Humedad Ideal en Casa ¡CUIDADO CON ESTO!

La humedad ideal en casa es un dato que es importante conocer y sobre todo prestar atención al nivel de humedad ambiente de las distintas habitaciones.

Ya que el grado de humedad afecta directamente a la salud de nuestra piel, nuestras mucosas y un exceso o un defecto puede provocarnos problemas de salud.

En este artículo veremos cómo medir la humedad en casa con un sencillo aparato y muy económico que nos permitirá registrar los valores de humedad relativa del ambiente y la temperatura.

Mejor Opción

ThermoPro TP50 Termómetro Higrometro Digital para Interior

    logoVER PRECIO REBAJADO >
    Mejor Calidad Precio

    ThermoPro TP49 Mini Termómetro Higrómetro Digital

      logoVER PRECIO REBAJADO >

      ThermoPro TP55 Termómetro Higrómetro de Interior para Casa

        logoVER PRECIO REBAJADO >

        Mini Termómetro Higrómetro Digital Interior de Temperatura

          logoVER PRECIO REBAJADO >

          ThermoPro TP53 Termómetro Higrómetro Digital Medidor de

            logoVER PRECIO REBAJADO >

            También veremos los trucos y consejos para bajar el nivel de higrometría y cómo eliminar humedades o reducir sus valores a grados saludables para dorir o para nuestro bebé.

            Y veremos las condiciones de confort humano combinando la humedad y la temperatura ambiente, así como la calidad del aire de la misma.

            A continuación veremos un vídeo explicativo.

            Tabla de contenidos

            ¿Cuál es el grado de humedad ideal en casa?

            Según todos los estudios el grado de humedad ideal en casa es aquel que se encuentra entre un 40 y un 60% de humedad relativa ambiente.

            Si los valores son inferiores al 40% del humedad relativa del ambiente tendremos un ambiente seco lo que puede generarnos varios problemas de salud.

            Como piel seca, veremos como se nos agrieta la piel y se nos escama.

            Haciéndola más vulnerable a infecciones ya que la piel de nuestro cuerpo es la primera barrera defensora de nuestro organismo.

            Se nos resecarán las mucosas, los ojos se nos irritarán, y sobre todo la garganta pudiendo provocar faringitis que deriven en resfriados y rinitis.

            En el caso de una humedad superior al 60% tendremos problemas de exceso de humedad.

            Esto hará que las glándulas suprarrenales tengan que trabajar a mayor ritmo, se nos puedan encharcar los pulmones y coger una bronquitis.

            Hará que la sensación térmica debido a la temperatura sea mayor y que sudemos más.

            Además que podrán generarse problemas de humedades de condensación en casa en paredes y ventanas con la aparición de hongos que pueden afectar negativamente a nuestra salud.

            ¿Cómo medir la humedad en casa?

            Para medir la humedad en casa lo más sencillo y económico es la compra de un higrómetro.

            Un higrómetro es un pequeño aparato que se puede colgar en las paredes de las habitaciones que nos medirán tanto el porcentaje de humedad en casa como la temperatura.

            higrómetro para medir la humedad ideal en casa
            ver precio en tienda

            Este sería el primer paso para comprobar el confort ambiente de nuestra vivienda y conocer si tenemos problemas humedad por exceso o por defecto.

            Y en función de estos datos tomar las medidas para aumentar la humedad en el ambiente en el caso de que fuese necesario.

            O si por el contrario tenemos un exceso de humedad tomar medidas para bajar la humedad en casa

            ¿Cuál es la humedad ideal para dormir?

            El grado de humedad ideal para dormir se encuentra entre 40 y 60% de humedad relativa combinándolo con temperaturas entre 16 y 21 ºC.

            Por eso es conveniente airear la habitación para dormir por las mañanas entre 10 a 15 minutos abriendo las ventanas.

            Y unos 5 o 10 minutos al entrar la noche antes de dormir para eliminar el exceso de humedad.

            A mayor temperatura el nivel de humedad hace que la sensación térmica sea mayor.

            Por eso en verano que es cuando tenemos temperaturas más altas si las mismas pasan de 21 º C nos interesará refrigerar la habitación con aire frío si podemos.

            O bajar el nivel de humedad si está cercano al 60%.

            Lo que nos peritirá un nivel de descanso mayor y una manera más rápida de conciliar el sueño.

            También es importante en estos caso el tipo de colchones para dormir que utilicemos y la transpirabilidad de los mismos.

            Para evitar sudoración en la cama.

            Humedad idel bebé en habitación para dormir

            Los bebés tienen una piel mucho más delicada y necesitan un grado de humedad diferente para dormir que las personas adultas.

            En este caso la humedad ideal en habitación del bebé está en torno al 60% en combinación con temperaturas entre 18 a 20 ºC.

            Por eso es habitual en muchos caso el uso de humidificadores en las habitaciones de bebés para conseguir este valor de humedad relativa deseado.

            Pero siempre previa medición y toma de valoras con el uso de higrómetros que nos muestren estos valores para actuar en consecuencia y aumentar el confort térmico y húmedo de la vivienda.

            ¿Cómo bajar la humedad en casa?

            Si después de usar varios higrómetros detectamos habitaciones que tengan un exceso de humedad o que debido al clima donde vivimos el grado de humedad en casa es elevado hemos de actuar al respecto.

            Problemas de humedades por capilaridad o por filtración

            Lo primero que hemos de controlar ante un problema de exceso de humedad en casa es el origen de la misma.

            Son muy habituales, sobre todo en casas antiguas que no tienen un buen aislamiento de los cimientos o que no tienen un forjado sanitario previo la subida de humedad por los cimientos hacia el interior de la vivienda.

            En estos casos o bien hemos de contratar empresas de humedades que se dediquen a eliminar humedades por filtración mediante los diferentes métodos constructivos que podemos encontrar en el mercado.

            O si el problema de humedades no es demasiado alto utilizar métodos para bajar la misma.

            Al igual ocurre con las humedades por filtración que se producen cuando el aislamiento de las fachadas no es bueno, o tenemos goteras del techo.

            Usar el aire acondicionado

            El aire acondiconado es uno de los métodos más utilizados para bajar la humedad en casa.

            Ya que al pasar el aire por el split recoge la humedad ambiente y aparte nos refrigera la habitación bajando la temperatura y consiguiendo que el vapor de agua condense.

            En climas con mucha humedad es el método más utilizado, cerrar bien ventajas y puertas y dejar actuar al aire acondiconar para que nos bajo el exceso de vapor agua.

            Deshumidificadores para quitar humedad ambiente de la habitación.

            Los deshumidificadores son unos aparatos que se encargan de filtrar el aire y absorber este vapor de agua que provoca el exceso de humedad.

            Este vapor de agua que condensa y se convierte en agua es acumulado en su depósito que deberemos cambiar cada ciertas horas de uso dependiendo de la higrometría relativa.

            Usar deshumidificador para conseguir la humedad ideal en casa
            ver precio en tienda

            Estos aparatos de climatización ambiental conocidos como deshumidificadores funcionan de la siguiente manera.

            Toman el aire ambiente con exceso de humedad y lo pasan por una zona fría para que el vapor de agua condense y acumularlo en el depósito.

            Después lo pasan por una zona caliente para recuperar la temperatura ambiente y nos proporcionan aire más seco para conseguir la humedad ideal en casa que buscamos.

            Absorbe humedades.

            Otro método para reducir la humedad relativa ambiente a parte del uso de deshumidificadores que tienen el inconveniente que tienen que estar conectados a la red eléctrica.

            Es el uso de absorbe humedades que son unas cajitas donde en su interiores llevan unos cristales de gel que son capaces de absorber la humedad ambiente y evitar problemas de humedades por condensación.

            absorbe humedad
            ver precio en tienda

            Estas bolitas de gel son capaces de absorber hasta 4 veces su tamaño y son ideales para reucir la humedad ambiente de habitaciones pero sobre todo de espacios cerrados donde no podemos utilizar un deshumidificador.

            Por ejemplo es muy habitual colocarlos en armarios roperos que tienen excesos de humedad, en buhardillas y en general en lugares donde queramos reducir el nivel de humedad.

            ¿Cómo aumentar el nivel de humedad en casa?

            Para conseguir el nivel de humedad ideal en casa puede ser por exceso como hemos visto en los casos de arriba, o por defecto.

            En el caso de un valor de humedad relativa bajo deberemos añadir humedad al ambiente.

            Para conseguir esto tenemos dos opciones.

            Usar humidificador para aumentar nivel de humedad.

            El humidificador es un aparato de climatización al que se le añade agua y lo va evaporando introduciéndolo al ambiente.

            Al aumentar la cantidad de vapor de agua nos aumenta el nivel relativo de higrometría.

            Esto es recomendable por ejemplocuando usamos sistemas de calefacción que resecan el ambiente.

            humidificador para aumentar el grado de humedad ideal en casa
            ver precio en tienda

            Como puede ser el uso de estufas de leña o de pellets, el uso del aire acondiconado o bomba de calor.

            En estos casos la humedad relativa del ambiente bajará mucho lo que nos puede resecar el ambiente y afectar a nuestra piel y a nuestras mucosas.

            Por eso es conveniente el uso de humidificadores para aumentar el nivel de vapor de agua ambientaly aumentar el confort térmico.

            Utilizar un climatizador evaporativo para conseguir el nivel de humedad ideal en casa.

            En climas secos es más recomendable el usar un climatizador evaporativo que un aire acondiconado.

            Ya que el aire acondiconado todavía reseca más el ambiente.

            Mientras que un climatizador evaporativo lo que hace es aportar humedad al ambiente reduciendo la sensación térmica de calor.

            En el caso de zonas climáticas con humedad ambiental alta no funcionan tan bien como en climas secos.

            Por loque es importante valorar todas las opciones para conseguir el mejor nivel de humedad ideal en casa después de analizarlo con el uso de higrómetros que nos aporten los valores necesarios para ver qué decisiones tomar.

            La importancia de la calefacción y la humedad en el hogar

            La calefacción y la humedad desempeñan un papel importante en la regulación de la temperatura de su hogar. La humedad del aire retiene mejor el calor que el aire seco.

            Si mantiene el nivel adecuado de humedad en su casa, podrá estar cómodo y ahorrar en costes de energía. Puede utilizar un humidificador para aumentar la humedad de su casa.

            Humedad relativa

            Hay varias formas de controlar la calefacción y la humedad relativa en su casa. Puede empezar por fijarse en la temperatura del aire.

            La temperatura del aire es inversamente proporcional a la humedad relativa, y una mayor temperatura hace que el aire sea más húmedo.

            También puede intentar cambiar la temperatura del aire acondicionado para controlar la humedad de su casa. Sin embargo, esto puede ser bastante confuso, ya que la humedad relativa es mayor por la mañana, cuando el aire es más fresco, y disminuye drásticamente por la tarde.

            También puede considerar la posibilidad de instalar un humidificador en su casa. Un humidificador añade humedad al aire de su casa, haciendo que la temperatura parezca más cálida.

            Esto puede ayudarle a ahorrar en las facturas de energía y hacer que su casa sea más confortable. De hecho, la humidificación puede reducir el riesgo de enfermedades en invierno. Otra alternativa es instalar limpiadores de aire en su casa.

            La humedad relativa es el porcentaje de vapor de agua presente en el aire a una temperatura determinada. A una temperatura de 50 grados, el aire puede contener aproximadamente la mitad de su cantidad máxima de vapor de agua.

            Sin embargo, el porcentaje de vapor de agua aumenta con la temperatura. Por lo tanto, cuando se eleva la temperatura del aire, hay que añadir humedad para aumentar la humedad relativa.

            Una humedad relativa baja puede provocar descargas de electricidad estática. También puede provocar sequedad en los ojos y labios agrietados.

            Los estudios han demostrado que las membranas mucosas secas pueden hacer que las personas sean susceptibles a los resfriados.

            Esto se debe a que las membranas mucosas de nuestro cuerpo son incapaces de defenderse de los virus y las bacterias si están secas. Además, el aire seco puede dañar las plantas de interior, los muebles y las mascotas.

            La calefacción y la humedad relativa están interrelacionadas y pueden controlarse mediante varios métodos. Con un control adecuado de la humedad, puede mantener la temperatura en un nivel confortable.

            Por ejemplo, puede utilizar un sistema de humidificación relativa mejorado para añadir humedad al aire y mantener la temperatura deseada.

            Índice de calor

            El índice de calor es una medida de la temperatura combinada con la humedad. El Servicio Meteorológico Nacional utiliza el índice de calor para determinar el grado de calor y humedad de una zona.

            Se basa en varios factores, como la temperatura, la humedad relativa y la actividad física de la persona que sufre el calor.

            Este índice puede ser engañoso, ya que no siempre refleja con exactitud la temperatura que siente una persona.

            El índice de calor es una herramienta importante para cualquiera que quiera saber si es seguro estar al aire libre. Una temperatura elevada y la humedad pueden contribuir a los trastornos por calor.

            Si tiene dudas, también puede utilizar la tabla del índice de calor para comparar la temperatura y la humedad reales de la zona. Esto puede ayudarle a prevenir o tratar los trastornos por calor causados por las temperaturas extremas.

            El Índice de Calor es una herramienta útil para evaluar los peligros de las altas temperaturas en el lugar de trabajo. Puede ayudar a los empresarios a determinar el riesgo de enfermedades relacionadas con el calor, incluida la insolación.

            El Índice de Calor es utilizado por la OSHA y el NIOSH para determinar cuándo la temperatura es demasiado alta para la seguridad. Forma parte del conjunto de herramientas de los profesionales de la salud laboral.

            La alta humedad también es perjudicial para el cuerpo, ya que el sudor se evapora menos rápidamente que en el aire seco.

            Una humedad elevada puede hacer que una persona sienta quince grados más de calor de lo que realmente tiene. El índice de calor es una medida de la humedad relativa, y un número más alto indica un alto riesgo de golpe de calor.

            El índice de calor para la calefacción y la humedad puede ser confuso porque hay muchas variables. Por ejemplo, una temperatura de 35 grados centígrados puede parecer hasta 10 grados más caliente si el aire está húmedo.

            Estrés térmico

            El estrés térmico es una condición peligrosa en la que el cuerpo es incapaz de enfriarse. El estrés térmico puede ser desde una afección leve hasta un golpe de calor potencialmente mortal.

            Las personas son susceptibles de sufrir un golpe de calor debido a varios factores, como el sobreesfuerzo, la exposición al sol y el trabajo en una zona mal ventilada.

            El estrés térmico también puede agravar las condiciones médicas existentes, como las enfermedades cardíacas o ciertas enfermedades mentales.

            Aunque el estrés por calor es un peligro grave, puede evitarse reduciendo el trabajo físico y ajustando el horario de trabajo para minimizar la exposición.

            Asimismo, tómese el tiempo necesario para realizar pausas de descanso adecuadas y reconozca los signos de estrés térmico. Hay mucha formación disponible para ayudar a prevenir el estrés por calor en el lugar de trabajo.

            El estrés por calor es más común en las personas mayores, que tienden a tener condiciones médicas que interfieren con su capacidad para regular su temperatura corporal.

            Las personas que ya sufren de estrés por calor deben buscar consejo médico, incluso de los higienistas ocupacionales. Beber agua fresca con regularidad ayudará a reponer los líquidos perdidos y a mantener la temperatura corporal.

            Es una buena idea proporcionar agua a los trabajadores en el lugar de trabajo, y deben beberla con frecuencia antes, durante y después del trabajo.

            El estrés por calor está causado por el aumento del flujo sanguíneo. A medida que aumenta la temperatura, el calor no es capaz de evaporarse rápidamente de la superficie del cuerpo, y como resultado, el cuerpo se sobrecalienta.

            Esto puede causar muchos problemas de salud, incluido el golpe de calor. Las personas pobres que no tienen aire acondicionado son especialmente vulnerables a los golpes de calor, al igual que las personas con enfermedades crónicas y los trabajadores al aire libre.

            Además de los efectos directos sobre la salud, el calor puede alterar el comportamiento humano, la calidad del aire y las infraestructuras sociales críticas.

            Dependiendo del momento, la intensidad y la duración de la exposición, el calor puede ser perjudicial. No existe un umbral estándar para lo que constituye un nivel peligroso de calor, pero las acciones específicas de salud pública pueden reducir el riesgo.

            Humidificadores domésticos

            Los humidificadores domésticos pueden ayudarle a mantener la humedad relativa ideal en su casa. Esto puede ayudarle a reducir sus facturas de energía al permitirle bajar la temperatura.

            Tener el nivel de humedad adecuado en su casa le ayudará a ahorrar dinero en sus facturas de calefacción, lo que puede pagar rápidamente un humidificador doméstico.

            Un humidificador doméstico tiene dos partes principales: un suministro de agua y un evaporador. El primero utiliza una almohadilla evaporadora y suele funcionar con electricidad.

            El segundo utiliza un tubo de alimentación de agua. El tubo de alimentación de agua distribuye el agua en la almohadilla del evaporador del humidificador, que retiene el agua y se evapora para crear aire humidificado.

            Una vez que la almohadilla del evaporador está saturada, el agua sale del humidificador a través de una bandeja de drenaje o un fregadero.

            Algunos propietarios optan por comprar un humidificador para toda la casa para controlar la humedad en su hogar. Sin embargo, estos dispositivos pueden ser problemáticos porque aumentan el riesgo de crecimiento de moho.

            Esto sucede porque el moho necesita superficies frías para crecer. Si tiene un humidificador para toda la casa, debe mantenerlo limpio para evitar el moho. Además, asegúrate de utilizar un fungicida para tratar la cuenca del humidificador.

            Además de ser eficaz para tu salud, un humidificador doméstico también puede ayudarte a reducir la factura de la calefacción.

            En general, se recomienda un humidificador durante la temporada de calefacción para evitar que el aire se seque. Sin embargo, si vive en un clima húmedo, es posible que no necesite un humidificador para toda la casa.

            Es importante mantener el humidificador con frecuencia. Un técnico profesional de HVAC puede ayudarle a elegir el humidificador adecuado para su hogar. Una instalación profesional no debería costar más de mil euros.

            Facturas de electricidad

            Una alta humedad en el hogar puede afectar a su salud y a su comodidad, y también puede aumentar su factura energética. Lo mejor es mantener los niveles de humedad de su casa en un saludable 40 a 60 por ciento.

            Esto evitará el crecimiento de moho y otros contaminantes del aire interior, además de ayudar a prevenir alergias y problemas respiratorios.

            También puede mejorar el sueño y reducir los niveles de estrés. En definitiva, tener un nivel de humedad equilibrado en su casa le ayudará a mantenerse sano y feliz durante todo el año.

            Temperatura vs Humedad

            La temperatura y la humedad son dos tipos diferentes de condiciones meteorológicas, y se afectan mutuamente. A continuación te explicamos cómo diferenciarlas.

            La humedad se refiere al porcentaje de vapor de agua en el aire, y la temperatura afecta a la humedad.

            La humedad relativa es un porcentaje de la cantidad de vapor de agua en el aire

            La relación entre el vapor de agua y el aire se conoce como humedad relativa. Cuanto más vapor de agua haya en el aire, mayor será la humedad.

            Esta proporción se determina dividiendo la masa total de vapor de aire por su volumen. La humedad relativa suele expresarse en porcentajes.

            La temperatura y la presión de un sistema afectan a la humedad relativa. Una temperatura más alta permite que se forme más vapor de agua, y una temperatura más baja disminuye el contenido de vapor de agua.

            A medida que la temperatura y la presión cambian, el porcentaje de vapor de agua también cambia. Cuando el vapor de agua del aire se satura, se condensa, formando gotas de agua.

            Las gotas más grandes forman la lluvia, mientras que las más pequeñas forman la niebla y las nubes.

            La humedad afecta a la vida en la superficie. Los animales, por ejemplo, dependen de la transpiración para regular su temperatura corporal interna.

            Sin embargo, una humedad elevada puede reducir el intercambio de calor al disminuir la tasa de evaporación de la humedad de la piel.

            El aire húmedo también puede provocar condensación, que puede dañar las superficies e incluso congelar las salidas de emergencia. La alta humedad también es perjudicial para ciertos procesos técnicos y de producción.

            La temperatura afecta a la humedad relativa

            La humedad relativa es la humedad del aire a una temperatura determinada. Esta cantidad se expresa como un porcentaje de la humedad máxima que puede contener el aire cuando está totalmente saturado a la misma temperatura.

            Evidentemente, cuanto más alta sea la temperatura, más humedad puede contener el aire. Lo contrario ocurre con el aire que ha disminuido su temperatura, y es importante considerar los efectos de la temperatura en la humedad relativa.

            La temperatura es un factor esencial en la vida de las plantas. Afecta a la forma en que una planta puede absorber el agua.

            En una habitación caliente, la cantidad de agua que una planta puede retener es mayor que la que puede retener en un aire más frío. A la inversa, una habitación más fría tiene una humedad relativa más alta que una más cálida.

            Sistemas inteligentes de ventilación y su influencia en la humedad relativa ideal

            La variación estacional del clima puede suponer un gran reto para los edificios y estructuras. Por ejemplo, los otoños largos y las pequeñas diferencias de temperatura pueden hacer que se acumule humedad en el interior de una estructura.

            Esta humedad es entonces difícil de eliminar, por lo que la ventilación es fundamental para evitar que el vapor de agua sea absorbido por la estructura.

            Por suerte, los sistemas de ventilación inteligentes pueden superar estos retos. Sistemas como VILPE Sense aumentan la ventilación en el interior de la estructura y las capas de aislamiento, al tiempo que mejoran la circulación pasiva del aire.

            Materiales de construcción

            Mientras que los litigios relacionados con la calidad del aire interior han contribuido al avance en este campo, el gobierno de España. ha permanecido relativamente inactivo a la hora de desarrollar normativas para la calidad del aire interior.

            Con el auge de los edificios, la construcción y los materiales ecológicos, nuestra forma de pensar sobre la ventilación está cambiando. La estética, la salud y la economía se están volviendo tan importantes como el confort térmico.

            La evolución del sector de la ventilación se está acelerando, y pronto empezaremos a ver cómo los sistemas de ventilación específicos para los ocupantes se convierten en la norma.

            Hoy en día, vemos una ventilación mucho más personalizada, gracias a los avances en la simulación por ordenador, la tecnología de sensores y las máquinas de microingeniería.

            Ya no es necesario gestionar las propiedades del aire del edificio para lograr una preferencia media de los ocupantes.

            Esto hará posible que la gente disfrute de los días de primavera en el interior y se aclimate a las vacaciones tropicales sin preocuparse por la calidad del aire.

            Al mismo tiempo, la cobertura de los medios de comunicación nos ha hecho más conscientes de la importancia de la IAQ.

            Ventilación mecánica

            Los sistemas de ventilación inteligente se utilizan para controlar la calidad del aire interior de un edificio. Pueden ser naturales, mecánicos o una combinación de ambos. Son cruciales para el confort interior.

            El tipo de sistema utilizado depende de las necesidades del edificio y de sus habitantes. Ambos enfoques presentan ventajas e inconvenientes.

            Por lo general, un sistema de ventilación mecánica debe mantener una tasa de ventilación constante en todas las condiciones meteorológicas.

            Puede ayudar a prevenir los daños causados por la humedad en la estructura de un edificio. También permite la flexibilidad arquitectónica.

            Esta es una de las principales razones por las que la ventilación mecánica se ha convertido en una práctica habitual en los edificios modernos.

            El nivel de humedad de un edificio depende de varios factores. Por ejemplo, puede ser causada por el secado de la ropa o por una fuga. También puede deberse a los cambios de temperatura.

            El vapor de agua atrapado en el aire caliente se vuelve a convertir en agua cuando entra en contacto con superficies frías.

            Sin embargo, el exceso de humedad sólo se convierte en un problema cuando los niveles alcanzan un nivel extremadamente alto o bajo. Afortunadamente, puede reducirse mediante una ventilación adecuada.

            Ventilación natural

            Una forma excelente de conseguir una humedad relativa ideal en el interior es instalar sistemas de ventilación inteligentes en todo el edificio.

            Hay varios tipos de sistemas de ventilación disponibles, incluyendo la ventilación natural, la ventilación mecánica y una combinación de las tres.

            Además de controlar la cantidad de flujo de aire, estos sistemas también reducen las pérdidas de energía causadas por las infiltraciones.

            Muchos países tienen normas que regulan la ventilación de los ambientes interiores acondicionados. El IRC, o Código Residencial Internacional, exige que los edificios tengan al menos un sistema de ventilación mecánica.

            Además, exige que los edificios que tengan pocas fugas de aire dispongan de ventilación mecánica en toda la casa. Aunque esto puede ser costoso, merece la pena la inversión en buena salud.

            La humedad relativa ideal en un edificio varía en función de muchos factores. En una oficina, un edificio con una humedad relativa del 40-60% reducirá el riesgo de contraer virus y otras enfermedades respiratorias.

            La humedad relativa es especialmente importante para un paciente con afecciones respiratorias, ya que le ayuda a toser de forma más productiva.

            Varios investigadores han descubierto que ciertas ventanas pueden ayudar a alcanzar determinados niveles de humedad.

            Ventilación multipunto

            La incorporación de sistemas de ventilación inteligentes en su edificio tiene muchas ventajas. La primera es que estos sistemas no sólo maximizan la eficiencia, sino que también minimizan el impacto de las impurezas del aire en la salud humana.

            De hecho, el rango ideal de humedad relativa se sitúa entre el 40 y el 60 por ciento, siendo este último el que menos riesgos supone para la salud.

            Además, el nivel adecuado de humedad garantizará que su casa sea un lugar cómodo para vivir.

            Por ejemplo, un exceso de humedad favorece la aparición de moho, mientras que un nivel de humedad demasiado bajo hará que su casa se sienta seca e incómoda, lo que puede provocar dolencias respiratorias como dolores de garganta.

            Por eso, el mejor sistema de ventilación optimizará la humedad del aire, extrayéndola durante el verano e infundiéndola con más humedad durante el invierno.

            Ventajas de instalar un sistema de ventilación inteligente

            La instalación de un sistema de ventilación inteligente en su lugar de trabajo tiene varias ventajas. Entre ellas, el ahorro de energía, el control de los contaminantes y el control remoto.

            Además, un sistema de ventilación inteligente puede mejorar la eficiencia laboral de su empresa al minimizar los contaminantes del aire.

            Siga leyendo para descubrir más. Este tipo de sistema de ventilación puede utilizarse en cualquier tipo de entorno de oficina, desde pequeñas empresas hasta grandes corporaciones.

            Ahorro de energía

            El uso de un sistema de ventilación inteligente puede ahorrarle mucho dinero en las facturas de energía. El ahorro variará en función del tamaño de su casa y de cómo utilice el espacio.

            En la mayoría de los casos, puede esperar ahorrar entre un 20 y un 40 por ciento en sus facturas de acondicionamiento del espacio.

            Las rejillas de ventilación inteligentes también reducirán la cantidad de energía que utiliza en calefacción y refrigeración.

            Las rejillas de ventilación inteligentes utilizan un programa informático para determinar la temperatura más eficiente en cada zona. Esto puede ahorrar energía y asegurar que las personas se mantengan cómodas.

            Esta tecnología también tiene la capacidad de rastrear el comportamiento de los ocupantes e identificar los patrones de consumo de energía.

            El sistema proporcionará automáticamente el nivel de confort más bajo para cada zona en función de las actividades que se prevean en el espacio.

            Otra ventaja de utilizar un sistema de ventilación inteligente es que puede dirigir el flujo de aire a la zona donde más se necesita. Esto hace que el sistema de climatización funcione con menos frecuencia.

            Algunas rejillas de ventilación inteligentes también cuentan con sensores de movimiento para regular la cantidad de flujo de aire en cada habitación.

            Estas características son una gran manera de reducir sus costos de energía, mientras que la mejora de la comodidad y la mejora de la eficiencia energética de su hogar.

            Para instalar una ventilación inteligente, todo lo que necesita es una conexión Wi-Fi y una conexión a Internet. La mayoría de las marcas tienen una aplicación que le permite configurar el sistema mediante un asistente paso a paso a través de una aplicación para teléfonos inteligentes.

            La aplicación requiere una conexión Wi-Fi y capacidad para enviar mensajes de texto. Debe repetir el proceso para cada respiradero de su casa.

            Control de contaminantes

            La instalación de un sistema de ventilación inteligente tiene una serie de ventajas en cuanto al control de contaminantes. Por un lado, proporciona aire fresco a los ocupantes cuando más lo necesitan.

            Además, el sistema reduce los costes de energía, sobre todo en los momentos en que el flujo de aire es escaso o nulo.

            Proporciona ventilación en los momentos adecuados, sobre todo en las zonas donde las actividades producen contaminación del aire.

            Control remoto

            Un sistema de ventilación inteligente es una parte importante de una casa u oficina. Ayuda a proporcionar una mejor calidad del aire, lo que puede aumentar la eficiencia de una empresa y mejorar la salud de los empleados.

            El sistema incluye sensores para detectar el calor generado por la cocina y la radiación solar. También puede detectar los contaminantes del aire y purificar una habitación automáticamente.

            Estos sistemas van acompañados de un mando a distancia. El mando a distancia permite a los usuarios supervisar y controlar la ventilación.

            Esto significa que si la ocupación de una habitación o edificio es baja, el sistema de ventilación puede ajustarse en consecuencia.

            Esto reduce el consumo de energía, permitiendo al propietario controlar mejor su consumo energético.

            Otra ventaja de un sistema de ventilación inteligente es la reducción del coste del sistema. La tecnología puede ajustar el modo y el nivel de apoyo automáticamente, reduciendo así el número de días que un paciente pasa en el ventilador mecánico.

            Por este motivo, los sistemas de ventilación inteligente se han hecho populares en los hospitales. Las últimas versiones tienen varias características que ayudan a reducir el coste del sistema.

            Con la ayuda de sensores, las ventilaciones inteligentes pueden proporcionar un control climático habitación por habitación. Antes, esto sólo podía conseguirse utilizando costosos sistemas de zonificación o descentralizados.

            Combinadas con termostatos inteligentes, las rejillas de ventilación inteligentes pueden mejorar el confort y ahorrar en costes energéticos.

            Reducir la demanda energética del hogar

            La instalación de un sistema de ventilación inteligente puede ayudar a reducir el consumo energético del hogar hasta en un 20%. También puede ayudar a los propietarios a controlar su consumo de energía.

            Estos sistemas pueden ayudar a los propietarios a controlar los electrodomésticos de sus casas. Esto es importante para la protección de nuestro planeta.

            La investigación se llevó a cabo en 3 estudios de casos de hogares en zonas urbanas para identificar su uso de energía y sus costes energéticos.

            En estos estudios también se encuestó a los propietarios de viviendas y se destacó la importancia de la tecnología inteligente para reducir el consumo de energía.

            Las conclusiones del estudio indican que los hogares están dispuestos a invertir en tecnologías domésticas inteligentes.

            Controlar la calidad del aire interior

            Al instalar un sistema de ventilación inteligente, está controlando de forma proactiva la calidad del aire dentro de su hogar.

            No sólo controla la temperatura dentro de su casa, sino que también diluye los contaminantes y las toxinas del aire.

            Pero antes de instalar un sistema de ventilación inteligente, debe determinar dónde se encuentran las fuentes de contaminantes.

            Éstas suelen encontrarse en el exterior, y la contaminación del aire interior suele deberse a la entrada de este aire en la vivienda. Este proceso se denomina infiltración y se produce en todos los hogares en algún grado.

            La contaminación del aire interior puede suponer graves riesgos para la salud. El aire interior contiene un cóctel de toxinas y otros contaminantes procedentes de las actividades cotidianas, lo que provoca el llamado «síndrome del edificio enfermo».

            Si la calidad del aire interior no es óptima, puede provocar enfermedades y dolencias y, en algunos casos, incluso la muerte.

            Dado que las personas pasan entre el 80 y el 90 por ciento de su tiempo en espacios cerrados, es importante tomar medidas para controlar este aire enfermo.

            Ayuda a mantener los niveles ideales de humedad

            Si tiene un clima húmedo en su casa, es importante entender el papel de un sistema de ventilación inteligente. Además de regular la temperatura y la calidad del aire, los niveles adecuados de humedad son esenciales para la salud de su hogar y de su familia.

            El exceso de humedad puede causar una variedad de problemas, incluyendo el crecimiento de moho y hongos. La alta humedad también puede crear un olor desagradable en el hogar.

            También puede causar problemas respiratorios en personas con asma y alergias. Además, la humedad puede hacer que se sienta humedad y frío, lo que hace que se encienda el sistema de calefacción aún más de lo necesario.

            La humedad es incómoda en verano, haciendo que los días calurosos y húmedos sean casi insoportables. Sin embargo, puede ser beneficiosa si se controla adecuadamente. Los niveles de humedad interior deben mantenerse entre el treinta y el cincuenta por ciento.

            Evita los problemas de salud derivados de la humedad en el hogar

            La humedad en el hogar puede provocar varios problemas. No sólo puede dañar la casa, sino que también puede provocar la aparición de moho y hongos perjudiciales.

            Por ello, los propietarios deben aprender a minimizar los efectos de la humedad en el hogar. En el siguiente artículo se analizan los peligros para la salud del exceso de humedad.

            La EPA recomienda que el nivel de humedad de su casa se mantenga entre el 30 y el 50%. Los niveles altos de humedad pueden causar condensación, electricidad estática e incluso moho.

            Para comprobar la humedad de su casa, puede utilizar un medidor de humedad económico que puede adquirir en cualquier ferretería.

            Los sistemas de aire acondicionado mal instalados también pueden causar problemas de humedad.

            Problemas de humedad relativa por debajo del 35%.

            Hay varios problemas asociados a la humedad relativa inferior al 35%. Entre ellos: la condensación, los daños en la madera y la irritación de los ojos.

            La baja humedad también es un entorno favorable para el crecimiento de microorganismos.

            La baja humedad favorece el crecimiento de microorganismos

            La humedad relativa (HR) es un factor importante para el crecimiento y la supervivencia de los microorganismos presentes en el aire.

            Algunas bacterias y hongos pueden sobrevivir a una humedad relativa baja durante más tiempo que otros. La bioquímica de la superficie del microbio puede desempeñar un papel en esto.

            La estructura de la bicapa lipídica de la membrana celular cambia durante la pérdida de agua, afectando a la configuración de las proteínas de la superficie.

            Las condiciones de temperatura y humedad del entorno fueron factores importantes en la invasión microbiana de las membranas de los huevos.

            Sólo los huevos de los grupos de alta temperatura presentaron crecimiento bacteriano, y no se encontraron bacterias en los huevos de los grupos de baja temperatura.

            La humedad tiene efectos mixtos en la invasión bacteriana, pero las condiciones de alta temperatura conducen a una mayor invasión. Esto conduce a un aumento de los niveles de bacterias en el albumen del huevo.

            Provoca daños en la madera

            Dependiendo de la región, los problemas de humedad relativa por debajo del 35% pueden dañar los suelos y muebles de madera. También puede afectar a los equipos electrónicos.

            Sin embargo, la calefacción y el control de la humedad pueden ayudarte a hacer frente a estos problemas. También puedes instalar un humidificador para evitar que el aire del interior de tu casa se vuelva demasiado seco.

            Otra opción es instalar un monitor de calidad del aire interior. Este dispositivo puede proporcionarle datos detallados sobre la humedad.

            Favorece el crecimiento de patógenos

            La humedad relativa de una habitación viene determinada por la temperatura y otras condiciones. Cuanto mayor sea la humedad relativa, menos material viral quedará después de que las partículas hayan muerto.

            Una menor humedad relativa ayuda a los virus a propagarse por el aire al facilitar la dispersión de las gotas de agua.

            Estas gotitas se crean cuando tosemos, estornudamos o cantamos. Son más pequeñas que las partículas de vapor de agua, y esto les permite penetrar más profundamente en los pulmones.

            La humedad relativa interior ideal para los seres humanos se sitúa entre el cuarenta y el sesenta por ciento. Sin embargo, durante los meses de invierno, la humedad relativa interior puede descender hasta el 20%.

            Esto no es saludable para los seres humanos, ya que seca las vías respiratorias. El revestimiento de las vías respiratorias es una defensa natural contra las sustancias extrañas, pero la baja humedad perjudica su función.

            Esto puede dar lugar a un mayor riesgo de infección por virus y otros patógenos.

            Problemas que ocasiona la humedad relativa en casa superior al 65%

            Hay algunos problemas asociados a la humedad relativa alta. Entre ellos se encuentran: Crecimiento de moho, hongos en las paredes, ácaros del polvo y crecimiento de microbios y microorganismos.

            Afortunadamente, hay formas de solucionar estos problemas. Siga leyendo para descubrir cómo.

            Crecimiento del moho

            La acumulación de moho en las casas conlleva muchos problemas. No sólo crea un olor desagradable, sino que puede causar daños en las paredes y los techos.

            También puede ser perjudicial para la salud. Si le preocupa el moho en su casa, consulte estas soluciones.

            Los niveles altos de humedad favorecen la aparición de moho. La humedad de su casa debe mantenerse por debajo del sesenta por ciento.

            El moho crece en las superficies húmedas, por lo que eliminarlas de la vivienda será de gran ayuda. También puede utilizar un deshumidificador para reducir el nivel de humedad.

            Una humedad relativa superior al 65% es un entorno ideal para el crecimiento del moho. Las esporas son muy activas en zonas cálidas y húmedas. También puede evitar el moho exponiendo las zonas cálidas a la luz solar.

            La limpieza y el secado adecuados ayudarán a evitar el crecimiento del moho. Las esporas del moho necesitan humedad para sobrevivir, por lo que debe intentar eliminarlas en cuanto las note.

            Además de las precauciones mencionadas, también es necesario probar los nuevos productos para ver si son resistentes al crecimiento del moho.

            Los investigadores han observado que los distintos tipos de paneles de yeso muestran diferentes tasas de crecimiento. Por lo tanto, es importante probar estos nuevos productos antes de introducirlos en los edificios.

            Además, los distintos métodos de caracterización microbiana han dado resultados diferentes. Por lo tanto, es necesario seguir trabajando para estandarizar estos métodos.

            Hongos en las paredes

            Los hongos en las paredes son un problema al que se enfrentan muchos propietarios, pero las causas reales no siempre son evidentes.

            El aumento de los niveles de humedad puede provocar un mayor crecimiento de hongos y una mayor variedad de ellos.

            Como resultado, muchos materiales de construcción pueden volverse vulnerables al biodeterioro y a la putrefacción.

            Los niveles de humedad en interiores dependen del tipo de materiales de construcción utilizados en la vivienda y de su entorno.

            Además del contenido de humedad del aire, la humedad de la superficie también es un factor que influye en el crecimiento de los hongos.

            La madera contrachapada, un material de construcción habitual, es sensible a la humedad, pero su humedad superficial se comporta de forma diferente durante los periodos de aumento o disminución de la humedad.

            Ácaros del polvo

            Un exceso de humedad tiene diversos efectos sobre la salud. Entre los efectos indirectos se encuentran el aumento de la proliferación de bacterias y de contaminantes en el aire.

            Estos problemas también pueden verse agravados por el moho y los hongos. Además, un exceso de humedad provoca un aumento de los niveles de ácaros y hongos, dos de los principales responsables de las alergias de interior.

            Aunque es tentador dejar el aire acondicionado en marcha, debe tener en cuenta las consecuencias de las temperaturas constantes y la alta humedad relativa.

            Las altas temperaturas del aire pueden acelerar la aparición de moho y aumentar el riesgo de corrosión. Asimismo, una humedad inferior al 40% puede hacer que los materiales sensibles se agrieten y se deshagan.

            Además, los cambios bruscos de temperatura pueden provocar grandes fluctuaciones de la humedad relativa. Esto puede favorecer la condensación, que acelera la corrosión y favorece el ataque biológico a los materiales orgánicos.

            La cantidad de humedad en el aire está directamente relacionada con la temperatura. Si se imagina una esponja con un 50% de humedad, cuanto más grande sea, más agua podrá retener.

            Crecimiento de microbios y microorganismos

            Los investigadores han descubierto que las zonas con mayor humedad relativa favorecen el crecimiento de las comunidades de bacterias y hongos.

            De hecho, el crecimiento microbiano en niveles altos de humedad se multiplica casi por 13. Sin embargo, este crecimiento está limitado por la temperatura ambiente.

            Diferentes tipos de bacterias y hongos requieren diferentes cantidades de agua. Por ejemplo, la mayoría de los hongos necesitan al menos un 60% de humedad relativa.

            Sin embargo, algunos pueden sobrevivir en un entorno de tan sólo el 20%. A medida que la temperatura y la humedad relativa disminuyen, el entorno es menos hospitalario para los microorganismos.

            El aumento de la humedad relativa favorece el crecimiento de bacterias y hongos en el polvo, sobre todo en los hogares.

            En un estudio, el polvo del suelo se incrustó en cupones de alfombras de pelo medio desgastadas que se incubaron a diferentes niveles de ERH, y el crecimiento de los hongos se produjo al 85% y al 100% de ERH.

            Las tasas de crecimiento de los hongos a estos niveles elevados de humedad relativa fueron equivalentes a 1,1×104 esporas equivalentes d-1 mg de polvo-1.

            Evaluaron el crecimiento microbiano y la concentración de DOC en muestras de alfombras y polvo. La humedad relativa del 100% se dio por terminada después de tres semanas, ya que se observó un crecimiento fúngico visible.

            Alergias

            La humedad elevada puede provocar alergias y otros problemas de salud. También puede aumentar los niveles de mucosidad en la nariz y la garganta, provocando congestión, estornudos y goteo post-nasal.

            Aunque estos síntomas pueden parecer una reacción alérgica, a menudo son el resultado de una rinitis no alérgica.

            Esta afección puede ser desencadenada por el cambio del ambiente interior, ciertos medicamentos o determinados alimentos.

            Aunque el exceso de calor y humedad puede tener efectos directos sobre la salud, los efectos indirectos son mucho más sutiles.

            La alta humedad puede modificar el ambiente interior y desencadenar enfermedades en personas que ya tienen problemas respiratorios. El aire interior con alta humedad alberga muchos hongos y bacterias que pueden causar problemas respiratorios.

            Malos olores

            La alta humedad puede causar un olor a moho. Esto es malo para la salud porque puede provocar la aparición de moho.

            El exceso de humedad también puede hacer que la madera se pudra. Puede determinar si la humedad de su casa es demasiado alta o demasiado baja observando el olor.

            Es importante tener en cuenta los niveles de humedad relativa si piensa quedarse en su casa durante mucho tiempo.

            Tanto si la humedad es demasiado alta como demasiado baja, puede tener efectos negativos para la salud de usted y su familia. Si la humedad relativa es superior al 65%, hay algunas cosas que debe hacer.

            Recientemente encontrado por:

            • https://materialesalicante com/humedad-ideal-en-casa/

            Deja un comentario