¿Cuáles son las Mejores Camas Infantiles?

A la hora de comprar las mejores camas infantiles para tus pequeños, es importante buscar varios factores. Estos factores incluyen una construcción duradera, un colchón cómodo y seguridad. Siga leyendo para obtener más información.

A continuación se enumeran las características más importantes que hay que buscar en una cama infantil. Estas características deberían ser sus principales preocupaciones a la hora de comprar una.

Sin embargo, es posible que no se apliquen a todos los tipos de cama. Si todavía no está seguro, siga leyendo para saber más sobre las características que debe buscar.

Mejor Opción

Cama para niños 70 x 140 cm Cama Infantil con Somier

    logoVER PRECIO REBAJADO >
    Mejor Calidad Precio

    Cama para niños 80 x 160 cm Cama Infantil con Somier

      logoVER PRECIO REBAJADO >

      Habitdesign Cama Nido + 2 cajones y Estante, Cama Juvenil,

        logoVER PRECIO REBAJADO >

        Worlds Apart Cama Infantil con diseño de Dinosaurio, Madera

          logoVER PRECIO REBAJADO >

          Hello Home Cama Infantil de Madera con Cajón Inferior,

            logoVER PRECIO REBAJADO >

            Tabla de contenidos

            Cama para niños 70 x 140 cm Cama Infantil con Somier

            Hay muchas razones para comprar una cama infantil con somier. Aunque el somier suele ser necesario por razones de seguridad, muchos padres prefieren prescindir del coste adicional.

            A continuación se enumeran tres de las razones más comunes. Se enumeran sin ningún orden en particular:

            La cama de un niño debe ser robusta y tener apoyo. Una cama robusta evitará accidentes y mantendrá a su hijo cómodo. Una base de colchón con almacenaje incorporado es una gran idea para una habitación pequeña, pero debe tener en cuenta que no todos los modelos necesitan un somier.

            Por ejemplo, una cama de plataforma tiene un marco de acero y un listón de madera para mayor comodidad y seguridad. Tanto si el niño va a dormir en la cama como si sólo va a dormir en ella, una cama de plataforma tiene varias ventajas.

            Si su hijo va a utilizar la cama sólo ocasionalmente, es mejor evitar comprar una cama infantil con somier. Es posible que acabe siendo demasiado rígida o incómoda, y no querrá que su hijo se despierte en mitad de la noche.

            En su lugar, considere la posibilidad de utilizar un material alternativo, como listones o tablas de litera. Ambos materiales son más asequibles que un somier y ofrecen las mismas ventajas.

            Una cama de plataforma es otra buena opción. Una cama de plataforma tiene la ventaja de ser muy asequible y segura para los niños. Está diseñada para adaptarse a un colchón estándar de niño o de cuna, y tiene barandillas de seguridad.

            Incluso puedes optar por una cama con dosel si quieres ir más elegante. Sin embargo, si le preocupa la seguridad de su hijo, considere la posibilidad de comprar una cama de plataforma.

            Es una gran opción porque es mucho más fácil de mantener y requiere menos mantenimiento que una cama infantil tradicional.

            AMAZON

            Cama para niños 70 x 140 cm Cama Infantil con Somier


            Cama para niños 70 x 140 cm Cama Infantil con Somier

            Cama para niños 80 x 160 cm Cama Infantil con Somier

            Comprar una cama infantil con somier puede ser una tarea difícil, pero los siguientes consejos le ayudarán a tomar una decisión informada. Estas camas ofrecen apoyo y un sueño confortable para su hijo.

            Si no está seguro de qué modelo es el adecuado para su hijo, puede consultar nuestra reseña de un modelo popular. La elección del somier y del colchón le resultará mucho más fácil de lo que cree.

            Elija un somier sólido. Los somieres son necesarios para los armazones de las camas convencionales. La elección de una cama infantil sin somier puede provocar dolores de espalda a su hijo y acortar la vida del colchón.

            Además, algunos tipos de cama pueden suponer un peligro de atrapamiento. Comprar una cama infantil con somier proporcionará más apoyo a la espalda de su hijo y ayudará a evitar que el colchón se retuerza o se enrede.

            El tamaño es otro factor importante. El ancho de la cama debe ser de 72 pulgadas. Asegúrese de que la anchura es suficiente para su hijo. Esto le ahorrará dinero más adelante, cuando su hijo vaya a la escuela.

            Además, recuerde que los niños crecen muy rápido, así que piense en el espacio que necesitará su hijo cuando empiece a ir al colegio. La compra de una cama más ancha también facilitará el sueño de tu hijo y no ocupará un espacio valioso.

            La altura también es importante a la hora de comprar una cama infantil. Un niño pequeño probablemente necesitará una altura inferior a la de un adulto. Puedes comprar camas de altura regulable para adaptarlas al crecimiento de tu hijo.

            Así, cuando el niño crezca, basta con añadir una pata de cama adicional y la cama se ajustará 20 cm. Cuando tu hijo crezca, podrás convertirla en una cama adecuada para niños en edad escolar.

            AMAZON

            Cama para niños 80 x 160 cm Cama Infantil con Somier


            Cama para niños 80 x 160 cm Cama Infantil con Somier

            Habitdesign Cama Nido + 2 cajones y Estante, Cama Juvenil

            Hoy en día existen muchos tipos de camas nido en el mercado. A la hora de buscar una, debe tener en cuenta su presupuesto y la vida útil que desea.

            Un modelo más caro durará años, mientras que uno más barato sólo será funcional durante unos pocos años. La reputación de la empresa también es importante.

            Si va a comprar una cama nido para un niño, asegúrese de preguntar por los servicios de entrega y montaje.

            Una de las ventajas de una cama nido es su capacidad para servir de zona de almacenamiento. Si tu hijo o tus invitados te visitan, tendrás un lugar para que se queden y descansen.

            Si tiene un invitado que quiere quedarse a dormir, una cama nido le dará más espacio sin comprometer la comodidad. Si tiene colchones adicionales, puede guardarlos en la sección de la cama nido.

            Además, una cama nido es fácil de convertir de zona de dormir a zona de estar. Debido a su versatilidad, las camas nido son fáciles de personalizar para adaptarse a diferentes tipos de hogares y estilos de vida.

            Al comprar una cama nido, asegúrese de tomar medidas del espacio que ocupará. Estas medidas le ayudarán a determinar qué modelo se adaptará mejor a su habitación.

            Muchas camas nido vienen con separadores, que pueden colocarse en el interior cuando no se utilizan. Este separador le proporcionará un amplio espacio de almacenamiento.

            Por lo general, una cama nido requiere ser montada. Además, una cama nido necesita ser montada, por lo que es importante comprar un colchón por separado.

            AMAZON

            Habitdesign Cama Nido + 2 cajones y Estante, Cama Juvenil,


            Habitdesign Cama Nido + 2 cajones y Estante, Cama Juvenil,

            Worlds Apart Cama Infantil con diseño de Dinosaurio, Madera

            Si quiere comprar ropa de cama para niños, puede considerar la posibilidad de adquirir un diseño de dinosaurio. Este tipo de cama despertará la imaginación de su hijo a la vez que le proporcionará un entorno que fomente el aprendizaje.

            Su hijo quedará fascinado con los monstruos de la vida real que caminaron por la tierra hace millones de años. Los dinosaurios no son sólo un juguete divertido con el que su hijo puede jugar; también tienen nombres científicos fascinantes y forman parte de la historia del mundo.

            Cuando compre ropa de cama para niños, no olvide buscar una con temática de dinosaurios que también sea funcional.

            También puedes comprar tiendas de campaña con diseños de dinosaurios que presentan grandes y resistentes dinosaurios que rodean la cama de tu hijo.

            Estos dinosaurios pueden proteger a tu hijo de los monstruos que acechan en la oscuridad. Hay varios diseños disponibles, incluidos los que tienen un dinosaurio en el lateral, así como los que presentan dinosaurios en su hábitat natural.

            Otra opción a tener en cuenta a la hora de elegir camas infantiles con diseños de dinosaurios es un mural de pared con temática de dinosaurios.

            Puede comprar un gran Tiranosaurio Rex u otros dinosaurios de gran tamaño que parezcan estar a punto de atravesar la pared.

            Los murales de pared también tienen un borde que complementa el mural y ofrece un acabado de alta calidad para el diseño interior.

            Para un dormitorio con temática de dinosaurios, también puede optar por los vinilos adhesivos. Estos vinilos de pared están hechos de vinilo duradero y harán que la habitación parezca más grande que la vida.

            AMAZON

            Worlds Apart Cama Infantil con diseño de Dinosaurio, Madera


            Worlds Apart Cama Infantil con diseño de Dinosaurio, Madera

            Hello Home Cama Infantil de Madera con Cajón Inferior

            A la hora de comprar una cama para niños, la madera maciza es la mejor opción. Este material es mucho más seguro que el MDF ordinario, que está hecho de partículas de madera pegadas con un pegamento tóxico.

            Los laminados de madera también liberan toxinas, por lo que la madera maciza es la opción más segura. Incluso puede elegir una cama con escritorios incorporados o tiendas debajo.

            Estos marcos de cama tienen cajones incorporados, escaleras y listones resistentes, que también son más seguros para los pies pequeños.

            Otra gran opción para tu pequeño es la cama Toddler House, que parece una casa de juegos. Fabricada en madera de pino maciza, la Toddler House Bed está disponible en varios colores y está tratada con cera de abeja no tóxica.

            Si busca un estilo más tradicional, considere la Cama Twin Madison, que cuenta con dos cajones de almacenamiento y un acabado gris no tóxico. Es la transición perfecta de la cuna a la cama para niños grandes.

            Las camas infantiles con certificación Greenguard GOLD no contienen COVs nocivos, formaldehído, ni colas o tintes de madera tóxicos. Incluso puedes comprar un sofá que no tenga productos químicos tóxicos.

            Una cama infantil de madera también puede utilizarse como sofá si quieres evitar el uso de sofás tapizados tóxicos. De este modo, puedes estar seguro de que tu hijo está recibiendo la opción más segura y saludable posible para su futuro.

            AMAZON

            Hello Home Cama Infantil de Madera con Cajón Inferior,


            Hello Home Cama Infantil de Madera con Cajón Inferior,

            Características a buscar en las mejores camas infantiles

            Hay muchos tipos de camas para niños disponibles en el mercado. Estas camas se clasifican según los grupos de edad. Saber qué tipo de cama elegir es esencial a la hora de escoger la adecuada para su hijo.

            Hay camas para niños, camas individuales, literas y camas nido. Siga leyendo para descubrir más sobre estas camas y para qué es mejor cada una de ellas. Y recuerde que la comodidad y la seguridad de su hijo son su prioridad número uno.

            Construcción duradera

            La elección de una construcción robusta y duradera para la cama de su hijo es una parte esencial de la compra. Después de todo, es probable que su hijo salte sobre la cama en algún momento.

            mejores camas infantiles

            Los bordes redondeados son una ventaja, ya que no dañarán a tu hijo al caer. Un colchón con bordes afilados también puede causar una lesión. Aquí tienes algunos consejos para comprar una cama infantil duradera.

            Estas camas están fabricadas con materiales de alta calidad, lo que es crucial para su durabilidad.

            La construcción duradera es una característica importante a tener en cuenta a la hora de comprar muebles para niños. Las piezas de madera deben tener un acabado de limpieza. Además, los muebles de madera deben tener una base resistente.

            Un acabado duradero en una cama infantil también ayudará a mantener el polvo y la suciedad fuera de ella. Las piezas de madera también son una buena opción porque son fáciles de mantener.

            También puede ahorrar dinero en estas piezas comprando colecciones de muebles que contengan artículos a juego.

            Diseño polivalente

            Cuando compre camas para niños, busque un diseño polivalente. Una cama infantil tradicional no encajará en una habitación pequeña, y una cama multiusos ahorrará espacio a la vez que maximizará su funcionalidad.

            Las literas no sólo darán a tu hijo espacio personal, sino que también ofrecerán un almacenamiento inteligente. Puedes añadir cajones para la ropa, los libros o los juguetes, y crear un espacio para practicar.

            El diseño polivalente también le permitirá ahorrar dinero respecto a la compra de piezas separadas para cada habitación.

            La elección de un diseño polivalente para la habitación de un niño es especialmente importante si la habitación va a servir de cuarto de juegos, biblioteca o espacio de estudio.

            En este caso, la gestión del espacio es fundamental, y una cama nido, una litera o una cama alta son una excelente opción. Si a tu hijo le gusta recibir a sus amigos, un mapamundi en la pared puede crear interés por la geografía.

            Colchón confortable

            El sueño de un niño es importante para su desarrollo físico, mental y espiritual. Un buen colchón ayudará a tu hijo a tener un sueño reparador.

            Un experto en sueño certificado, se ha asociado con el minorista online Mattress Advisor para ofrecer camas infantiles con colchones de alta calidad a precios asequibles. Además, puedes comprar un colchón directamente en el sitio web de la empresa.

            La espuma viscoelástica es una excelente opción para la cama de los niños. Es fresca al tacto y evita que los niños se quejen del calor. Además, evita la aparición de moho.

            Un colchón de espuma de látex puede ser demasiado firme para tu hijo, así que busca uno que tenga una base de espuma sensible de 4,5 pulgadas. Si la cama de tu hijo es demasiado firme, es posible que se sienta incómodo y no quiera dormir en ella.

            Un colchón híbrido tiene una capa de espuma de confort sobre los muelles. Es una gran opción para los niños, ya que la base de muelles les ayuda a moverse con facilidad.

            Tiene una gruesa capa de espuma de primera calidad que ayudará a su hijo a dormir más fresco. Otra gran característica es su capacidad para combatir los olores.

            Aunque no está hecha para bebés, la cama híbrida es buena para las camas de los niños. La base de espiral evitará que la columna vertebral de su hijo se tuerza mientras duerme.

            La cama Helix Kids es una gran opción para los niños que cambian de posición durante la noche. La firmeza se puede ajustar a la altura y el peso del niño.

            Un buen colchón híbrido es una buena opción para los niños pequeños y puede adquirirse en una tienda cercana. El colchón de la compañía es una gran opción para niños de tres a doce años.

            Y como tiene un diseño abatible, funciona bien para los niños que cambian de posición para dormir a lo largo de la noche.

            Seguridad

            El Reino Unido tiene directrices estrictas en cuanto a la seguridad de las camas infantiles. La norma británica establece que la anchura y la altura internas máximas de un somier son de 600 mm y 1000 mm respectivamente.

            Sólo se aplica a las camas infantiles totalmente montadas y excluye las camas plegables, las camas de cabina/media altura, los muebles de alta gama y las camas de tamaño adulto.

            Pero la norma holandesa no se aplica a todas las camas infantiles. Entonces, ¿cómo saber qué camas son las más seguras para tus hijos?.

            La altura de la cama debe ser baja y las barandillas y los reposapiés no deben tener grandes huecos. La altura de la cama debe ser baja y las barandillas y los reposapiés no deben tener huecos de más de ocho centímetros.

            Además, asegúrate de que la cama de tus hijos esté baja hasta el suelo. Asegúrese siempre de comprar literas que cumplan las últimas normas de ASTM International.

            Por último, no deje nunca que los niños utilicen la litera superior de una litera, especialmente si son menores de seis años.

            Además de la seguridad de las camas infantiles, los padres deben vigilar a sus hijos mientras duermen. Además, los padres deben informarse sobre las prácticas adecuadas para la seguridad de las camas de sus hijos.

            Afortunadamente, Health Canada ha creado una guía para ayudar a los padres a conocer estas prácticas recomendadas. Puede seguir los siguientes consejos para reducir el riesgo de lesiones. Si sigue estos consejos, se asegurará de elegir una cama que sea segura y cómoda.

            La mayoría de estos incidentes implicaban la caída de una cama para niños pequeños, lo que provocaba contusiones y laceraciones.

            Sin embargo, no todas estas lesiones fueron causadas por la caída: algunos niños estaban jugando en la cama y masticando la pintura. Algunos informaron también de fracturas en las extremidades. Pero, en definitiva, la cama debe ser segura para los niños y el entorno.

            Temas

            Los temas para las camas de los niños pueden unir toda la habitación. Un tema puede dar a la decoración de una habitación un conjunto concertado, a la vez que la hace divertida.

            Los temas permiten a los niños expresar su creatividad y pueden darles un sentido de propiedad sobre el espacio. Para sacar el máximo provecho de un tema, debes colaborar estrechamente con tu hijo en el diseño de toda la habitación. He aquí algunas sugerencias.

            Una cama temática es una forma maravillosa de animar a tu hijo a crecer en una cama grande, y también es una forma estupenda de ayudarle a hacer la transición a la cama de niño grande.

            Muchas de estas camas vienen como individuales de tamaño completo en España o o en Europa. A los niños les encanta dormir en una cama que tenga un tema, y los temas para las camas infantiles pueden ser muy divertidos.

            Las camas infantiles suelen ser la pieza central del dormitorio de los niños, por lo que es importante elegir la adecuada para ellos.

            Para un aspecto divertido y nostálgico, los robots son un tema divertido para los niños. Pueden aparecer en cojines, ropa de cama, adhesivos de pared y murales. Los antiguos robots de relojería también pueden exhibirse en estanterías o en las paredes.

            Un dormitorio de temática náutica se centra en los colores rojo, blanco y azul. Se pueden incorporar acentos náuticos en la habitación para que sea aún más divertido.

            Además de un tema divertido para el dormitorio de su hijo, asegúrese de elegir los colores adecuados para coordinar con el esquema de color general.

            Los temas para las camas de los niños se pueden encontrar en muchos estilos y colores diferentes. Los temas pueden estar hechos de madera, metal o tela. Asegúrate de leer bien las instrucciones para evitar cualquier problema.

            Además, asegúrese de comprobar si se puede utilizar una barandilla de seguridad temporal y de colocarla de forma segura.

            Asegúrese de utilizar el tamaño adecuado de colchón al comprar una cama temática. Para mayor seguridad, elija un colchón que combine con el tema.

            Tipos de camas para niños

            Hay varios tipos de camas para niños que se pueden comprar. Estas camas se clasifican según la edad. Saber cuál adquirir es crucial si está buscando una cama para su pequeño. Los tipos de camas disponibles incluyen camas de día, lofts y camas nido.

            Lee este artículo para saber más. Si no estás seguro de lo que necesitas para tu hijo, empieza por aquí. Aquí tienes algunos consejos:

            Camas nido

            Si está buscando una buena manera de maximizar el espacio de su hijo, puede considerar una cama nido para niños. Las camas nido son estupendas para los niños porque no ocupan mucho espacio y son relativamente baratas.

            Cuando compre una cama nido para su hijo, asegúrese de preguntar por los servicios de entrega y montaje. En algunos casos, puede alquilar la cama nido y llevársela a casa.

            Camas elevadas

            Si va a cambiar el estilo del dormitorio de su hijo, quizá quiera empezar por la cama. Al fin y al cabo, es el mueble más importante de la habitación.

            Las camas altas son una gran opción porque aprovechan al máximo cada centímetro de espacio bajo la cama. Algunas incluyen una cómoda incorporada y estantes a los pies de la cama.

            Las estanterías junto a la cómoda tienen ruedas que permiten extraerlas para crear un escritorio. El escritorio se puede volver a meter debajo de la cama. A los niños más pequeños les encantará tener un lugar para estudiar o trabajar.

            Camas en el árbol

            Si su hijo es un poco aventurero, una cama en forma de casa de árbol puede ser la solución perfecta para su dormitorio. Con una ventana abierta y una escalera de cuerda, esta cama en forma de casa de árbol es una opción perfecta para el juego imaginativo.

            La cama está hecha de madera de pino 100% certificada por el FSC, y cuenta con un área abierta debajo para acomodar un colchón.

            Una característica divertida de la cama es el marco de madera con aspecto de mimbre. Si se añaden algunos accesorios, la cama destacará en la habitación del niño.

            Camas de día

            Una de las características más atractivas de las camas de día es la cama nido que hay debajo. Esta característica es muy práctica para las fiestas de pijamas, ya que puede extraerse y utilizarse como cama para los invitados.

            Además, la construcción duradera del sofá cama lo convierte en una excelente opción para los visitantes frecuentes y los niños pequeños. No hay que preocuparse por la seguridad del colchón de su hijo, ya que la cama nido puede alojar hasta tres niños.

            Marcos de madera

            Los marcos de madera para las camas de los niños son excelentes por una variedad de razones. Las literas son una gran opción para los niños por el ahorro de espacio que suponen, y pueden servir también como zona de estudio.

            Otras ventajas de estas camas son los listones resistentes y las escaleras hechas para los pies pequeños. Las literas también son ideales para los niños con habitaciones pequeñas, ya que el espacio debajo de la cama suele ser demasiado pequeño para una cama de tamaño normal.

            Marcos metálicos

            Los marcos metálicos de las camas infantiles son una forma estupenda de dar a la habitación de su hijo un aspecto moderno y elegante. Quedan muy bien y pueden combinar con cualquier tipo de mobiliario de dormitorio.

            Se pueden encontrar marcos de cama de metal para camas individuales, dobles e incluso para camas de día. Los marcos de cama metálicos son estables y presentan detalles delicados.

            También son una opción muy segura y elegante para el dormitorio de su hijo. Algunas cosas a tener en cuenta a la hora de comprar una cama de metal para su hijo.

            Tamaños

            Al elegir una cama, debe tener en cuenta qué tamaño de colchón necesitará su hijo. Un colchón de tamaño individual mide sólo treinta pulgadas de ancho y setenta y cinco de largo.

            Un colchón gemelo tiene más o menos el mismo tamaño que una cama para niños pequeños, aunque puede ser ligeramente más corto.

            También tendrá que decidir si su hijo dormirá en una cama gemela o en una completa. Una cama gemela es ideal para los niños más pequeños, pero los niños más grandes deben considerar la compra de una cama de tamaño completo.

            Cunas

            La primera etapa de la vida de un bebé es cuando todavía es un recién nacido, por lo que una cama cuna es una parte esencial del mobiliario de la habitación infantil.

            tipos de camas para niños

            Un recién nacido dormirá en una cuna hasta que tenga la edad suficiente para una cama infantil, pero si los padres tienen varios hijos, será necesaria otra cuna antes de poder comprar una cama infantil.

            Si tu hijo va a pasar muchos años en su cuna, debes buscar una alternativa, que puede adaptarse mejor a tus necesidades, estilo y presupuesto. También puede ser más segura para el niño, por lo que también es importante tener en cuenta este aspecto.

            Las camas infantiles deben ser muy seguras, así que busca un colchón que cumpla con las últimas normas de seguridad. El colchón Twist cumple la normativa BS EN 16890, que garantiza que no contiene productos químicos ni espuma ignífuga.

            Esta marca iene una gama de colchones de cuna naturales que son seguros y no dañarán a tu hijo. Además, también puede buscar una base elevada para obtener espacio de almacenamiento adicional.

            Camas individuales

            Al seleccionar las camas individuales para los niños, tenga en cuenta que se trata de un importante período de transición en la vida del niño. Una vez que su hijo haya superado su cuna, necesitará un dormitorio diferente para crecer hasta la adolescencia.

            Los niños sienten la necesidad de tener su propio espacio y necesitan su propio espacio para dormir. La compra de una cama individual contribuirá a esta necesidad.

            Ten en cuenta el tamaño de la habitación y el espacio de almacenamiento necesario antes de realizar la compra.

            Si busca una cama para la habitación de su hijo, debería empezar por elegir un estilo que sea fácil de coordinar con el resto de la decoración. Tenga en cuenta el tamaño de la habitación y el colchón, y podrá encontrar la cama perfecta para su hijo.

            Elegir una cama individual también le ayudará a ahorrar espacio en una habitación pequeña. Por ejemplo, la cama individual Billy está hecha de pino macizo, por lo que es mucho más segura para los niños. También puede acomodar colchones de hasta 12 cm, y está certificada por el FSC.

            Literas

            Si quieres aprovechar al máximo los metros cuadrados de la habitación de tu hijo, invierte en un juego de literas para niños con escaleras.

            Te alegrarás de haberlo hecho porque estas camas son increíblemente seguras y cuentan con barandillas de longitud completa para mayor seguridad.

            Además, tienen dos escaleras integradas que ofrecen flexibilidad de colocación. Y como son tan versátiles, puede convertirlas en dos camas individuales separadas para mayor flexibilidad.

            Mientras compra, las características de seguridad son una prioridad. Las barandillas laterales no deben tener menos de tres cuartos de pulgada, y las escaleras deben estar separadas 20 cm.

            Además, las camas deben tener una barandilla en la litera superior, y debe haber al menos tres pulgadas de espacio entre las barandillas y la litera superior.

            Las escaleras integradas son también un gran elemento de seguridad. También puedes comprar camas con tobogán para mayor diversión.

            Camas superpuestas

            Si tiene un hijo, debería considerar la posibilidad de comprar una cama nido. Estas camas son dos en uno, y consisten en una plataforma de colchón delgada con ruedas, que se puede extraer para hacer una segunda cama.

            Si tu hijo se queda a dormir, el espacio extra que crean es una gran ventaja. También puedes utilizar una cama nido como cajón de almacenamiento.

            Las camas nido para niños son cómodas y ocupan poco espacio. También son perfectas para los invitados a dormir. Básicamente, se trata de un marco de cama con ruedas que se despliega debajo de la cama principal de tu hijo.

            Ahorran espacio en la habitación de su hijo e incluso pueden utilizarse como camas altas para niños. Tanto si necesita espacio extra para una habitación de invitados como si quiere que duerman más personas en una habitación, una cama nido es la solución perfecta.

            Camas-cabina

            Las camas-cabina para niños ofrecen varias ventajas con respecto a las literas. Por un lado, son ecológicas, lo que ayuda al medio ambiente. También son estupendas para los dormitorios pequeños porque ofrecen espacio de almacenamiento.

            Otra ventaja es que son divertidas para que su hijo juegue en ellas, ya que puede utilizar el espacio para diversos fines. Los niños también encuentran que las camas-cabina son un lugar de reunión o de juego emocionante. Por este motivo, los padres las eligen cada vez más para sus hijos.

            Dependiendo del diseño, las camas-cabina para niños son ajustables para adaptarse a diferentes alturas. Una buena cama-cabina tendrá barras laterales para evitar que se ruede en mitad de la noche.

            Si la seguridad es la principal preocupación, considere la posibilidad de adquirir una litera que tenga una escalera baja. Esto asegura un fácil acceso.

            Además, las camas-cabina también son seguras de usar y mantener. Estas características ayudarán a mantener a su hijo seguro mientras duerme.

            Consejos para comprar la mejor cama infantil

            La compra de muebles para niños requiere cierta consideración porque la mayoría de los padres no saben qué tamaño necesitará su hijo.

            En la mayoría de los casos, basta con una cama gemela, pero puede ser conveniente considerar una cama de tamaño completo. Otro factor importante a tener en cuenta es el ritmo de crecimiento y la altura de su hijo.

            Siga leyendo para conocer algunos consejos sobre la compra de una cama infantil. Si sigue estos consejos, su hijo dormirá en una cama cómoda durante años.

            Precio

            El precio de una cama infantil varía mucho según el estilo y los materiales utilizados. Normalmente, las camas infantiles están hechas de uno de estos tres materiales: madera, metal o plástico.

            comprar las mejores camas infantiles

            Los armazones de madera son conocidos por ser extremadamente resistentes, y los armazones de madera son más caros que los de plástico.

            Aunque tanto las camas de metal como las de plástico son buenas opciones, las primeras suelen ser las más baratas.

            El precio aumentará considerablemente si la cama infantil está diseñada con características adicionales, como espacio de almacenamiento, un tobogán o almacenamiento adicional.

            El precio de una cama infantil depende del tamaño de la cama y del tipo de colchón que contenga. Una cama para niños pequeños es la que menos cuesta, mientras que una cama de tamaño completo cuesta más.

            Si buscas una cama de calidad que dure años y permita el crecimiento futuro, considera una cama de tamaño queen. El tamaño del colchón también aumentará el precio.

            Asegúrese de comprar un nuevo colchón con la nueva cama, ya que el precio se verá afectado por el tamaño del colchón.

            Calidad

            Como madre de un niño de 2 y 4 años, puedo hablar por experiencia personal en lo que respecta a las camas infantiles. He comprado varias camas y colchones para mis hijos a lo largo de los años, y he investigado varios modelos para encontrar la mejor calidad.

            Mis principales consideraciones son la edad y el diseño, así como las opiniones de los usuarios. Comparto mis ideas para ayudarte a hacer la compra correcta. Sigue leyendo para saber más sobre las camas y colchones para niños.

            Un ortopedista pediátrico le dirá que el colchón es la parte más importante de una cama infantil. El colchón adecuado puede prevenir deformidades del crecimiento, como la escoliosis.

            Los colchones de dos caras suelen ser alabados por los padres por su comodidad. Los padres pueden hacer que su hijo duerma en el lado ortopédico del colchón por la noche y luego dar la vuelta a la cama a un lado más blando antes de ir a trabajar.

            Una cama infantil fabricada con un material de alta calidad durará mucho tiempo. Será menos probable que se hunda o se deteriore con el tiempo, lo que puede hacer que la cama sea menos cómoda y menos útil.

            Los materiales de menor calidad pueden no ser un gran problema si la cama sólo se va a utilizar durante unos pocos años, pero pueden llegar a ser importantes a largo plazo si piensa pasar la cama a su hijo.

            Tamaño

            El tamaño de la cama de tu hijo se basa en su altura actual y en su crecimiento previsto. Ten en cuenta su capacidad para trepar y maniobrar alrededor de los muebles. E

            l comportamiento en el patio de recreo es un buen indicador de si están preparados para los muebles elevados. Para encontrar el tamaño perfecto, utilice una guía que le ayude a tomar la decisión.

            A continuación encontrará algunos consejos para elegir el tamaño adecuado. Para facilitar la decisión, considere la posibilidad de comprar somieres ajustables con ruedas.

            Cuándo cambiar la cama de su hijo por una de tamaño adulto: Aunque la transición puede ser un reto, es una fase normal del desarrollo. Dependiendo del crecimiento de tu hijo, deberías esperar varios años antes de permitirle pasar a la litera superior.

            Los colchones de tamaño gemelo miden aproximadamente 38-1/2″ de ancho por 75″ de largo. Algunos padres optan por utilizar una cama de tamaño gemelo para facilitar el entrenamiento para ir al baño.

            Marco de madera

            Cuando compre una cama para niños, busque un marco de madera. Son piezas resistentes y fáciles de montar que pueden soportar el peso de un niño.

            Puedes utilizar tablas de 2×3 que midan 28″ de largo y tengan agujeros en un lado para fijar los listones en la parte posterior.

            Asegúrese de fijar el soporte del colchón de 2×4 a 10 cm de la parte inferior del marco. Una vez que el panel esté fijado al marco, utilice tornillos para madera de dos pulgadas para asegurarlo.

            Para una opción más asequible, puedes comprar una cama infantil. La cama infantil tiene un diseño llamativo. La cama está construida con un grueso marco de madera para soportar el peso del niño.

            Este tipo de cama es fuerte y resistente y puede soportar un peso de hasta 300 libras. El marco de madera es fácil de pintar o teñir del color que elija su hijo. Hay varias marcas en el mercado que fabrican camas para niños pequeños.

            Colchón

            Cuando compre un colchón para la cama de su hijo, tenga en cuenta que la firmeza es la clave. Los colchones firmes están diseñados para los niños que necesitan un apoyo adicional mientras duermen.

            En este caso, se recomienda un colchón firme con una mayor densidad de espuma. El Amerisleep AS2 es el más firme entre las cinco camas de espuma, pero sigue proporcionando una comodidad perfecta en diferentes áreas. Cuenta con la espuma patentada Bio-Pur y una capa de transición HIVE.

            El diseño de muelle interior es ideal para una cama infantil, ya que aísla perfectamente el movimiento. Busque un modelo de muelle interior que cuente con la certificación GREENGUARD Gold o CertiPUR-US por sus normas de seguridad.

            Los colchones de muelles también son duraderos y pueden soportar una paliza. Los niños pequeños someten a sus colchones a un mayor esfuerzo que los adultos, por lo que un modelo de muelles internos es una buena inversión. Sin embargo, es importante comprobar la calidad del colchón y asegurarse de que la empresa ofrece una garantía.

            Colchón para la cama

            Hay muchas cosas que hay que tener en cuenta a la hora de comprar un colchón para la cama de tu hijo. Un colchón debe ser lo suficientemente firme como para mantener estable la temperatura corporal de tu hijo mientras duerme.

            Debe ser impermeable y tener una funda de algodón orgánico. La funda se puede quitar si tu hijo decide levantarse de la cama.

            Un colchón de aire también tiene una funda resistente al agua. También tiene dos niveles de firmeza, lo que lo hace ideal para los niños pequeños.

            La firmeza del colchón afectará a la comodidad de tu hijo durante la noche. Un colchón blando se hundirá en el cuerpo del niño, mientras que uno firme le proporcionará un apoyo adicional.

            El nivel de firmeza ideal depende del peso del niño y de la posición en la que vaya a dormir. Por ejemplo, un colchón blando será más cómodo para tu hijo si duerme de lado. Este tipo de colchón también es ideal para los niños mayores que tienen más peso.

            Firmeza

            La firmeza del colchón de una cama infantil es importante para la comodidad y el apoyo del niño. A medida que el niño crece, puede ser necesario ajustar la firmeza del colchón para adaptarlo a su peso y a su posición para dormir.

            Un colchón blando es apropiado para los bebés, pero un colchón más firme es mejor para los niños mayores. El peso de los niños suele ser inferior al de los adultos, por lo que un colchón más firme puede resultar más cómodo.

            Un colchón de firmeza media es el más cómodo para los niños. Aunque los niños son más ligeros que los adultos, siguen necesitando una cama firme.

            Aunque la mayoría de los colchones para niños son de firmeza media, es posible que necesiten uno más firme a medida que su cuerpo se vaya desarrollando.

            Para compensar el peso extra, añada un sobrecolchón. Una capa de confort de espuma viscoelástica o poliespuma aliviará la presión de tu hijo y mantendrá su temperatura corporal.

            Hay muchos niveles de firmeza para las camas infantiles. La opción extra firme es la más rígida. Este colchón suele ser la transición desde la cuna del niño.

            Dependiendo del estilo de sueño de su hijo, un colchón extra firme puede ser una opción cómoda para quien duerme boca arriba o boca abajo. Sin embargo, si su hijo duerme de lado, un modelo más blando puede ser más cómodo.

            Armazón de la cama infantil

            A la hora de elegir un armazón para la cama de tu hijo, debes tener en cuenta varios aspectos. Uno de los aspectos más importantes de un armazón para la cama de un niño es su seguridad.

            Debe ser capaz de soportar el peso de su hijo, y debe ser lo suficientemente duradero como para resistir las agresiones. Lo más probable es que tu hijo juegue y haga monerías en el somier, así que asegúrate de que no haya bordes afilados ni salientes visibles. También es importante tener en cuenta la personalidad de tu hijo.

            Un somier para niños pequeños debe ser lo suficientemente resistente como para soportar a un niño de hasta 15 kilos. Elija uno con barandillas de seguridad, lo que le dará tranquilidad y facilitará que su hijo entre y salga de la cama.

            Además, asegúrese de que el armazón esté fabricado con materiales resistentes, como el acero o el plástico. Asegúrese de que el armazón es lo suficientemente resistente como para soportar el peso de su hijo, ya que esto evitará cualquier caída accidental.

            Seguridad

            Aunque parezca fácil elegir la cama más cómoda para tu pequeño, también hay que pensar en la seguridad, tanto dentro como fuera del dormitorio.

            Aunque le preocupe la seguridad de la habitación de su hijo, muchos padres pasan por alto consideraciones básicas de seguridad y cometen costosos errores.

            A pesar de algunos de ellos son evitables, sigue siendo importante tener en cuenta algunos principios básicos para un entorno seguro. A continuación le ofrecemos algunos consejos para garantizar la seguridad de su hijo al comprar una cama infantil.

            Un factor de seguridad importante al comprar una cama infantil es la altura del colchón. Los niños con autismo suelen sufrir de sobreestimulación, por lo que es importante comprar una cama lo suficientemente alta para evitar que su hijo se caiga.

            También hay que comprobar los elementos de seguridad, como las persianas, las cortinas de las ventanas y otros peligros potenciales.

            La cama también debe ser lo suficientemente resistente para proteger a tu hijo de lesiones, como un colchón que se pueda romper.

            Espacio para la cama del niño

            Al comprar una cama para un niño, ten siempre en cuenta su altura y su peso. Dependiendo del tamaño del niño, la cama puede variar desde 38 pulgadas hasta seis pies de ancho.

            Algunos niños pueden crecer más que otros y les gusta estirarse. Si conoces estas dimensiones, elegir una cama para tu hijo es más fácil. Una cama de tamaño normal suele ser suficiente hasta que el niño crezca y entonces se puede reducir su tamaño.

            Comprar una cama gemela es una buena idea, pero no todos los niños necesitan una de tamaño completo. La mayoría de las casas sólo tienen espacio suficiente para que duerman dos personas en una cama gemela.

            Por lo tanto, lo mejor es comprar lo que te puedas permitir. Si tienes poco espacio, también puedes considerar una cama tipo murphy para crear espacio adicional. Por último, querrás comprar una cama que tenga mucho espacio debajo.

            Además del tamaño, otro factor que debes tener en cuenta a la hora de comprar una cama para niños es el tipo de colchón que van a utilizar.

            Debes elegir un colchón blando para los que duermen de lado, ya que les permitirá hundirse en las partes más anchas de su cuerpo.

            En cambio, un colchón firme es mejor para los que duermen boca abajo o boca arriba. Los colchones más firmes evitarán que se hunda demasiado y garantizarán que su hijo duerma correctamente.

            Construcción robusta

            Una construcción robusta es importante para una cama infantil. Una cama Billi-Bolli, por ejemplo, está construida con vigas de madera redondeadas de 57 mm de grosor y de alta calidad.

            Está fabricada con material antideslizante y con tornillos de alta calidad para una mayor durabilidad. Además, una de esta marca puede soportar que varios niños jueguen en ella al mismo tiempo, e incluso puede acomodar a cuatro niños durmiendo en los cuatro niveles para dormir.

            Su robusta construcción permite trasladarla fácilmente a otra habitación de la casa, si fuera necesario.

            Una cama de madera sólida y resistente es una opción ideal para una cama infantil. La madera es un material respetuoso con el medio ambiente, y cada vez más fabricantes se abastecen de madera con certificación FSC.

            La construcción robusta de una cama infantil mantendrá al niño cómodo durante años. Además, no hay que cambiarla tan a menudo como un colchón normal. Puede crecer con tu hijo.

            Ajuste cómodo

            Es fundamental comprar una cama que se adapte cómodamente a su hijo. La altura de tu hijo te ayudará a determinar qué tamaño de cama es el mejor. La altura debe tomarse desde su posición de pie y sentada.

            También puede buscar longitudes de 3/4 y 1/2. Algunas camas cuentan con barandillas delanteras para mayor seguridad. Asegúrate de medir la altura y el peso de tu hijo antes de comprar una cama.

            Un colchón demasiado firme puede no ser cómodo. Es mejor comprar un colchón más firme y blando que uno demasiado blando. También debes pensar en la posición en la que dormirá tu hijo.

            Por ejemplo, un niño que duerme de lado puede preferir un colchón más blando que uno que duerme de espaldas o boca abajo. Acuérdate de comprobar la garantía del fabricante por si hubiera algún defecto.

            Consejos para elegir la mejor cama infantil

            Hay varias cosas que hay que tener en cuenta a la hora de elegir una cama para niños. El peso de tu hijo puede ser un factor importante a la hora de elegir la cama. Debe elegir un armazón de cama resistente.

            También debe tener en cuenta el material del que está hecho el somier y si su hijo lo utilizará solo o dormirá con un amigo.

            Es importante pensar en el diseño y el color. Si su hijo es muy activo y le gusta moverse mucho, necesitará una cama que sea cómoda y resistente a la vez.

            Colores que favorecen el sueño

            El amarillo es uno de los colores más calmantes y tranquilos. Este color es la antítesis del rojo y se dice que reduce la presión arterial y el pulso. También crea un ambiente cálido y acogedor.

            elegir modelo de cama para niño

            Los tonos amarillos más claros son más calmantes y también se recomiendan en una paleta de colores cálidos. El verde y el gris son dos colores populares que se consideran favorecedores del sueño. Sin embargo, estos colores deben utilizarse con moderación.

            El naranja es otro color que favorece el sueño. Aumenta el suministro de oxígeno en el cerebro y ayuda a relajar los músculos. Sin embargo, los tonos anaranjados más intensos pueden funcionar igual de bien.

            A algunas personas no les gusta el naranja, ya que lo consideran inadecuado para el dormitorio. Sin embargo, si tu hijo tiene problemas para dormir, intenta utilizar tonos que le resulten relajantes.

            Puede que el color no sea tan atractivo como para los adultos, pero ayudará a su hijo a conciliar el sueño.

            El morado es un color estimulante para los niños y puede provocar pesadillas. Sin embargo, si encuentra un tono adecuado, el morado puede ser el color favorito de su hijo. Sólo recuerda que no es una buena opción para el dormitorio.

            En su lugar, considera tonos morados más suaves, como el lavanda. Aunque el morado puede ser calmante para los adultos, tampoco es un buen color para las habitaciones de los niños.

            El azul es otro color relajante para el dormitorio. Los estudios han demostrado que el azul induce sentimientos de calma y relajación, y puede prevenir las pesadillas.

            Los estudios también muestran que el azul promueve una sensación general de bienestar, por lo que es una gran elección para la habitación de los niños.

            El amarillo también es un color calmante, y simula la luminosidad del sol, que ayuda a calmar la mente y favorece el sueño.

            Tamaño del colchón

            Hay varios factores que hay que tener en cuenta antes de elegir el tamaño del colchón para la cama de tu hijo. El colchón de un niño pequeño suele tener una profundidad de quince centímetros o menos.

            Los colchones de muelles helicoidales, por ejemplo, tienen una profundidad de entre cinco y seis pulgadas. En cambio, un colchón con acolchado de espuma suele tener entre 10 y 15 centímetros de profundidad.

            Es importante elegir un material que resulte cómodo tanto para ti como para tu hijo. A la hora de elegir el tamaño de su hijo, debe tener en cuenta la firmeza, la comodidad y la seguridad del colchón.

            Uno de los factores más importantes a tener en cuenta es la edad del niño. Un colchón debe tener al menos cuatro años. Los niños de tres a doce años deben dormir en un colchón de muelles.

            Estos colchones son los menos caros, pero pueden ser firmes. El número de espirales de los colchones de muelles varía, y cuanto más alto sea el número, mejor.

            Sin embargo, un colchón de muelles puede dar a tu hijo una sensación más afelpada. Para un niño menor de ocho años, puedes elegir un colchón de espuma.

            Un colchón de tamaño completo es ideal para la mayoría de los niños, ya que crecen rápidamente y suelen tener un tamaño cómodo.

            Los colchones de tamaño gemelo pueden ser demasiado grandes para los niños más pequeños, ya que crecen rápidamente. Sin embargo, los colchones xl de tamaño completo o doble se adaptan a un niño más alto.

            Estos colchones gemelos xl son una buena opción para los niños pequeños que están en su etapa de crecimiento. Sin embargo, es posible que no se adapten a un niño que esté haciendo la transición a una cama tradicional.

            El siguiente factor importante a considerar es el límite de peso. Los colchones de aire para gemelos tienen un peso de 300 libras, mientras que los colchones de aire de tamaño completo y king size pueden soportar hasta 250 kg.

            Si tiene más de un niño, puede considerar la posibilidad de comprar un colchón de aire tamaño queen o king. También puede encontrar uno con garantía.

            El colchón de aire king-size suele ser un poco más caro que los colchones twin-size, pero son más duraderos y tienen más capacidad de peso.

            Tamaño del marco de la cama

            Para determinar el tamaño adecuado de la nueva cama de su hijo, tome las medidas del dormitorio del niño. Necesitarás saber a qué altura está tu hijo de pie y a qué altura está sentado.

            A continuación, podrás medir la altura del somier y comprar uno que se adapte a sus necesidades. La mayoría de las camas infantiles están disponibles en longitudes de 1/2 o 3/4, y algunas incluso vienen con barandillas delanteras para mayor seguridad.

            La altura del marco de la cama de un niño debe estar entre doce y dieciséis pulgadas por encima del suelo. Ésta es la altura óptima para que los niños pequeños puedan tocar el suelo con las rodillas sin hacerse daño.

            Por supuesto, esta altura varía en función del tipo de somier y del uso que haga su hijo. Tenga en cuenta la altura de su hijo a la hora de elegir el somier adecuado.

            También hay que tener en cuenta el estilo. Si su hijo tiene una estructura grande, elija una cama con una altura inferior a la de su cama actual.

            El tamaño del colchón de la cama de su hijo también es un factor importante. El marco de la cama de tu hijo debe ser lo suficientemente grande como para acomodar el colchón.

            Los colchones de los gemelos suelen tener de 38 a 39 pulgadas de ancho. Los marcos de las camas gemelas miden entre 44 y 45 pulgadas de ancho, dejando 3 pulgadas de espacio a cada lado.

            Los cabeceros de las camas gemelas se sitúan 24 pulgadas por encima del colchón. La cama de un niño debe caber en su habitación, y puede convertirse en una cama de tamaño completo a medida que crece.

            Cuando se trata de camas para niños, el tamaño más adecuado es el de gemelas. Los niños pequeños crecen rápidamente y puede que aún no estén preparados para una cama de tamaño completo.

            Las camas gemelas son el tamaño perfecto para la habitación de un niño pequeño, ya que son lo suficientemente anchas y largas para acomodar a un niño en crecimiento.

            Una cama gemela puede incluso durar hasta que su hijo llegue a la adolescencia. Las camas gemelas también son muy prácticas si su hijo es alto, pero si todavía es demasiado pequeño, debe optar por una cama gemela XL. La cama gemela XL es 5 pulgadas más larga que una gemela normal.

            Material del marco

            A la hora de elegir una cama infantil, hay que tener en cuenta un par de materiales diferentes. Por ejemplo, un armazón de madera maciza es una buena opción, pero tenga cuidado con las camas de construcción inferior.

            Algunos armazones pueden tener herrajes metálicos o deslizadores débiles que pueden rayar los suelos de madera dura o alfombra.

            Otra consideración es el material de las patas. Algunas son de plástico o metal, mientras que otras son de madera. Hay que evitar los armazones endebles o baratos, ya que suelen ser ruidosos.

            Elegir una cama infantil puede ser un reto, y es importante entender las diferencias entre los marcos de metal y de madera.

            Los marcos de metal, por ejemplo, ofrecen durabilidad y solidez, mientras que los de madera son más atractivos y duraderos.

            Las camas de madera también son una gran opción si tiene un espacio limitado. Asegúrese de que la habitación que elija para la cama sea lo suficientemente grande como para acomodar la cama.

            También puedes comprar una cama con barandillas para que tu hijo esté protegido y no se caiga de la cama.

            Una cama de firmeza media es una de las opciones más populares, especialmente para los niños pequeños. Elige una cama adecuada para el niño que va a dormir en ella.

            Escoge una plataforma o una litera tipo loft si es posible, y una acogedora otomana si tienes espacio. También puedes optar por una cama más lujosa si tu hijo es adolescente. Estas opciones son más duraderas y suelen durar mucho tiempo.

            Los armazones de madera son otra opción popular. Los marcos de madera son más caros que los tapizados, pero conservan su aspecto auténtico con el paso del tiempo. También puede considerar una cama de mimbre, que es ligera y fácil de mantener.

            Los marcos de madera también son muy duraderos y funcionan bien en casi cualquier habitación. El mejor tipo de madera para los armazones de las camas es el roble, ya que es resistente a la humedad y tiene un exquisito patrón de vetas.

            Altura de la cama

            La altura de la cama infantil debe ajustarse en función de la altura actual del niño y de su crecimiento previsto. También hay que tener en cuenta la capacidad del niño para subirse y maniobrar alrededor del mueble.

            Puedes hacerte una idea de esto por la forma en que el niño se comporta en las zonas de juego exteriores. Cuanto más alta sea la cama, más difícil será que el niño se suba a ella. Una cama más alta también será más difícil de guardar cuando el niño se caiga.

            Una buena regla general es que el colchón y el somier tengan la misma altura. La altura media de una cama es de 25 pulgadas, pero puedes elegir una más alta o más baja según tus necesidades.

            La altura estándar de una cama es de aproximadamente 25 pulgadas, por lo que puede obtener una medida más exacta observando el ángulo de las rodillas. Una vez que tenga la altura correcta, puede empezar a comprar la cama.

            Para evitar posibles riesgos de seguridad, es esencial que la cama de tu hijo tenga barandillas laterales. Algunas camas para niños pequeños ya vienen con barandillas laterales. Otras pueden añadirse fácilmente si es necesario.

            La normativa mínima sugiere que las barandillas tengan al menos 5 pulgadas de altura y una distancia mínima entre el cabecero y el colchón.

            Para evitar accidentes, es aconsejable comprar una cama infantil con diseños sencillos para evitar que el niño se golpee la cabeza o se atasque los dedos. Además, la cama debe tener esquinas redondeadas y superficies lisas.

            La altura de la cama de un niño viene determinada por varios factores. Hay que tener en cuenta la edad del niño, su altura y el estilo de la habitación.

            Los niños más altos pueden querer una cama más alta, mientras que los más bajos pueden elegir una cama más corta. La altura puede ajustarse añadiendo un somier. Un somier medio tiene siete pulgadas de grosor.

            Ventajas de las camas infantiles

            Comprar literas a medida para sus hijos es una forma estupenda de crear un vínculo estrecho entre ellos y sus compañeros de habitación. No sólo son asequibles, sino que también permiten a sus hijos tener su propio espacio en su habitación.

            Hay muchos tipos, colores y modelos entre los que elegir. En este artículo se explican las ventajas e inconvenientes de las literas a medida y los factores que hay que tener en cuenta a la hora de elegir una.

            Además, descubrirá cómo encontrar una cama que satisfaga sus necesidades y se ajuste a su presupuesto.

            Las literas a medida crean un vínculo entre los niños

            Si está buscando una forma de ayudar a sus hijos a conectarse, puede considerar la posibilidad de adquirir una litera personalizada.

            ventajas de las mejores camas infantiles

            No sólo son una gran manera de proporcionar más espacio para dormir a sus hijos, sino que también pueden ayudar a crear un vínculo entre los hermanos. Las literas personalizadas tienen muchas ventajas.

            Puede diseñarlas en cualquier estilo o tema, y pueden crear un espacio de almacenamiento adicional en un espacio incómodo. Incluso puedes utilizar la parte inferior de una litera para hacer obras de arte o para jugar a juegos de mesa.

            Antes de comprar una litera, asegúrate de tener en cuenta todo el espacio. Piensa en el tamaño de la habitación, la orientación, las ventanas y las puertas, así como en los muebles incorporados.

            Haz un plano a mano para ayudarte a visualizar la habitación. De este modo, podrá ver las dimensiones exactas de la habitación y de la litera antes de comprar. Una vez que tenga esta información, podrá empezar a comprar.

            En lo que respecta al diseño, las literas a medida pueden ayudarte a ahorrar espacio. La escalera, por ejemplo, puede tener forma de piezas de Lego, y el aspecto general del espacio para dormir será increíble. Si tienes un presupuesto ajustado, puedes incluso tener una escalera con aspecto de ladrillos.

            De este modo, tus hijos podrán utilizar su cama como escritorio y seguir teniendo el resto de la habitación abierta para otras actividades.

            Otra ventaja de las literas personalizadas es que sirven de escaleras. Puedes colocar un diseño de autobús real en la litera superior, o una pieza de coche.

            También puedes colgar cuerdas de temática marina en la litera inferior para crear una moderna hamaca o una escalera. Eso sí, asegúrate de dejar suficiente espacio entre las dos literas para que la escalera se pueda volver a apilar fácilmente.

            Y no olvides medir con cuidado, ya que puede ser complicado apilar una cama grande.

            Las literas a medida también pueden ser una buena forma de ahorrar espacio, y una gran opción para los padres. Como ahorran espacio, las literas a medida se pueden hacer teniendo en cuenta las dimensiones de la habitación.

            Incluso se puede diseñar una cama con barandillas fijas para mayor seguridad. Tener una litera a medida tiene muchas ventajas, y tus hijos seguro que la disfrutan. Además, al crear una litera a medida, establecerán vínculos con sus amigos.

            Liberan espacio en la habitación de los niños

            Cuando el espacio es escaso, la mejor manera de aprovechar al máximo el espacio del suelo es crear una sala de juegos independiente.

            De este modo, el suelo del dormitorio quedará libre de desorden y se creará un espacio adicional para otros fines, como una zona de juegos.

            Evita incluir un televisor en el dormitorio porque será una distracción constante y puede no ser saludable para tu hijo. El dormitorio debe ser un lugar para dormir y relajarse.

            Para liberar espacio debajo de la cama, considere la posibilidad de utilizar cajones rodantes. Los hay de varios colores y diseños y son estupendos para guardar la ropa y los juguetes.

            Si tus hijos tienen muchas cosas, puedes considerar la compra de una cama nido que liberará aún más espacio debajo. Otra buena idea es cambiar los artículos de temporada para crear un espacio de almacenamiento extra en cajones o armarios.

            También puedes optar por una cama con faldón en la que quepan las rentables bolsas de plástico para guardar cosas.

            Si tu hijo tiene tres hermanos, puedes utilizar dos camas colgantes. Las camas colgantes suelen estar hechas de madera básica y cuerda, que cuelgan a distintos niveles.

            En una de ellas puede caber una pequeña mesa y una lámpara en la esquina, mientras que debajo de la litera más baja puede colocarse una cesta deslizante.

            Además, puedes añadir espacio de almacenamiento adicional bajo la litera superior instalando cubos empotrados. De este modo, liberarás espacio en el suelo y seguirás creando espacio suficiente para el almacenamiento.

            Otra forma de liberar espacio en una habitación infantil es instalar cubos de almacenamiento. Estas unidades de almacenamiento son cómodas y facilitarán que tu hijo coja sus juguetes.

            Además, puedes utilizar el espacio que queda debajo de su cama para guardar la ropa y los peluches. Otra forma de liberar espacio en la pared es instalar estantes flotantes y un especiero. Estas estanterías también servirán de repisa para los cuadros.

            A la hora de elegir los muebles, ten en cuenta qué funciones necesita tu hijo. Un espacio práctico es una habitación que puede mantener el desorden al mínimo.

            Si se minimiza el uso del espacio y se seleccionan los muebles sabiamente, el dormitorio de su hijo puede ser funcional, espacioso y divertido.

            Si sigues estos consejos, se convertirá en un espacio feliz y sin estrés para toda la familia. Es importante encontrar un equilibrio entre estética y funcionalidad.

            Son asequibles

            Puedes encontrar una gran variedad de camas infantiles a un precio asequible, por lo que puedes ahorrar dinero mientras compras una cama de calidad para tu hijo.

            La mayoría de las camas infantiles están construidas con materiales resistentes que durarán mucho tiempo. Algunos aspectos que debe tener en cuenta al comprar una cama para su hijo son el material, el tamaño y el precio.

            Puede optar por un marco de madera si su hijo prefiere ese tipo de material. Los armazones de metal también son una buena opción y suelen ser más baratos que los de plástico.

            Es posible que no sepa exactamente lo que quiere para la habitación de su hijo hasta que le quede pequeña la cuna. Hay camas infantiles de todos los tamaños y estilos, y es muy fácil diseñar la habitación en torno a ellas.

            Elige una que se adapte a la personalidad de tu hijo y al tema de la habitación. Muchos padres optan por un diseño de marco de cama tradicional, con piezas a juego, mientras que otros padres eligen una cama moderna o tipo loft.

            Dan a los niños su propio espacio

            Una cama infantil es una gran opción para el dormitorio porque da a su hijo su propio espacio. También les da su propia sensación de independencia.

            Esto puede ayudarles a desarrollar un sentido del estilo y de la autoexpresión, que es una parte valiosa del crecimiento. Tu hijo puede expresar su propio estilo eligiendo sus muebles y el color de las paredes, así como decorando su habitación con sus accesorios favoritos.

            Las camas-cabina también son una gran opción para este fin, ya que suelen tener estantes y tiendas de campaña opcionales.

            Además de proporcionar un lugar cómodo para dormir, las camas infantiles también ofrecen a los padres tiempo para sí mismos.

            Al tener más libertad para moverse, los padres pueden pasar más tiempo relajándose o incluso intimando en su propio espacio.

            Aunque puede resultar tentador llevar un vigilante de bebés, dar a tus hijos su propio espacio es una forma estupenda de fomentar su independencia. A medida que su hijo crezca, se sentirá más cómodo si se le deja a su aire.

            Tener su propio espacio también es importante para los niños mayores. No sólo les dará la oportunidad de tener sus propias pertenencias, sino que también se sentirán más adultos cuando estén a cargo de su propio espacio.

            Esto les ayudará a desarrollar su independencia y madurez más rápidamente que los que no tienen su propio espacio. Cuando tu hijo llegue a la edad de la pubertad, probablemente querrá tener su propio dormitorio.

            Tanto si tu hijo es hijo único como si es un hermano mayor, una cama infantil le ayudará a sentirse cómodo en su propia habitación.

            Si comparten un dormitorio, asignar un espacio definido es esencial para evitar el caos. Crear zonas separadas para los niños es también una excelente manera de animar a tus hijos a limpiar lo que ensucian.

            Hay muchas formas diferentes de incorporar el almacenamiento en cubos a la habitación de tu hijo sin gastar mucho dinero.

            Las cajas de leche son cómodas, apilables y están disponibles en varios colores. Las cajas de madera también se pueden pintar de un color personalizado.

            Desventajas de las camas para niños

            Las camas infantiles tienen ventajas e inconvenientes. Acostar a un niño en una cama infantil puede fomentar la dependencia y la inseguridad. También puede dificultar que el niño acepte las normas.

            Algunos psiquiatras tienen opiniones encontradas sobre acostar a un niño en su propia cama. Por ahora, la mayoría de los padres optan por el colecho, una opción más segura que ahorra espacio.

            El colecho es una opción más segura para los niños

            Aunque hay quien dice que el colecho es más seguro que utilizar una cama infantil estándar, algunas personas pueden tener dudas a la hora de hacer el cambio.

            De hecho, el colecho se asocia a muchos riesgos de seguridad, incluido el riesgo de SMSL, que es un trastorno del sueño mortal. Afortunadamente, hay muchas formas de garantizar la seguridad del niño cuando se comparte la cama.

            La Academia Americana de Pediatría desaconseja compartir la cama con bebés menores de un año, ya que el riesgo de asfixia y atrapamiento es mayor.

            Esto es especialmente cierto cuando el bebé es muy pequeño y tiene poco peso al nacer. La mejor práctica es dejar que un hermano mayor duerma junto al bebé hasta que tenga al menos seis meses.

            Aunque el colecho puede ser una opción menos segura para la cama del niño, a algunos padres les resulta más fácil que el bebé duerma cerca del cuerpo de sus padres.

            No sólo es más seguro para el niño, sino que también es una opción más práctica para los padres. Y el colecho puede ayudar a establecer la lactancia materna.

            Además, puede facilitar la lactancia materna.

            Proporciona una experiencia de unión entre padres e hijos

            La relación entre un padre y un hijo no es automática. Aunque la relación entre la madre y el niño puede ser natural, también hay muchas razones por las que una madre debe establecer un vínculo con su hijo.

            La relación entre una madre y su hijo suele estar definida por la comunicación emocional no verbal y el cuidado. Estas razones hacen que el vínculo con un hijo sea importante para ambas partes.

            A continuación se enumeran algunas razones por las que es importante establecer un vínculo con un niño y cómo se puede hacer.

            Los primeros días de vida del bebé ofrecen las mejores oportunidades para establecer un vínculo afectivo. La mayoría de los hospitales dan prioridad a que las madres y los bebés estén juntos después del nacimiento.

            Esto es así incluso si el bebé está enfermo. El personal sanitario de las unidades de cuidados intensivos intenta crear el mayor número de oportunidades posibles para que los padres se vinculen con su hijo.

            Las investigaciones han demostrado que los bebés que son abrazados por sus padres inmediatamente después de nacer se sienten más seguros y confiados a medida que crecen.

            Ahorra espacio

            Las camas infantiles ahorran espacio de muchas maneras. Para empezar, estas camas ofrecen un amplio espacio de almacenamiento sin ocupar espacio en el suelo.

            Para maximizar el espacio, puede personalizar su cama con diferentes opciones de almacenamiento, como cajones o armarios debajo. Incluso puede añadir un escritorio infantil debajo de ella.

            Si el espacio es escaso, considera la posibilidad de comprar una litera. Esta opción ahorrará espacio y, al mismo tiempo, ofrecerá a tu hijo la misma privacidad que una cama individual.

            Tener una cama con almacenaje también es una buena idea para los niños mayores. Puede que no utilicen todo el espacio de almacenamiento, pero apreciarán la comodidad de tener la opción de guardar objetos debajo de la cama.

            Además de ahorrar espacio, estas camas también evitarán que los niños alcancen los estantes altos, eliminando las excusas para ensuciar.

            Los niños pueden acceder al almacenamiento de nivel bajo desde casi cualquier lugar de la habitación. También puedes instalar ganchos o estantes debajo de sus camas.

            Puede provocar ansiedad

            La ansiedad en los niños puede empezar con sus rutinas a la hora de dormir. Mantener una rutina establecida les ayudará a desarrollar la calma necesaria para dormir.

            Tener un horario predecible a la hora de acostarse les ayudará a volver a dormir después de sentirse ansiosos durante el día. Es importante compartir el control de su entorno para que se sientan seguros.

            Al proporcionar un entorno seguro y consistente, su hijo comenzará a desarrollar la calma y la seguridad necesarias para dormir.

            Otra razón por la que los niños desarrollan ansiedad es que sus camas no son seguras. Muchos adultos temen la cama por la misma razón. Los niños aprenden a temer cosas que los adultos no consideran amenazantes.

            A medida que el niño crece, las fuentes de ansiedad cambian, y pueden ser desencadenadas por cualquier cosa, desde un incendio repentino hasta un desastre natural.

            Tanto si el miedo es real como si no, puede hacer que se sientan ansiosos por las tareas escolares, las notas o incluso por encajar.

            Camas infantiles con forma de coche

            Cuando busque un diseño de cama único para su hijo, piense en comprar una cama infantil con forma de coche. Estas camas únicas cuentan con diseños que seguramente llamarán la atención.

            camas infantiles con forma de coche

            Por ejemplo, la cama rosa con forma de coche de carreras tiene colores rosa y verde azulado, neumáticos negros y laterales blancos. A los niños les encanta tumbarse en sus camas, y este estilo de cama es baja para la máxima seguridad.

            Si a tu hijo pequeño se le ha quedado pequeña la cuna, considera la posibilidad de regalarle una cama con forma de coche de carreras.

            Su robusta estructura de madera incluye un estante para todos los juguetes y otros objetos que a tu hijo le encantará coleccionar.

            No necesitas un somier con una cama en forma de coche de carreras, pero puedes comprar un colchón para niños pequeños por separado.

            Si el dormitorio de su hijo es lo suficientemente grande como para colocar un colchón para niños pequeños, una cama con forma de coche de carreras puede ser lo que necesita.

            La cama es robusta y durará muchos años, pero no es tan alta como una cama normal. A diferencia de otros tipos de camas, ésta probablemente no durará tanto como otras. No obstante, tendrás la cama y el colchón que deseas.

            La cama de coche Ikea viene con un colchón de regalo, aunque no es el más grueso. No obstante, puedes comprar un sobrecolchón para que sea aún más cómodo.

            Uno de estos diseños es una cama infantil con forma de coche de carreras. Está diseñada para parecerse a la carrocería de un coche de carreras, con sus ruedas sobresaliendo del cuerpo de la cama.

            Esta cama también tiene un alerón en la parte trasera del coche. También puedes comprar una cama para coche con protecciones laterales para mantener a tu hijo seguro y protegido.

            Estos diseños son especialmente atractivos para los aficionados a las carreras y serían perfectos para un niño al que le gusten los coches.

            A los niños les encantan las cosas nuevas. La misma cama aburrida de siempre puede no ser lo suficientemente atractiva para su hijo. Comprar una cama con forma de coche hará que su hijo disfrute de su cama durante muchos años.

            El aspecto único de estas camas seguro que hará feliz a su hijo. Comprar una cama con forma de coche para su hijo es una forma estupenda de darle libertad para expresarse.

            A diferencia de la cama infantil tradicional, las camas infantiles con forma de decenas de miles de vehículos se fabrican en muchas formas y estilos. Pueden servir de cama para que los hermanos la compartan y jueguen juntos.

            E incluso pueden venir con un tobogán si tu hijo es demasiado aventurero para una cama normal. Con tantos diseños, la elección es infinita. Es difícil elegir la que mejor se adapte a su hijo.

            Otra opción muy popular entre los niños son las camas infantiles con forma de árbol. Estos diseños únicos están pensados para ofrecer la comodidad de una casa en un árbol, encaramada a un marco de cama elevado.

            Algunas camas incluso incluyen espacios de almacenamiento y toboganes. Pueden ser estupendas para los dormitorios de los niños pequeños.

            Pero lo importante es que su hijo tenga el mejor entorno de sueño posible. Y esta cama divertida y única es segura y hace feliz a tu hijo.

            Camas infantiles 90×190 niñas

            Si buscas las mejores camas infantiles para niña, has llegado al lugar adecuado. Estas camas están diseñadas teniendo en cuenta todos los detalles y son cómodas y coloridas. Además, son perfectas para inspirar la imaginación de tu pequeña princesa.

            camas infantiles 90x190 niñas

            Elija acabados de cuento de hadas o tonos brillantes para dar el toque femenino definitivo. Estas camas están garantizadas para inspirar los sueños más salvajes de su pequeña princesa.

            Cuando compre una cama para una niña, busque el modelo más duradero. Asegúrate de que esté fabricada con materiales ecológicos y no tóxicos y que sea segura. Además, asegúrate de que el colchón sea ergonómico.

            Los colchones ergonómicos son importantes para la salud de tu hijo, y estas camas están diseñadas ergonómicamente para la espalda del niño. Esto garantiza su bienestar físico y psicológico.

            Antes de comprar una cama, tómate el tiempo de medir la habitación de tu hijo. Un buen consejo es comprobar las medidas de la habitación y compararlas con una tabla de tamaños de colchones.

            Así sabrás qué tamaño deben tener las camas infantiles. Asegúrate de buscar una cama con un colchón de alta calidad. La marca Happy Beds es una empresa fiable, y sus productos cumplen todas las normas de seguridad y calidad.

            A medida que el niño crece, acabará necesitando pasar de la cuna a la cama. Aunque esta decisión dependerá del desarrollo del niño, una cama infantil es una gran cama de transición.

            Esta cama de baja altura es fácil de alcanzar y cuenta con todas las características de seguridad que necesitas para tu hijo. Si su hijo ya camina, considere la posibilidad de comprarle una cama baja. Si todavía es un niño pequeño, considera una cama de gama media.

            Deja un comentario