas. Además, está ampliamente disponible en toda España.

          Compacto

          Generalmente, el cemento blanco tiene un alto contenido de hidratos de silicato de calcio. Estos hidratos actúan como rellenos hidráulicos para mejorar la estructura de la matriz en las mezclas de cemento endurecidas.

          La sílice libre, por otro lado, es un material amorfo que reacciona con el hidróxido de calcio o la cal libre para formar geles. Estos geles forman una microestructura cerrada y compactada.

          Se prefiere que el contenido de NS sea de un determinado porcentaje (hasta el cinco por ciento), ya que concentraciones más elevadas pueden alterar la matriz y la microestructura del compuesto.

          El cemento blanco está disponible a granel o en sacos. Debe almacenarse lejos del suelo y en un lugar seco. Su densidad a granel es de 110 kg/m3 y su densidad compacta es de 3150 kg/m3. Su vida útil es de hasta 6 meses, pero si se mantiene alejado del suelo, puede durar hasta 10 años.

          En comparación con el cemento gris, el cemento blanco es más caro. Sin embargo, sus propiedades de resistencia son similares. Al ser de grano más fino, puede utilizarse en el proceso de preparación del hormigón.

          Sin embargo, el cemento blanco tiene algunas desventajas. Aunque parece blanco, no hace que el hormigón sea blanco ni reduce la necesidad de pintura.

          El crecimiento del mercado del cemento blanco está impulsado por el aumento de los proyectos de construcción residencial en todo el mundo.

          Resistente al agua

          El cemento blanco ofrece varias ventajas de resistencia al agua. El material es ligero, fácil de aplicar y se puede obtener fácilmente de los proveedores de productos de albañilería.

          Su aditivo acrílico mejora la adherencia y la durabilidad. También es impermeable, lo que lo convierte en una opción adecuada para los climas húmedos.

          Además, no necesita imprimación y puede pintarse de cualquier color. También es resistente a los rayos ultravioleta, lo que lo convierte en una opción duradera para exteriores.

          El cemento blanco también tiene una gran resistencia. Es más duradero que otros tipos de hormigón. Puede utilizarse como base para suelos, paredes y otras aplicaciones exteriores.

          Sin embargo, el color blanco de este material no es permanente y está sujeto a la decoloración. Este cemento tiene una alta resistencia a la compresión, entre 25 y 50 Mpa, que es superior a la del cemento gris. El contenido de aluminato de calcio en el cemento blanco ayuda a la resistencia del material.

          El cemento blanco especial resistente al agua se utiliza a menudo para aplicaciones exteriores. Es más duradero que el cemento blanco convencional, y no requiere un revestimiento o pintura impermeable.

          Puede utilizarse como material de base para un revestimiento exterior, y reduce la cantidad de materias primas utilizadas y el tiempo necesario para poner en marcha el proyecto.

          También es más económico, y su eficiencia de trabajo es mayor, lo que se traduce en un mayor retorno de la inversión.

          El cemento blanco también ofrece belleza arquitectónica. Tiene una consistencia más fina que el cemento gris, lo que facilita el acabado antes de pintar.

          También es más fácil de mezclar con agua y fragua más fácilmente. Además, el cemento blanco no es poroso, por lo que es fácil de aplicar.

          Resistente a las manchas

          La ventaja de encalar sus paredes es que es resistente a las manchas. Proporciona una gran base para el color que pinte y ayuda a que el color destaque. También reduce la cantidad de pintura que necesita.

          Es una buena opción tanto para espacios interiores como exteriores. Sin embargo, asegúrese de seguir las instrucciones para su correcta aplicación para evitar que las manchas se fijen.

          Puede aplicar a su superficie un tinte para hormigón resistente a las manchas. Hay tintes a base de agua y a base de ácido. Las variedades a base de agua son más seguras que los tintes a base de ácido y los disolventes.

          También se adhieren mejor a las superficies interiores y son compatibles con los selladores de dos componentes.

          Si tiene que limpiar las manchas de las baldosas de cemento blanco, puede utilizar vinagre. El ácido del vinagre ayudará a disolver la mancha. A continuación, utilice un cepillo para fregar y eliminar las manchas.

          También puede aplicar un sellador a su suelo de baldosas para darle un aspecto totalmente nuevo.

          Si quiere añadir color a sus superficies de hormigón, puede utilizar tintes acrílicos para hormigón. Estos tintes son finos y se filtran en los poros de la superficie. Además, no se desprenden como la pintura.

          También son resistentes a la humedad, los ácidos y los álcalis. Además, son adecuados para las superficies de hormigón existentes.

          Duradero

          El cemento blanco ofrece las mismas ventajas que el cemento gris, pero conserva mejor su resistencia. También se presta a estructuras más atractivas.

          Su textura en polvo facilita la limpieza y el acabado de la superficie antes de pintarla. El cemento blanco también se endurece fácilmente y se mezcla bien con el agua. A pesar de su coste, la inversión merece la pena.

          El cemento blanco puede encontrarse en muchas formas, y es una opción popular para construir estructuras y suelos. Su color también se presta a fines decorativos, como suelos, revestimientos de chimeneas y encimeras.

          Sin embargo, no es tan rentable para proyectos estructurales como el cemento gris. Sin embargo, cada vez se utiliza más en proyectos de construcción, y los contratistas están descubriendo sus ventajas.

          El cemento blanco es reflectante, por lo que emite calor con la luz natural y brilla con la luz artificial. Aunque esto puede ser un inconveniente, el coste del cemento blanco es menor y el aspecto decorativo ya está incorporado.

          Esto significa que no tiene que gastar dinero extra en el acabado. Sin embargo, si piensa utilizarlo en interiores o exteriores, debe tener en cuenta su durabilidad y el grado de desgaste que puede soportar.

          Otra ventaja del cemento blanco es que puede teñirse del color que quieras. El cemento blanco también puede utilizarse como pintura, barniz o imprimación para superficies metálicas.

          Esto lo hace ideal para proyectos de construcción en los que se necesita un acabado brillante y limpio. Además, permite que la pintura destaque mejor y evita que se estropee con la humedad.

          Precio

          La creciente industria de la construcción y el aumento de la población en los países en desarrollo están impulsando la demanda de cemento blanco.

          Con el aumento de la urbanización y la necesidad de viviendas asequibles, la demanda de materiales de construcción ha aumentado.

          Además, la industria del turismo y la proliferación de hoteles están impulsando la demanda de aplicaciones decorativas.

          Aunque el coste del cemento blanco se ha mantenido elevado, las nuevas innovaciones tecnológicas están ayudando a reducir este precio.

          El cemento blanco es caro, por lo que es importante comprarlo sólo cuando sea necesario. De este modo, se evitan problemas como la compra excesiva o el almacenamiento del cemento.

          Además, la exposición a los elementos puede dañar el cemento y dejarlo inservible. Por lo tanto, es mejor comprar sólo lo suficiente para terminar su proyecto de construcción. Sin embargo, tenga en cuenta que el precio del cemento blanco varía en función del tamaño del envase y de la marca.

          El cemento blanco se utiliza para hacer hormigón premezclado y bloques prefabricados. Sin embargo, debido a su elevado precio, no es la opción más popular para aplicaciones estructurales.

          Esto se debe a que requiere materias primas especiales y no es la opción más económica. También es menos duradero que el cemento gris y se utiliza en menos aplicaciones.

          Otra ventaja del cemento blanco es su color brillante. Este tipo de hormigón es más caro que el cemento gris, pero causa un gran impacto.

          Además, se puede teñir y colorear. En cambio, el cemento gris es más económico, pero su tono puede ser un poco soso.

          Deja un comentario