Taladro percutor : tu mejor alidado para el bricolaje de casa

Hola amigos!. Hoy os traigo un nuevo artículo sobre herramientas electricas y más concretamente sobre los archiconocidos taladros o taladradoras, pero desde una visión diferente, desde una visión de usuario particular que tiene las tareas de bricolaje que casi a todas las personas les toca hacer alguna vez en casa y de las ventajas del taladro, y más al final del artículo haré algunas consideraciones o hablaré más en profundidad de las características, tipos y modelos de taladros.

Taladro percutor : tu mejor alidado para el bricolaje de casa
Comprar taladro percutor Bosch –>Taladro percutor : tu mejor alidado para el bricolaje de casa

¿Por qué nos facilita la vida un taladro en las tarejas de bricolaje?

Cuando hemos de hacer tareas de atornillar o desatorillar muebles de cocina, muebles o armarios que compremos sin montar en una gran superficie (ya sabemos todos de la que estoy hablando…), o hacer agujeros para colgar los complementos del cuarto de baño, o colgar el espejo para el baño. Para hacer los agujeros para colgar cortinas, o los agujeros para poner la TV de plasma colgada en la pared, para todo esto necesitamos y nos facilitará la vida un taladro.

Porque hay taladros, sobre todo los que están pensados para tareas de bricolaje de casa muy ligeros y que pesan poco, por lo que podremos trabajar con ellos fácilmente.

Taladros que nos permiten regular la velocidad de giro, ideal para perforar cualquier superficie, con una buena potencia, que no se nos quede corto el taladro, y se nos quede limitado para sólo un par de tareas.

Con portabrocas de sujeción rápida de dos casquillos para cambiar las brocas de la herramienta de manera rápida y sencilla, y no la archifamosa llave que llevaban la mayoría de taladradoras que al final siempre acabábamos perdiendo la llave, y no había manera de encontrarla.

Con giro reversible para atornillar y desatornillar, porque así da gusto el poner y qutiar tornillos, en vez de dejarnos la mano apretando y desenroscando los tornillos y que casi siempre acaban entrando torcidos los condenados.

Con un botón de trabajo contínuo para no cansarnos apretando el botón de marcha del taladro, y tener que ir haciendo fuerza, y así poder el trabajo de bricolaje más cómodamente.

Incluso que tenga disponible un accesorios de aspiración del polvo, para así ensuciar menos y que nos sea menos molesto trabajar con el mismo

Y con el correspondiente interruptor para elegir si queremos trabajar en modo atornillador desatornillador o en modo percusión.

La verdad es que hoy en día hay veraderas virguerías que nos harán más cómodos y disfrutar de la experiencia de estos trabajos de bricolaje del hogar.

Y después de ver las ventajas y por qué nos mejora la vida bricolajística un buen taladro, vamos a hablar de manera general de los diferentes tipos de taladros que hay en el mercado, tomando diferentes consideraciones que nos pueden venir bien si queremos un traladro.

Tipos de taladros:

Taladros con cable

Digamos que los taladros con cable son los de toda la vida, y que hemos de enchufar a la corriente eléctrica para hacerlos funcionar.

Dentro de éstos existe una amplia gama de modelos y marcas de taladros, desde más genéricos a más especializados o profesionales en función de las superficies que queramos agujerear.

Una cosa importante si nos decidimos a comprar una taladro para las tarejas de bricolaje de nuestra casa es la potencia del taladro, ya que si queremos comprar un taladro que nos sirva para todo, deberemos comprar uno que tenga una potencía de 500 W para arriba.

Otra cuestión importante, sobre todo si queremos cubrir todas las posibles necesidades de reformas en nuestra casa es comprar un taladro percutor, que lo que hace es al tiempo que estamos taladrando da pequeños golpes en la superficie donde estamos aplicando la presión de la broca y nos facilitará el trabajo si tenemos que agujerear superficies más duras.

El hecho de que el taladro tenga la opción de giro reversible es un dato también imporante que nos puede hacer decantarnos por un tipo de taladradora u otra, sobre todo si vamos a realizar tareas de atornillar y desatornilla que es para lo que sirve esta función

Así también como hemos comentado, el hecho de que el taladro que tengamos tenga control de velocidad de su giro que nos hará falta en función de la dureza y el tipo de material que queramos taladrar.

Y por último, el detalle al que también debemos prestar atención de cara a hacer una buena compra de un taladro es el peso del mismo, ya que si compramos un taladro muy pesado, después de un tiempo de estar trabajando con él nos puede ser molesto y causarnos dolores, así como a la extensión del cable, que sea suficiente para trabajar con comodidad.

Taladros con bateria (sin cable)

Este tipo de taladros que no llevan cable si no que utilizan una batería (como una pila) nos permiten una comodidad mayor en el trabajo al no tener limitados los movimientos por el cable, así como para hacer trabajos en lugares donde tenemos un enchufe cerca.

Por contra suelen ser herramientas eléctricas con una menor potencia que las que van enchufdas a la electricidad, pero salvo que lo queramos para taladrar superficies muy duras, puede ser una opción muy recomendable, por la comodidad que proporciona el poder trabajar sin tener que estar limitados a la longitud del cable o a la presencia de enchufes donde conectarlos.

En cuanto a la potencia de estos taladros sin cables o con batería irá en función de la tensión (Voltios) y el amparaje de la batería (Ah), encontrándonos con dos tipos de baterías principalmente en el mercado para estos taladros.

Baterías Li-Ion (litio)

Las baterías de litio para los taladros son las que suelen ofrecer mejores resultados operativos, aunque resultan un poco más caras que las otras. ya que son más ligeras y se recargan en menos tiempo. Siendo otra de las ventajas con respecto a las otras baterías el hecho de que no tienen memoria de carga, es decir, no es necesario descargarlas del todo antes de volver a cargarlas, a diferencia de las otras.

Baterías NiCd (niquel cadmio)

Estas baterías son algo más baratas en precios, aunque más pesadas y tardan más tiempo en cargarse, debiendo tener la precaución de agotar toda la batería antes de volver a cargarlas para evitar que cojan memoria de carga, y después nunca lleguen a cargar del todo.

Por lo tanto un factor que puede ser importante de cara a decantarnos por un taladro con batería, es el cantidad de baterías que posea, ya que si dispone de 2 baterías podemos trabajar con una mientras la otra está cargando, y cuando se nos agote la que estamos usando, coger la cargada y poner esta agotada a cargar, así tendremos más continuidad de trabajo.

Los taladros que usan batería en vez de cable suelen tener 1 o 2 velocidades. Los más básicos sólo tienen una velocidad, pero los que ya empiezan a ser gama media a alta, presentan 2 velocidades de funcionamiento, con opción de cabezal giratorio para elegir diferentes posiciones para dar apriete.

Finalmente comentar que como con cualquier otra máquina que podamos comprar suele ser garantía el comprar una marca de reconocido prestigio (Bosch, Einhell, Makita, Black & Decker, Metabo), que ya de por sí nos aporte una garantía de calidad, un buen servicio post-venta y recambios en el caso de que toque sustituir alguna pieza en un futuro.

Tipos de brocas para taladros

Una vez que tenemos decidido el taladro hemos de conocer también los tipos de brocas que podemos comprar y utilizar con nuestra taladradora, para así elegir la que más nos convenga en función del uso que le vayamos a dar. A saber:

Brocas salomonicas:

Las brocas salomonicas se utilizan para taladrar cualquier tipo de madera bien sea una madera blanda o una madera dura. Poseen una punta contorneada con fijo que se va introduciendo en la madera, y los bordes contorneados también presentan filo para seguir introduciéndose en la madera, al tiempo que la distancia entre ellas permite evacuar la viruta sin que llegue a agarrotarse el taladro.

Brocas fresadoras:

Este tipo de brocas de taladro están pensadas especialmente para trabajos de carpinteria. Son brocas de precisión para trabajos eventuales, realizando perforaciones cilíndricas conocidas como perforaciones de vaso, tanto en maderas blandas como en maderas duras.

Brocas fresadoras planas:

Estas brocas se utilizan principalmente para trabajos de madera y para trabajos de materiales de construcción ligeros, desde instalaciones, colocación de ventanas, etc.

Brocas de pala:

Estas brocas están pensadas para usarse sobre todo con maderas duras o recubiertas de plástico.

Consejos para taladrar según el material:

Cuando vamos a taladrar hemos de tener en consideración el tipo de matrial que vamos a taladrar, ya que no es lo mismo taladrar madera o taladrar metal o cualquier otro material. A continuación veremos algunos consejos o consideraciones a tener en cuenta de cara a usar nuestro taladro, en función del material que vayamos a taladrar.

Taladrar metal

Cuando vamos a taladrar un metal o hierro, la fricción que se produce en el mismo por efecto de la rotación de la broca del taladro es mucha, produciéndose un aumento considerable de la temperatura de la zona de fricción, por lo que es muy recomendable utilizar algún tipo de refrigerante para la zona que estemos taladrando. En el caso de no disponer de algún refrigerante específico podremos utilizar agua, para reducir la probabilidad de que el metal que estamos taladrando o la broca del taladro se rompa por efecto del calor producto por la fricción.

Hemos de tener en cuenta que al taladrar sobre metal no utilizar la opción de percusión sobre el mismo, y se recomienda utilizar un broca específica y de calidad al tener que taladrar un material duro.

Taladrar plástico

El plástico es un material blando por lo que no presenta mayores complicaciones para ser taladrado por nuestro taladrado, aunque sí que es interesante seguir estos consejos para un mejor acabado, Para taladrar sobre plástico se deben utilizar brocas para hierro y no utilizar el modo percusión. Y en el caso de que queden rebabas tras pasar el taladro, eliminarlas con una lija para un perfecto acabado.

Taladrar azulejo

El azulejo es un material complicado de taladrar, y más si el azulejo es un azulejo porcelánico que es el que hay más duro en el mercado, a parte de que se empieza a taladrar por la parte del esmalte se nos puede resbalar la broca. Es conveniente utilizar una broca fuerte, refrigerar la zona y trabajar a bajas revoluciones. Una vez superada la caba del esmalte que es la más dura, llegaremos a la parte más blanda del azulejo que es el pasta de bizcocho y esta nos costará menos taladrarla. Prestar atención cuando lleguemos a este zona con la sujección del taladro, porque al cambio de material, el taladro nos puede vibrar.

Y de momento es todo en esta entrada, espero que os hayan podido servir alguno de los consejos.

¿Aún no está suscrito al blog?

Suscríbase a nuestro feed y recibe las publicaciones en tu email gratis:

PARA ESCRIBIR UNA CONSULTA HAS DE DARLE A UN ME GUSTA (un poco más arriba)

  1. Isabel, comentó hace 1 año:

    Hola, se que esta pregunta no tiene nada que ver con este post, pero al ser el mas reciente…
    A ver, en mi casa hemos estrenado una estufa de leña con canalización a las habitaciones, la estufa tira genial, es una maravilla pero el aire que sale por los tubos huele como a “metal caliente”. Mi duda es el origen de ese olor! Cuanto mas cargamos la estufa mas huele, si que es verdad que esa estufa lleva funcionando desde hace mes y medio aproximadamente y no todos los dias, y cuando encendemos solo echamos los leños de encender y son 4. Así que no se que puede ser ese olor! No me gustaría que fuera el olor permanente del tubo, ni volver a tener que hacer obra para modificar la instalación.

    Muchisismas gracias por su tiempo.

    • Buenos días.

      Al decir una estufa de leña con canalización a las habitaciones, entendemos que es una chimenea con turbina y canaliza el aire a las habitaciones a través de conductos de aluminio y el aire le sale por las rejillas.

      Que le salga un olor metálico, no un olor a pintura quemada, como podría ser habitual los primeros días, mientras se produce el rodaje de la estufa y la pintura anticalórica con la que son tratadas mientras adquieren su dureza final, y siempre en los primeros encendidos (salvo algún fabricante que está empezando a utilizar en sus estufas y chimeneas una pintura que no desprende este olor), y al tener que el olor a metálico que aumenta conforme aumenta la carga de la estufa, me da que pensar que el tubo que han utilizado para canalizar la salidas de aire pudiera haber quedado en contacto con el tubo de la chimenea,y éste al calentarse calienta el aluminio y éste desprende olor metálico.
      Para hacer las canalizaciones a las habitaciones en chimeneas se utiliza tubo flexible de aluminio, existe el simple o el calorifugado, que lleva un protección de lana de roca, para conservar más el calor y para proteger también el tubo interior.

      Las estufas y chimeneas funcionan con una temperatura de humos entre 250 ºC a 400 ºC, por eso el tubo que se utilice para evacuar el humo no puede ser flexible de aluminio que no aguanta tanto. De hecho si conecta un tubo flexible de aluminio a un tubo de salida de humos verá que cuando se calienta el mismo desprende humo y olor metálico, por eso es posible que le ocurra esto.
      Le tocará consultar con el instalador a ver cómo le hizo la instalación, si utilizo tubo calorifugado para la canalización de las temas, por descartar cosas.

      Si tiene unas rejillas de acceso a la campana de obra, intente observar qué tipo de tubo tiene puesto de canalización, si simple o calorifugado, y si éste está en contacto directo con el tubo de salida de humos.
      Sin otro particular, agradeciéndole su consulta, reciba un cordial saludo.

      • Isabel, comentó hace 1 año:

        Muchas gracias por su respuesta! pero ahora me han surgido otras dudas, como puedo saber a simple vista si es simple o calorifugado? y en el caso de que fuera simple deberia cambiar toda la instalación???

        Un saludo y muchas gracias otra vez!!!!

        • Buenos días.

          Para saber a simple vista si es calorifugado o no, es fijándose en el grosor del tubo. Los tubos simples canalizables de aluminio son de 12 cm de diámetro, y presentan bastantes pliegues, o pliegues más pronunciados (como el del extractor de la mepamsa de una cocina de gas o vitro), mientras que el calorifugado es de grosor de 17 cm, y los pliegues son más suaves.
          Lo que tendría que hacer que es asomarse por las rejillas de ventilación en la campana de la chimenea, si son rejillas encastradas que es lo habitual, para que aparte de ventilación, se pueda extraer la tapa y acceder a la zona de la campana, observar si el tubo de canalización es sencillo y está en contacto directo con el tubo de la chimenea, lo que podría indicar que el problema puebe ir por aquí.
          Un saludo!!