Lana de roca caracteristicas

¡Hola de nuevo a todos y todas! Hoy vengo a hablaros sobre las características de la lana de roca aislamiento térmico de nuestras casas y de por qué es necesario tener un buen aislamiento.

Una gran parte de los posts de este blog han estado dedicados a las chimeneas, estufas y demás elementos de calefacción como sistemas para dar a nuestra vivienda, donde hemos hablado sobre potencias, rendimientos y demás características de las mismas en función de los m3 de la estancia donde íbamos a colocarla.

Hoy vamos a ir un poco más allá con un material, ya que este blog materialesalicante.com, está pensado para hablar no sólo de chimeneas, si no de los demás materiales relacionados con la construcción o albañilería que nos serán útiles para tener una casa más confortable, eficiente y sostenible.

Por eso hoy vamos a hablar sobre las características de la lana de roca como sistema de aisalmiento térmico (que también sirve de aislamiento acústico), de cara a conseguir esa vivienda en la que no pasemos frío en invierno o calor en verano, y como un sistema que nos permitirá que el calor que obtenemos de nuestra estufa o chimenea se mantenga más tiempo en la misma, y notemos que realmente el precio que pagamos por una estufa o chimenea, se ve traducido en el calor que queremos.

Lana de roca caracteristicas

Más de una vez llegó un cliente a nuestra tienda de chimeneas comentando que un amigo suyo tenía una chimenea más pequeña y que con la misma conseguía calentar toda la casa, mientras que él con una más potente apenas se notaba en el salón.

Cuando ocurre algo como lo del párrafo anterior entonces hemos de irnos más allá de las características de la chimenea y de la leña que se está usando, si no, que hemos de adentrarnos en el tipo de construcción y más concretamente en el tipo de aislamiento que posee la vivienda.

Ya aquí donde radicará que se note más la eficacia de una sistema de calefacción en una casa que en otra.

Una vez nos llamó un cliente que nos dijo que su chimenea no le calentaba lo suficiente, y cuando fuimos a verla, resulta que las paredes con las que tenía echa la casa eran de bloques de hormigón de 20 x 20 x 40 puro y duro, sin doble cámara que sirviese de aislamiento, no estaba realziada con termoarcilla que es mejor aislante térmico que el bloque prefabricado de hormigón normal, en una zona con mucho frío.

¿Qué ocurría?

Que el cassette de la chimenea sí que proporcionaba el calor que estaba certificado, pero como no tenía aisalamiento en las paredes, a parte de tener corrientes de aire frío que entraban por la misma, el calor se perdía rápidamente. Al igual que si no disponemos de cristales de doble cámara o carpintería metálica con rotura de puente térmico.

Podemos tener un emisor potente de calor, pero que su efectividad se vea minimizada porque nuestro aislamiento de techos o paredes, es malo, nulo o inexistente.

Por eso vamos a hablar de las características de lana de roca como uno de los medios más utilizados hoy en día en la construcción de viviendas como aislamiento térmico.

Y procedemos a entrar en materia.

Lo primero, para conocer mejor el producto es:

¿De qué esta hecha la lana de roca y cómo se fabrica?

Como muchas de las aplicaciones o inventos que se utilizan en materiales de construcción, fue imitando a un proceso observado en la naturaleza, como se consiguió fabricar lana de roca para aislamiento. Se observó que en los volcanes por el calor y con piedra volcánica que se fundía en forma de lava y la fuerza de expulsión al exterior, se formaba como una especie de manta con unas características especiales de resistencia térmica y acústica y se pensó en que se podría aplicar en la construcción de edificios, y así fue como en la industria se imitó este proceso y se consiguió fabricar lana de roca de manera artificial. Iniciando su fabricación en el año 1937 la marca archiconocida en todo el tema de aislamiento térmico y acústico, ROCKWOOL.

La lana de roca está hecha de piedra basáltica que es fundida en los hornos y se vierte en unas ruedas que giran a gran velocidad, y mediante la fuerza centrífuga se consigue fibras de lana de roca, y después se procesan y se fabrica las placas de lana de roca como describiremos a continuación.

La forma habitual en que podemos encontrar en los almacenes la lana de roca es en forma de planchas, lo que permite que se puedan colocar perfectamente entre las cámaras realizadas con ladrillos en las construcciones de vivienda, actuando al mismo tiempo como aislante térmico y acústico. La prueba de la efectividad como aislamiento acústico de estas plancas de lana de roca, es colocando en una caja forrada de lana de roca un alarma sonando, a continuación, se tapa la caja con más lana de roca, y se comprueba como el sonido se queda contenido en la misma. Y cuando se destapa, comprobamos como el sonido de la alarma sigue funcionando.

La lana de roca se fabrica con basalto y escoria procedente de la industria del acero, siendo el combustible utilizado para la fundición de estos materiales, el coque (que es un tipo de carbón) que es capaz de generar una gran cantidad de calor para fundir estos materiales.

El basalto es una piedra volcánica que se forma al solidificar la lava del volcán (con la mezcla de diferentes rocas) de manera rápida y que podemos encontrar bajo tierra según zonas, donde es habitual situar una cantera donde extraerla, trabajarla y elaborarla.

El basalto que se utilizará para fabricar la lana de roca se extrae de la cantera y se tritura parcialmente para que se más fácilmente manejable por la maquinaria. Después una excavadora con pala carga la misma y la echa en un filtro para separar los trozos más gruesos del polvo más fino. Estás se procesarán en briquetas que se usarán para la fabricación de la lana, junto con trozos más grandes de roca.

Despúes en un alto horno se funde las piedras y la mezcla del polvo de la misma a una temperatura de unos 1.500 ºC, consiguiendo imitar el proceso natural de formación de la lava, vertiendo la misma en unos cilindros que giran a gran velocidad, para que mediante la fuerza centrífuga se vayan formando hilos a semejanza de cuando el volcan expulsa la lava a gran velocidad hasta el exterior del mismo.

Los hilos forman mantas y se le echa un poco de solución aglutinante para que no se separen, añadiendo un chorro de aceite para repeler el agua, consiguiendo un río de lana de roca que mediante un cinta transportadora es dirigida hasta la parte superior de la fábrica donde es vertida a una pieza que es similar a un péndulo, oscilando la misma para distribuir la lana en en unos anchos específicos, dependiendo el grosor en función del tipo de aislante que se quiera fabricar.

Después la lana de roca recién apilada, se pasa por unos rodillos que la comprimen considerablemente para aumentar su densidad.

A continuación, los rebordes de la lana de roca que sobresale por los laterales al comprimirse, es apretada por otras palancas para que queden embutidas en el el río de lana de roca hasta que es dirigida a un horno largo, para que el calor seque el agente aglutinante que se aplicó anteriormente y de ese modo, las fibras comprimidas mantienen su forma.

La lana de roca que ahora ya está compactada, sale a través de una zona de refrigeración y pasa a través de un rodillo que todavía la aplasta más, para hacer las fibras todavía más flexibles.

A continuación las sierras circulares cortan el rio de lana de roca longitudinalmente, marcándose el valor de resistencia térmica encima de las placas de lana de roca.

Después dos brazos robóticos cortan trasversalmente las placas para dejarlas de sus medidas finales, utilizándose en lugar de cuchillas afiladas, éstos robots utilizan chorros de agua a presión.

Como la lana de roca es repelente del agua, la misma no absorbe el agua, y así se consigue un corte perfecto sin generar polvo, y así se consigue que la lana sea resistente a la humedad.

Y para comprobar las cualidades impermeables de la lana de roca se vierte agua directamente sobre la superficie, viendo como el agua no se abosrbe si no que simplemente escurre.

Y para comprobar que la lana de roca es ignífuga (resistente al fuego), se le aplica la llama directa de un soplete pudiendo apreciar cómo la misma no arde, pudiendo resistir la lana de roca en función del grosor y del tipo de lana de roca hasta 1.200 ºC, debido a sus propiedades naturales.

Y una vez superados los diferentes controles de calidad a las que son sometidas las placas de lana de roca, el aislante es dirigido a la zona de embalaje, donde unas pinzas estiran un rollo de plástico para embalar. La lana de roca es comprimida, y se introduce dentro, y después con calor las puntas son selladas.

Y así es cómo se fabrica la lana de roca que podemos encontrar en la mayoría de almacenes de construcción, en forma de planchas de lana de roca.

A continuación veremos los diferentes usos y características de la lana de roca.

La lana de roca dentro de los aislantes de lana mineral:

La lana de roca se engloba dentro de los aislantes de lana mineral utilizados para la construcción, ya que están formados por un sistema de filamentos entrelazados de materiales petreos que forman una estructura que deja el aire en su interior sin movimiento, que es lo que evita que se transmita el calor.

Por su configuración como explicábamos en el punto anterior, los productos de aislamientos de lana mineral (lana de roca y fibra de vidrio), poseen unas características de aislamiento frente al calor, al ruido y al fuego que los ha convertido en un material muy utilizado en las construcciones de viviendas y edificios no sólo en España si no a nivel mundial. Ya que se productos naturales (la lana de vidrio o fibra de vidrio se obtiene mediante arena silícea, mientras que la lana de roca se obtiene a través de roca basáltica), que mediante el proceso producto de elaboración se transforma consiguiendo estos magníficos aislantes.

¿Dónde se pueden colocar las placas de la lana de roca?

Las placas de lana de roca se pueden colocar en cubiertas o tejados, en paredes, o en suelos, pero siempre han de estar cubiertas por otro material, habitualmente ladrillos que las protejan del agua.

De ahí que se hable de la doble cámara en las paredes de las casas donde en medio se coloca la lana de roca para que esté protegida sobre todo del agua.

Ya que la lana de roca aunque es repelente del agua, si llegara a filtrarse mucha cantidad de agua la misma acabaría absorbiendo parte de la misma y perdería sus características de aislamiento térmico y acústico.

Cuando se volviese a secar la misma recuperaría sus propiedades, pero si está en una cámara aislada, puede que le cueste mucho secarse o que no llegue a hacerlo nunca si en la misma hay filtraciones de agua.

Hemos conocido algún caso que cuando se estaba realizando la construcción de la casa, y tenían ejecutadas las paredes y colocada la lana de roca, pero no tenían colocado el tejado, hubieron fuertes lluvias que empaparon toda la lana de roca y el agua quedó dentro de la doble cámara de ladrillo.

Tocando cambiar las placas de lana de roca, ya que las mismas habían perdido las propiedades de aislamiento para las que que habían sido colocadas.

¿Por qué razones usar como aislante lanas minerales?

Las lanas minerales aglutinan en un sólo producto tres características muy valoradas por los arquitectos como sistema aislante, ya que actúan como aislamiento térmico, aislamiento acústico y aislamiento contra el fuego. Se fabrican con productos naturales como la piedra silície o el basalto por lo que son materiales inertes y respetuosas con el medio ambiente.

Aislamiento acústico

Gracias a la naturaleza elástica de las lanas minerales disipan las ondas sonoras que intentan atravesarlas, confiriendo a nuestra vivienda mayor confort al reducir ruidos del exterior hasta en 70 dB, en una época donde la contaminación acústica está muy presente (tráfico terrestre, tráfico aéreo, gente de fiesta, etc.).

Aislamiento térmico

Las lanas minerales nos permiten un ahorro energético considerable en una época donde el preco de la electricidad y de los combustibles como el petróleo tienen precios elevados, lo que nos permitirá vivir de manera más sostenible con el medio ambiente a parte de tener una casa mejor acondicionada y con mayor confort.

Aislamiento contra el fuego

Debido a que las lanas mineras están fabricadas con materiales inorgánicos e incombustibles (piedra silínea o basalto), tiene unas magníficas cualidades de protección contra el fuego, disminuyendo la velocidad de propagación en caso de incendio y protegiendo los materiales que están detrás de las mismas.

Por esta razón son utilizadas habitualmente en el aislamiento de casas y edificios.

Lana de roca normativa

Todas las edificaciones nuevas han de cumplir con la normtiva en materia de eficiencia energética (con el último R.D que se aprobó en 2013), las normativas de aislamientos acústico y térmico, así como aislamiento contra el fuego, que vienen recogidas en diferentes documentos y en el RITE (Reglamento técnico de edificación), por lo que en el caso de que vayamos a hacernos una vivienda será necesario tener todas estas normativas en cuenta de cara a obtener la cédula de habitalibilidad futura.

En los casos de vivienda nueva, lo lógico y habitual es contratar a un arquitecto quien nos hará el estudio y en el proyecto especificará el tipo de aislamiento a colocar de cara a cumplir con toda la normativa.

Hoy día se está haciendo mucho incapié en el tema de eficiencia energética, y ya no sólo en edificios o construcciones de obra nueva, si no en edificaciones de obra antigua, de cara a que se actualicen y realicen reformas de cara a mejorar su clasificación energética.

En algunas comunidades de hecho, conocemos casos en que se paga un impuesto cuando compramos un vivienda de segunda mano diferente en función de la clasificación energética del edificio.

De ahí que se esté promocionando o incentivando los planes renove de edificios de cara a la mejora energética, tanto en el cambio de ventanas por otras más eficientes térmicamente, así como el aislamiento de fachadas bien mediante el sistema SATE o mediante el insuflado de lana de roca en paredes para mejorar el aislamiento.

Tanto a nivel nacional como a nivel de comunidades autónomas se están dando subvenciones para la rehabilitación y mejora del aislamiento térmico de las mismas.

Por lo que antes de acometer la reforma es conveniente echar un vistazo a las subvenciones de las que podríamos beneficiarnos, ver si están activas, ya que algunas, a la falta de gobierno actual, no se han renovado, y ver las condiciones que nos piden, ya que podemos ahorrarnos un buen dinero en el precio del aislamiento térmico de nuestra vivienda.

Lanas minerales y medio ambiente

Las lanas minerales (lanas de roca o lanas de vidrio) están consideradas como residuos no peligrosos, según los criterios establecidos en los listados europeos de residuos, publicado en España mediante la orden ministerial MAM/304/2002.

Considerando dos tipos de residuos, los generados en su fabriación, y los generados en las obras de construcción.

Y según el acuerdo y analisis de diferentes países han confirmado que estos residuos no son peligrosos ni para la salud ni para el medio ambiente.

¿Las lanas minerales son perjudiciales para la salud?

Es una pregunta que algún cliente nos ha hecho, ya que según con quien había hablado le habían dicho que no estaban seguros de que a la larga no fuesen perjudiciales para la salud, que mejor poner otros sistemas de aislamientos.

La cuestión, es que, un producto que lleva tantos años en el mercado, ha sido sometido a una multitud de análisis, y pulido el sistema de fabricación, creando una asociación de fabricantes que ponen en común la forma de fabricación y creando una certificación para garantizar al comprador que la lana minera (lana de roca o fibra de vidrio) que está comprando es de plena garantía.

Este certificado es el EUCEB

Esta certifiación en la lana de roca nos garantizará que el producto no es nocivo para la salud.

Sin excluir esto claro está, el seguir las normas de de seguridad e higiene en el trabajo, respecto a la aplicación de las mismas (uso de guantes, mono de trabajo, etc.).

Como me ha quedado ya un artículo muy extenso en el próximo hablaré sobre los diferentes sitemas de colocación de la lana de roca en función de si se coloca entre dos paredes, en el tejado, si se utiliza el siste SATE, o se utiliza lana de roca insuflada.

No es cuestión de agotar con una lectura excesivamente extensa, y creo que el artículo corresponde a su título que era hablar sobre las características de la lana de roca, en el próximo hablaremos sobre los diferentes sistemas de colocación de la lana de roca, en el siguiente entraremos más sobre tipos y marcas de lana de roca específicas, precios de la lana de roca y lugar donde poder comprar esta lana de roca.

…. Ya me he dado trabajo yo mismo!!.

Un saludo y gracias por leerme!!

¿Aún no está suscrito al blog?

Suscríbase a nuestro feed y recibe las publicaciones en tu email gratis:

PARA ESCRIBIR UNA CONSULTA HAS DE DARLE A UN ME GUSTA (un poco más arriba)