Lechada de Cemento ¿qué es? usos y aplicaciones

La lechada de cemento o caldo de cemento es la mezcla de cemento gris o blanco sin arena con agua para conseguir un fluido semilíquido que tiene diferentes usos y aplicaciones en construcción.

Los albañiles, sobre todo los más veteranos que tenían menos medios disponibles están mucho más acostumbrados al uso de la lechada de cemento.

De hecho, aunque hoy día hay ya materiales de construcción específicos para ciertas aplicaciones que antes se hacían con el uso de lechada todavía siguen utilizando esta técnica de albañilería.

Aunque lo cierto es que los productos específicos son mejores que el uso general de la mezcla de agua y cemento que se hacía antiguamente.

Por eso vamos a explicar los usos habituales de este caldo de cemento en construcción, y comentaremos si siguen utilizando o si se han sustituido por algún producto específico.

Lechada de cemento gris para colocar terrazo sobre mortero de nivelación.

Lechada de Cemento ¿qué es? usos y aplicaciones

Uno de los usos habituales de la lechada de cemento gris es para colocar pavimento de terrazo encima del mortero de nivelación en pisos de viviendas.

Cuando se construye un edificio después de hacer los forjados, que serían las diferentes plantas de el edificio que se hacen con hormigón, se nivel el suelo con un mortero de cemento (mezcla de cemento y arena).

Como los tabiques de las paredes para la distribución de la vivienda no están realizados suele aprovecharse este momento para colocar el terrazo en toda la vivienda.

Así como no hay tabiques todavía no tienen cortes y el trabajo es mucho más rápido y los acabados son mejores.

La colocación de este terrazo se hace cuando el mortero está todavía tierno.

Y para que se sujete bien la pieza de terrazo al mortero de nivelación lo que se hace es hacer una mezcla de cemento gris y agua hasta conseguir un producto semilíquido.

Entonces se echa encima del mortero de nivelación que se extiende con la gabina (paleta de albañil) y después se asienta encima el terrazo.

Este caldo de cemento hace de puente de unión entre la pieza de terrazo que tiene buena absorción y el mortero de nivelación utilización.

Quedando así bien sujeto el pavimento de terrazo al mortero.

Es una técnica que los colocadores de terrazo siguen utilizando actualmente aunque con la crisis como la construcción de edificios nuevos es menor pues se usa puntualmente.

¿Se puede colocar pavimento gres con caldo de cemento?

Como hemos visto en le punto anterior el caldo de cemento se utiliza para colocar pavimento de terrazo encima del mortero de nivelación.

Por eso surge la duda si se puede emplear la misma técnica para colocar pavimento de gres con caldo de cemento encima del mortero de nivelación.

Ya que muchas veces cuando se hace la reforma integral de albañilería de una casa, sobre todo si es planta baja que presenta humedades.

Suele quitarle el pavimento existente para impermeabilizar el mismo y después se echa hormigón y mortero de nivelación como cuando se construye un edificio.

Antiguamente los albañiles sí que utilizaban esta técnica de lechada de cemento para alicatar baldosas cerámicas en el suelo porque hace años estas baldosas tenían un absorción alta.

Hoy en día un suelo de gres se caracteriza por tener una absorción entre el 3 y el 6% (el terrazo mucho más del 6%), por lo que no se recomienda de ninguna manera el colocar baldosas cerámicas con cemento.

En este caso con caldo de cemento en el suelo.

Como primer punto en contra el hecho de que estas piezas cerámicas al tener menos absorción el cemento no penetra en las mismas y no las anclas.

Y como dicho cemento tiene retracción al fraguar las piezas no quedan firmemente fijadas y con el tiempo se acaban (bufando o soltando).

Siendo habitual en algunos casos ver también que el suelo cerámico se quiebra o revienta por la retracción del cemento que provoca tensiones que acaban reventando la pieza.

Por eso hoy en día es poco habitual el uso de esta técnica, ya que en estos casos la manera correcta de colocar suelos cerámicos es con cemento cola.

Lechada de cemento sin arena para rejuntar pavimento de terrazo.

Una vez se ha colocado el terrazo y ha endurecido el mortero ya podemos pisar por encima de él y es hora de rellenar las juntas del pavimento.

La forma de hacer es con la lechada de cemento sin arena en un capazo de construcción se mezclara agua y cemento haciendo una mezcla bastante líquida.

Después verteremos dicha mezcla en el suelo y con una escoba esparciremos dicha mezcla para que vaya penetrando por las pequeñas juntas del pavimento de terrazo.

Y ya más adelante cuando se hayan hechos los tabiques y colocados del rodapié de terrazo se procederá al pulido del mismo con lo que se eliminará la lechada de cemento y se dará brillo al terrazo.

Es una técnica dentro de las reformas de albañilería que se sigue utilizando actualmente.

Lechada de para juntas de pavimento cerámico.

 Hará 15 o 20 años antes de la aparición de las bolsas de lechada para el rejuntado de las baldosas cerámicas que poseen propiedades especiales como ser hidrófugas, antimoho, flexibles.

Para rejuntar los suelos cerámicos (pavimentos de gres) se utilizaba la técnica de con cemento blanco hacer caldo para rejuntar paredes y suelos.

La técnica era similar a la descrita para el rejuntado del suelo de terrazo.

Pero se diferenciaba si se iba a rejuntar azulejos de las paredes o el suelo cerámico.

Para el suelo cerámico la mezcla se hacía bastante líquida con la idea de que la mezcla penetrase bien en las juntas por gravedad, pero no se extendía demasiado para que no se secase.

Ya que después costaba de sacar mucho de las baldosas cerámicas.

Para el azulejo de la pared se hacía mezcla de agua y cemento blanco más pastoso para que no chorrease y se quedasen vacías las juntas.

Se extendía también poca cantidad sobe todo en verano porque al ser costaba mucho de sacar de los azulejos y los mismos se quedaban empañados.

Y cuando estaba secando con una esponja con agua se limpiaba el exceso de lechada en los azulejos y después con un trozo de madera o pinza se rebajan las juntas de los azulejos.

El problema de usar lecha de cemento blanco normal es que al no tener productos hidrófugos y antimoho es que el cemento chuapaba la suciedad,

Poniéndose las juntas amarillas o negras y después costaba mucho limpiarlas.

Por eso hoy en día se utilizan las bolsas de cemento blanco específicas para el rejuntado de azulejos.

Lechada de cemento en azotea para colocar rasilla cerámica

La rasilla cerámica es otro tipo de baldosa o baldosín que se ha utilizado mucho como pavimento en terrazas y patios de edificios.

Como es una material que presenta buena absorción se puede colocar con la misma técnica del caldo de cemento o lechada de agua y cemento.

Después de la formación de las pendientes de la terraza o azote con con la capa de mortero que se coloca encima de la tela asfáltica que se utiliza para impermeabilizar.

Mientras dicho mortero está todavía tierno se echa la mezcla de agua y cemento conocido como caldo de cemento y encima la atoba cerámica.

Así nos permite una perfecta unión entre dicho material cerámico con buena absorción y el mortero todavía fresco.

Es una técnica que en albañilería se sigue utilizando ya que da buen resultado, es rápido y barato de aplicar.

Lechada de cemento para pisos cerámicos colocados con mortero.

Como hemos comentado un poco más arriba en el artículo no está recomendada la colocación de baldosas cerámicas con mortero por la poca absorción de estas piezas.

Pero como en España se ha construido como se ha construido es fácil encontrar que muchos pisos se han colocado de esta manera.

Sobre todo los que combinaban mármol o terrazo en la mayor parte de la vivienda y en las zonas más delicadas como cocina y baños se han colocado con suelos de gres.

Entonces como normalmente echaban la capa de mortero nivelante por de la vivienda en vez de aprovechar para colocar con cemento cola que era lo suyo estas baldosas cerámicas de suelo.

Las han colocado con mortero.

Y con el paso de los años es habitual ver cómo se nos ha soltado alguna pieza del suelo, o que el pisar por encima notamos cómo está suelta.

Sacarla no podemos porque nos tocaría romper la pieza y después colocar una ahí suele ser muy complicado.

Entonces lo que se suele hacer para pegar esta pieza sin tener que sacarla es hacer caldo de cemento líquido que inyectaremos por las juntas para que se rellene la base.

Y que una vez que endurezca la pieza se quede sujeta y dure el tiempo que dure porque ya sabemos que el cemento con los actuales suelos cerámicos con el tiempo se acaban soltando.

Pero temporalmente le daremos solución.

Lechada de cemento para grietas en amaestrados con mezcla de cemento y arena.

Cuando se amaestra una pared con cemento y arena a la misma pueden producírsele grietas si utilizamos un tipo de arena no adecuada para el amaestrado.

Al igual que si no talochamos la misma correctamente.

Incluso por el asentamiento de la obra pueden producírsle grietas al cemento que podemos rellenar con una lechada de cemento para rellenar dichas grietas.

Para realizar esta tarea deberemos primero mojar la pared que vayamos a rellenar las grietas para que adhiera bien la mezcla de agua y cemento si la junta es pequeña.

O la lechada de cemento y arena si la grieta es algo mayor.

Lechada de cemento para impermeabilizar con hidrófugo

Otra forma de emplear este caldo de cemento elaborado a través de cemento gris y agua y resinas hidrófugas es para impermeabilizar el mortero.

Una vez echado y fraguado el mortero se puede echar una capa de lechada de cemento con hidrófugo mezclado que impermeabilizará la capa superior de mortero.

Así conseguiremos tener mayor seguridad en la impermeabilización del mismo, aunque en este caso lo más habitual es utilizar tela asfáltica que nos aporta más seguridad en la impermeabilización.

Lechada de cemento para taludes en excavaciones.

Cuando hacemos una excavación en la tierra a cuyas paredes vamos a echar hormigón o amaestrar con mortero.

Para un perfecto agarre del mortero u hormigón que vayamos a aplicar sobre la tierra.

Es conveniente aplicar una capa de caldo de cemento aplicada con pistola que servirá de puente de unión entre la tierra y el hormigón o mortero que utilicemos.

Summary
Lechada de Cemento ¿qué es? usos y aplicaciones
Article Name
Lechada de Cemento ¿qué es? usos y aplicaciones
Description
¿Quiéres saber lo QUE ÉS y los USOS Y APLICACIONES de la LECHADA DE CEMENTO en construcción y las reformas de albañilería? TE EXPLICAMOS si es una técnica vigente o está en desuso
Author
materialesalicante.com