Fachadas de Casas de Pueblo : Fotos e Ideas

Puede observar las fachadas de casas de pueblo de toda España y descubrir las diferencias entre ellas. Algunas de las casas están construidas en ladrillo con símbolos cerámicos de longevidad de color ámbar en la parte superior de los balcones, mientras que otras están cubiertas de azulejos de cerámica vidriada de color pastel.

De hecho, se pueden ver tanto fachadas de casas modernas como tradicionales en diferentes partes del país. Algunas también están pintadas de blanco, mientras que otras están adornadas con leones guardianes de cerámica en los pisos superiores.

Los exteriores de una casa de pueblo pueden diferir de los de una casa moderna, pero la arquitectura de la casa puede tener características similares. El frontón y las fachadas son abiertos.

El tejado es plano, por lo que es posible ver el interior de la casa desde el exterior. Las fachadas también son abiertas, pero pueden tener diseños diferentes en los pisos superiores y en el sótano. Estos detalles son reconocibles porque están hechos de madera.

En el campo, todavía hay muchas casas de pueblo tradicionales. Son una parte importante de la cultura de la región y constituyen la principal atracción para los turistas.

Las fachadas de las casas tradicionales de pueblo varían entre sí, pero todas tienen un diseño único. A diferencia de los apartamentos modernos, estas casas se caracterizan por un exterior sencillo y funcional y un interior tradicional.

Tradicionalmente, estos edificios estaban hechos de ladrillos, tejas y piedra. Hoy, la mayoría son de madera. Además de los ladrillos, se reutilizan bloques de piedra de antiguos asentamientos romanos para sus fachadas.

Las fachadas de las casas de pueblo son muy singulares por su diseño y arquitectura. En algunas partes de España, se puede encontrar una gran variedad de estilos y formas. Las fachadas de una casa pueden encontrarse a ambos lados de la calle.

El edificio puede tener dos o más niveles. Una fachada puede tener uno o varios niveles. Puede estar construida de madera, piedra u otros materiales. Las fachadas de un edificio pueden ser de madera.

Las fachadas de una casa de pueblo suelen ser de piedra. En el pasado, era común tener una fachada tanto en el este como en el oeste. En cambio, las fachadas de una casa moderna pueden tener un diseño completamente diferente.

El orden arquitectónico de un edificio suele estar dictado por su fachada. Su aspecto no siempre es el mismo que el de los edificios medievales.

Hoy es el turno de las fachadas de casas de pueblo dentro de los diferentes tipos de fachadas con los que podemos terminar una casa y que estamos repasando en la sección de paredes exteriores de casas.

Los pueblos para la mayoría de personas de mediana edad es la vuelta a las raíces, lugares donde todos los vecinos se conocían y donde en épocas donde las necesidades vitales eran grandes se ayudaban unos a otros.

Para las personas que no han tenido la suerte de conocer este estilo de vida de pueblo son lugares de contacto con la naturaleza, la tranquilidad, el devenir pausado del tiempo sin las prisas de las grandes ciudades y sin la interconexión que ha traído internet.

Pequeñas pedanías en zonas rurales o de campo con pequeños vecindarios y rodeados de naturaleza, árboles, plantas, cultivos que evocan los recuerdos de épocas donde las preocupaciones era si iba a hacer buen tiempo para tener buenas cosechas.

O como decía Paco Martínez Soria, preocupados sin en una casa venía una vida nueva y en otra se iba otra hacia arriba, y donde las historias de esos tiempos nos hacen acercarnos más a nuestras raíces.

Fachadas de casas de pueblo sencillas en pueblos sencillos

Las fachadas de las casas de pueblo han sido un reflejo de la forma de vivir en años donde los medios económicos eran más que ajustados y donde primaba la sencillez con la usabilidad.

fachadas de casas de pueblo

Este tipo de casas suelen caracterizarse por combinar espacios no sólo para la vida familiar, si no con espacios donde se tenían un gallinero para recoger los huevos de las gallinas, que muchas veces se ubicaba en el ático de las casas de pueblo.

Una zona inferior con la cocina de leña o chimenea de leña donde se elaboraban las preparaciones con leña natural y a fuego lento, porque en aquel entonces, ya no sólo el gas, si no la electricidad, o el teléfono eran lujos impensables.

Otro espacio de almacén en la parte baja de la casa de pueblo donde se tenían establos donde guardar las betais de tiro, y el alimento para las mismas, así como zonas de almacén donde guardar las tinajas de aceite y vino que se elaboraban con los frutos del campo.

Por lo que la mayoría de estas casas de pueblo eran de tamaño grande, ya que albergaban diferentes espacios no todos para la vida humana.

Con el tiempo y la modernidad, muchas de estas casas de pueblo han ido aprovechando estos espacios de establos, gallineros, y se han hecho casas con más espacios habitables donde tener mayores comodidades.

Y en muchas familias, lo que se hacía después era partir estas grandes casas que tenían como mínimo dos puertas de entrada para varios hijos de la familia.

Características de las fachadas de casas de pueblo

Dependiendo de la zona de la casa rural y los medios naturales de cada zona presentan características en los materiales de construcción diferenciados.

En zonas de casas rurales ubicadas cerca de montañas con pinos y diferentes tipos de árboles, era habitual usar los mismos como vigas de carga para la construcción de las casas.

No es como hoy en día que conseguir vigas de hormigón es muy fácil y en seguida un camión nos las trae y podemos hacer la construcción.

Por aquellos años esto era impensable y se utilizaban los recursos naturales en la construcción de las mismas.

Vigas de madera, fachadas echas de piedra natural, al igual que se hacían los ribazos de los campos de cultivo para delimitar los mismos, donde no habían alambradas separando las mismas.

Y donde el respeto por la propiedad ajena era un valor básico.

Las puertas siempre abiertas, y el «ave maría» típico que se decía cuando ibas a entrar a una casa para avisar de tu llegada y que las personas de dentro supiesen que llegaba una visita.

Acabados de fachadas con adobe o estucados con cal, con suelos de barro o atoba cerámica o de la misma arena del terreno.

Aljibes de agua potable o pozos de agua en las casas más pudientes, o si no, viajes todos los días al río para recoger agua, a la zona de monte para recoger leña y mantenerse caliente.

Personas trabajadoras y sencillas que reflejaban su estilo de vida en fachadas normalmente lisas y sencillas con colores blancos o beige del color de la tierra con los que se realizaban los adobes de fachadas de casas de pueblo.

Y conforme fue mejorando la economía general de los pueblos empezaron a usarse piedras de las canteras, bien de mármol o de granito que permitían una mayor duración de los zócalos de las fachadas de casas de pueblo.

Macetas y jardineras en la decoración de las fachadas de casas de pueblo

El ir a una casa rural o una casa de pueblo como comentábamos es ir al contacto con la naturaleza, y en aquel entonces las decoraciones de las casas eran a base de ornamentación natural.

Macetas con flores ornamentales que al mismo tiempo servían de provecho para cocinado o como plantas medicinales.

Plantas de tomillo que tienen un olor muy característico y unas flores muy bonitas y con buenas propieades medicinales, o flores de manzanilla, plantas de perejil para los guisos, alcaparras, pimientos.

Pequeños huertos en macetas a parte de los huertos más grande que a parte de para decorar las fachadas de casas de pueblo, dar colorido, olores naturales eran la pequeña farmarcia de muchas personas humildes.

Sin conexión a internet ni telefóno.

Yo recuerdo la primera vez que fui al pueblo de mi mujer, una pequeña pedanía donde eran todo cuestas y con pequeños grupos de casas agrupadas en diferentes zonas en función de los terrenos que tuviesen cercanos.

Inluso cuevas habitables donde las personas hacían su vida siendo otro tipo de casas de pueblo con unas decoración de fachadas de casas de pueblo en función de los materiales de la montaña donde estaba la cueva.

El no tener señal, ya no de internet si no señal telefónica en pleno siglo XXI me llamó mucho la atención, sabías que nadie te iba a molestar al teléfono, y después de pasar unos días donde estabas pendiente del teléfono, ya lo dejabas olvidado.

Partidas de dominó en el bar social de la pedanía, regar las plantas, andar un poco por la montaña, comida casera, la comida de pueblo lo mejor y el escuchar historia viva España que en muchos casos no se estudia en los colegios.

Escuchar como en la guerra habían personas que habían pasado varios años en los sótanos de las casas de pueblo para no ser ajusticiados por tener unas ideas políticas.

Y donde el ingenio de superación y los tratos para hacer negocio donde la palabra era ley te deja con una sensación como si hubiese pasado mucho tiempo y para estas personas de los pueblos, es como si hubiese sido ayer.

El trabajar por la comidad del día y el alojamiento , el ir andando a todos los sitios, los bailes en los pueblos, las primeras motos y coches, y el darte cuenta de que hoy apenas se valora lo que tenemos y de dónde venimos.

Algunos fotos de fachadas de casas de pueblo para toamar ideas.

A continuación veremos algunas de fotos de casas de pueblo que nos pueden orientar para la decoración y el estilo arquitectónico de nuestra fachada.

Aunque lo habitual es seguir la tendencia de las casas vecinas para matener esa estética y aire bucólico que nos transmiten las casas de pueblo.

Si son de piedra natural la idea es seguir o utilizar los mismos materiales, al igual que son fachadas acabadas en cal viva o terminadas con adobe.

fachadas de casas de pueblo de piedra
fachadas de casas de pueblo pintadas

En las fotografías de arriba podemos ver algunos ejemplos de fotos de casas de pueblo que podemos encontrar en cualquier punto de la geografía de nuestra ciudad.

Tan acostumbrados a verlas que no nos percatamos del lujo de esta arquitectura tan espectacular.

Colores para fachadas de casas de pueblo

Al elegir los colores de las fachadas de las casas de pueblo, hay que tener en cuenta el tamaño y la textura de los distintos elementos de la casa. La mejor combinación de colores debe ser cálida, acogedora y que recuerde a la naturaleza.

colores para fachadas de casas de pueblo

También puede elegir colores vivos y vibrantes como el rojo, el amarillo o el naranja. Sin embargo, el blanco es un color universal que va bien con muchos colores y estilos.

Además, el blanco es neutro y queda muy bien en todos los ambientes. Para un aspecto elegante y con clase, opte por una fachada blanca.

Utilizar el rojo, el azul y el amarillo como soluciones cromáticas para las fachadas dará a su casa un aspecto elegante y encantador. Pero recuerde que no debe utilizar estos colores con demasiada intensidad.

También debe tener en cuenta que estos colores pueden abrumar a los visitantes. Debe elegir colores complementarios. Cuando pinte su casa, debe asegurarse de que los colores se complementen. Tu casa debe ser bonita por dentro y por fuera.

Si no tiene presupuesto para un nuevo exterior, intente elegir un color pastel en su lugar.

Para una casa de pueblo tradicional, puede elegir un color neutro. Para un aspecto contemporáneo, puedes utilizar tonos violáceos y brillantes. Los colores oscuros no son buenos para las casas antiguas.

Para un aspecto elegante, opte por tonos vibrantes de blanco. Además, puedes combinar tonos brillantes y claros para crear un aspecto armonioso. En un entorno rural, los colores pastel son ideales para las casas de aspecto natural.

Puede elegir el color de la fachada de su casa de pueblo en función de la posición y el tamaño de su edificio. El color adecuado se integrará en el paisaje circundante.

Los mejores colores para las fachadas de las casas de pueblo son el blanco, el amarillo y el marrón. Del mismo modo, el beige y el marrón son opciones populares para las casas contemporáneas.

También puede optar por tonos más vivos. Para conseguir un aspecto más espectacular, puede combinarlos con un tejado blanco.

Si busca una fachada de casa de pueblo original, puede utilizar un amarillo suave. Esta combinación de colores es una opción perfecta para la fachada de una casa con tejado marrón. También puede seleccionar un tono claro de gris.

Un tono claro de amarillo quedará bien con un tejado de madera. Un tejado marrón sombrío es ideal para una casa anticuada. Este color complementará los colores del resto de la fachada.

También puede utilizar colores cálidos en las casas pequeñas. El color de la fachada debe encajar con el paisaje. Si la casa está rodeada de bosque, debes utilizar un color que combine con los colores de los árboles y de los demás edificios.

También puedes intentar combinar el color de la casa con los colores de los árboles que la rodean. Los colores de la casa no deben desentonar con el paisaje circundante.

Si quiere crear un pueblo armonioso y atractivo, debe elegir el color correcto para su fachada.

Deja un comentario