¿Cuándo alargar el cañón de las estufas a leña?

Alargar el cañón de las estufas a leña puede ser necesario para mejorar el tiro de la estufa a leña cuando apreciamos problemas de revoco del humo en la cámara de combustión o cuando apreciamos que se acumula mucho humo en la cámara de quemado de la leña cuando recargamos la estufa.

Como he comentado en diferentes artículos del blog, la instalación del tubo de las estufas y chimeneas es un factor muy importante de cara al buen funcionamiento de las mismas.

Es recomendable siempre seguir las indicaciones del libro de instrucciones que vienen con las estufas a leñan donde viene explicado el modo de hacer la instalación de las estufas a leña y la cantidad de metros de tubo que deben de llevar instalados.

Aunque estas indicaciones realmente son consejos sobre la cómo instalar correctamente una estufa a leña que hemos de seguir, sobre todo hacer caso a las prohibiciones que nos indican como por ejemplo poner codos de 90º, o poner tubos de estufa en horizontal, o conectar dos estufas a leña al mismo tiro, etc.

Lo cierto es que a veces, por las necesidades de nuestra instalación, si hemos de salvar alguna vigueta u obstáculo dentro de la construcción y hemos de poner algunos codos de 45º , o si tenemos otra casa al lado, o un árbol al lado, etc.

Pueden hacer que aunque hayamos seguido las indicaciones generales de instalación, nos toque hacer alguna modificación que suele ser el alargar el cañón de la estufa a leña para aumentar el tiraje de la misma.

¿Cuando alargar el cañón de las estufas a leña?

¿Cuándo alargar el cañón de las estufas a leña?

Debemos alargar el cañón de las estufas a leña cuando apreciemos los siguientes síntomas en la .

La estufa revoca cuando tenemos la puerta de la estufa abierta

Las estufas a leña deben poder funcionar perfectamente con la puerta de la estufa abierta sin que nos revoque humo dentro de la habitación.

A esto se le llama funcionar con tiro natural en vez de tiro forzado que se consigue cuando cerramos la puerta y el aire entra por el cajón recogecenizas o entrada de aire primario.

Con la puerta de la estufa cerrada conseguimos un mejor control de la combustión al poder regular los diferentes tiros de la estufa y así conseguir un quemado más eficiente que con la puerta abierta, pero si lo deseamos deberíamos poder trabajar con la puerta abierta.

Normalmente no se trabaja con la puerta abierta, porque la puerta evita que pueda saltar alguna chispa o algún tronco pueda desplazarse y caer fuera de la estufa.

También evita que días con vientos racheados podamos tener regolfes puntuales de humo.

Pero si con la puerta abierta vemos que nos regolfa el humo un día normal, o se forman remolinos dentro de la cámara de combustión y parece que se vaya a salir el humo esto nos estará indicando que a la estufa de leña le falta tiro, es decir más metros de tubo en vertical para tener más depresión y más tiro.

El que le falte más depresión o más tiro a la estufa puede deberse a que desde el principio hemos hecho una instalación con pocos tubos de estufa, puede que nuestra casa sea de planta baja y entonces no hemos querido hacer un cañón de la estufa muy o que los caños de la estufa a leña sobresalgan mucho por el exterior, pero si queremos que funcione y nos los indica la estufa, deberemos hacerlo.

También es posible que tengamos algún edificio más alto al lado, o algún árbol cercano cuyas ramas impiden que el viento circule libremente y evacúe el humo que sale por el caño de la estufa de leña, por lo que para salvar estos obstáculos deberemos también alargar el cañón de la estufa a leña.

Si el tubo instalado es de doble pared, instalando los metros de más necesarios, no han de tener ninguna pega. Si tienen tubo sencillo, que está rodeado de obra formando el cañón de la estufa de leña, el mismo han de alargar conforme añadan metros de tubo, para que dicho tubo quede protegido del exterior y mantenga más tiempo el calor.

La estufa se apaga con los tiros cerrados

Otro indicador de falta de tiro de la estufa de leña por el que deberemos alargar el cañón de la estufa de leña es si la estufa se apaga teniendo los tiros cerrados, sobre todo, si el tiro primario está cerrado.

Normalmente cuando encendemos la estufa de leña, tenemos todos los tiros abiertos para que la estufa coja brío y se caliente tanto la estufa como los tubos de la estufa para que se genere la depresión y la estufa ya caliente empiece a funcionar.

Una vez todo caliente lo habitual es cerrar el tiro de entrada de aire primario para que nos gaste menos leña, y funcionar con la entrada de aire secundario y la entrada de aire terciario (si su estufa lo posee), de esta manera se consigue sacarle la máxima eficiencia a la estufa y que nos gaste la menos leña posible.

Pero si la estufa está falta de tiro, porque tiene pocos tubos de estufa instalados, veremos cómo la estufa se apaga sola, por el tiro la fuerza de absorción del humo desde la cámara de combustión a través de los tubos hasta el exterior no es lo suficientemente fuerce para mantener el fuego vivo.

Ante esto también deberemos alargar el cañón de la estufa.

Recientemente encontrado por:

  • como alargar salida horizontal estufa leña
  • estufa cañon

¿Aún no está suscrito al blog?

Suscríbase a nuestro feed y recibe las publicaciones en tu email gratis:

PARA ESCRIBIR UNA CONSULTA HAS DE DARLE A UN ME GUSTA (un poco más arriba)