Humedad en Paredes por Condensación

La condensación en las paredes se produce cuando la humedad se acumula en el interior de una pared, independientemente de que ésta esté húmeda o seca.

La humedad puede formarse en cualquier superficie cuando ésta no está suficientemente seca para evitar que la humedad penetre y se acumule. Esto también puede ocurrir en paredes en las que la condensación se ha acumulado durante mucho tiempo. Este es un escenario típico de las casas que no han sido mantenidas adecuadamente.

humedad en paredes por condensacion

Un buen ejemplo de una pared que puede experimentar la acumulación de humedad es un sótano. Para arreglar esta situación, primero tendrá que localizar la fuente de la humedad para poder arreglarla.

La humedad será probablemente en forma de agua, ya sea del suelo alrededor de la casa, o del techo con fugas por encima del sótano. En algunos casos, tanto el agua como la humedad pueden acumularse debido a las fluctuaciones del nivel de humedad en el sótano.

Se puede tratar la humedad en las paredes reduciendo la cantidad de agua que se filtra en las cavidades de la pared. Una forma de reducir la humedad en las paredes es reparar las zonas que tienen fugas.

Busque en el exterior de la casa posibles zonas de los cimientos que puedan haber sufrido daños por las fuertes lluvias. Si sospecha que el problema se encuentra en el sótano, es posible que desee que un profesional eche un vistazo. Los profesionales pueden determinar el alcance de los daños y hacer recomendaciones para las reparaciones.

La prevención de la humedad en las paredes requiere una limpieza a fondo de las superficies interiores de las mismas. Esto incluye cualquier grieta visible en las paredes y suelos.

También deben limpiarse las zonas cercanas a las ventanas o puertas. Utilice un detergente suave y frote para eliminar la suciedad, el polvo y la mugre. Un buen detergente para la limpieza de su casa está hecho con bicarbonato de sodio, vinagre blanco y agua fría.

Si las paredes húmedas comienzan a enmohecerse, podría haber moho creciendo en su casa. Compruebe que no hay fugas o problemas de fontanería que estén causando humedad en su casa. A menudo resulta tentador comprar productos que aseguran que solucionarán su problema de humedad. Aunque muchos de ellos pueden proporcionar un alivio temporal, en realidad pueden empeorar la situación.

Las paredes húmedas no sólo afectan al aspecto de su casa, sino que también pueden afectar a su salud. Las paredes húmedas pueden acumular residuos, polvo y gérmenes. La exposición prolongada a condiciones de humedad puede debilitar la estructura de sus paredes y reducir su flexibilidad. Si experimenta cualquier síntoma de humedad en las paredes, es importante actuar rápidamente antes de que se produzcan daños graves en su hogar.

Muchas veces, los propietarios no se dan cuenta de que la humedad en las paredes puede ser un indicador de otros problemas dentro de su casa.

Por desgracia, no todos los signos de humedad en las paredes son una señal de un problema más extenso. De hecho, a veces lo único que está mal en sus paredes es usted. Un problema de condensación en su casa es una señal de que su fontanería necesita ser reparada.

Si descubre que la humedad en las paredes le impide respirar correctamente o le mantiene despierto por la noche, es importante que se ponga en contacto con un contratista de fontanería con licencia lo antes posible.

Ignorar la humedad en las paredes debido a la condensación tiene graves consecuencias; su casa podría convertirse literalmente en un peligro para la salud. Al reparar la humedad en sus paredes de inmediato, puede evitar la propagación de moho, hongos y bacterias.

Las tuberías con fugas son un problema común, especialmente en las casas y estructuras más antiguas. Estas tuberías se vuelven menos fiables con el paso del tiempo; sin embargo, no hay una forma fácil de saber si su sistema de fontanería tiene o no fugas.

Por lo general, se puede saber si una tubería tiene una fuga por su aspecto: las manchas negras, los agujeros o las manchas marrones pueden indicar que hay una fuga de agua en su casa.

Aunque su casa y sus electrodomésticos parezcan funcionar correctamente, ignorar una tubería con fugas es una decisión muy poco acertada; hacerlo podría dar lugar a costosas reparaciones e incluso a la contaminación por moho en su hogar.

Una ventilación insuficiente puede provocar problemas similares. La humedad en las paredes también puede indicar fugas en el tejado, lo que puede provocar daños por agua en su casa.

Por suerte, los tejados son relativamente fáciles de inspeccionar y reparar; su contratista de tejados podrá identificar el origen de cualquier fuga en su tejado. Si tiene una fuga en el tejado, es imperativo que la solucione lo antes posible.

Si no se detecta, una fuga en el tejado puede dañar gravemente su casa; además de causar costosos daños estructurales, también puede provocar una infestación de moho.

La condensación en las paredes suele estar asociada a otros problemas, como una mala ventilación interior, fugas en las tuberías, goteras en el tejado y un aislamiento inadecuado.

Si descubre que tiene un exceso de humedad en las paredes, debe llamar a un profesional para que evalúe la situación. Aunque la condensación en las paredes suele solucionarse con unos cuantos arreglos sencillos, los problemas de humedad más complejos pueden requerir los servicios de un contratista de obras o de reformas.

Para problemas menores de humedad, considere la posibilidad de invertir en un humidificador doméstico para suavizar y humedecer su casa; estos aparatos pueden ser especialmente eficaces para reducir la humedad en las paredes debida a la condensación.

Deja un comentario