Problemas oxidación estufas de pellets

Volvemos con otro post relacionado con una consulta en nuestro blog de estufas de pellets, hablando sobre los problemas de oxidación en estufas de pellets.

Las al igual que ocurre con las están fabricadas con acero o hierro fundido, y muchas veces la combinación de ambas.

Algunas estufas de pellets presentan la cámara de combustión en hierro fundido y otras en chapa de acero, siendo sus partes interiores en acero, por lo que su mayor enemigo es la humedad y el agua.

Una estufa con óxido nos indica que hay algún problema de humedad o de que entre agua a la misma a la que debemos prestar una atención urgente, ya que nos está indicando que o bien le está entrando agua por algún sitio, o bien que el nivel de humedad presente es elevado y oxida las piezas de la estufa.

El óxido en la estufa debilita las piezas que se ven afectadas provocando un envejecimiento y deterioro prematuro de las mismas cuando las sometemos al fuego para que nos den calor, por lo que hay que averiguar a qué se debe este óxido en la estufa y ver cómo arreglarlo.

Óxido en la cámara de combustión de la estufa de pellets

Problemas oxidación estufas de pellets

Si cuando realizamos las tareas de mantenimiento y limpieza del interior de la cámara de combustión donde queman los pellets vemos que hay piezas oxidadas hemos de averiguar a qué se debe primero, para cortar el problema y después sanear estas piezas.

Nunca limpiar las piezas de la estufa de pellets con agua

Vimos un caso donde la chica de la limpieza era la que se encargaba de realizar la limpieza diaria de la estufa de pellets y para eliminar la suciedad y que quedase mejor la estufa mojaba un paño con agua y limpiaba las piezas de fundición con este paño con agua.

Esto es un grave error porque esas piezas empezaban a presentar óxido debido al agua con el que se limpiaban dichas piezas.

Esto no hay que hacerlo nunca, ya que estropea prematuramente el hierro de la estufa.

De cara a limpiar el interior de la estufa de pellets lo mejor es con una brocha o con un cepillo de cerdas para eliminar los restos de cenizas.

Y si queremos que tenga un aspecto brillante, esto se realiza cuando se termina la temporada de uso de la estufa de pellets, con aceite de freidora usada o con un poco de gasoil, mojamos un tramo y le damos a las piezas.

Se creará una película oléica protectora y quedará nuestra estufa como el primer día, pero nunca agua.

Bolsa de carbón activado antihumedad para los meses en que no encendemos la estufa.

Si hemos comprado una estufa de pellets nueva, nos habremos fijado, al menos la mayoría la llevan, que dentro llevan un bolsita de tela y dentro hay carbón activado.

Esta bolsita sirve para absorber la humedad cuando la estufa no se va a encender durante una temporada larga de tiempo, evitando que la humedad que pudiera haber en la casa o por el rocío de las mañanas la humedad que se pudiera hacer dentro del tubo de la estufa de pellets se pudiera comunicar con el interior de la estufa oxidando las piezas.

Realmente esto es recomendable no sólo para las estufas de pellets, si no para las estufas de leña y chimeneas con el cuerpo de metal.

Usar pellets con un nivel de humedad elevado.

Como vimos en un artículo anterior donde hablábamos sobre comprar pellets certificado o no certificado vimos la diferencia de fabricación entre unos y otros. Donde en el pellets no certificado se cogían ramas o leña recién cortada y se metía en la pelletizadora casera y se hacía pellets.

Estos pellets con leña recién cortadas presentan un elevado nivel de humedad ya que no se pasa por una secadora de pellets como ocurre con los pellets certificados que se hacen en fábricas.

Este nivel de humedad de los pellets, al igual que ocurre si utilizamos leña recién cortada en las estufas de leña, hace que la cantidad de vapor de agua cuando se queman en la estufa sea mayor y que oxide más rápidamente las piezas, pudiendo con el tiempo y el uso continuado de estos pellets no certificados que las piezas de hierro fundido o fundición o las piezas de metal empiecen a presentar óxido.

Óxido dentro de la estufa de pellets

Si en vez de dentro de la cámara de combustión, el óxido lo encontramos dentro de la estufa pellets, donde están sus componentes que la hacen funcionar, que normalmente nos la enseñará el técnico que nos venga a hacer el mantenimiento de la estufa de pellets y abra la estufa, ya que la mayoría de usuarios no suelen abrir las estufas.

Y la misma presenta óxido, calcifiaciones, nos estará indicando que por dentro del tubo de la estufa de pellets entra agua, y que no tenemos una T de registro que evite que el agua caiga dentro de la estufa de pellets.

En el artículo donde hablaba sobre cómo sacar tubos de la estufa de pellets comentaba que la forma correcta de hacer la instalación de la estufa de pellets era empezando con una T de registro en la salida de la estufa, en vez de un codo de 90º, ya que esto evitaba que la posible condensación, el hollín o incluso el agua de lluvia pudiese acceder dentro de la estufa por el codo.

Con la T de registro se evita este problema, salvo que la cantidad que entre de agua sea tan grande que nos llene el tapón depósito donde se acumula la suciedad de los tubos y entre en la estufa, por eso de vez en cuando hemos de abrir el tapón de registro de la T y limpiarlo.

Si tenemos codo de 90º en la salida de la estufa de pellets y la misma presenta oxidación nos estará indicando que entra agua por el tubo de la misma y que se mete dentro de la estufa, estropeando los componentes.

Esto puede acortar muy rápidamente la vida de la estufa.

Por eso evitaremos poner el codo de 90º usando una T, y haremos una buena instalación de tubos de acero inoxidable con abrazaderas de unión y juntas de silicona para asegurar la estanqueidad de los tubos y que no entre agua por los tubos en la estufa de pellets.

¿Cómo quitar el óxido de una estufa?

Si nuestra estufa de pellets o presenta piezas con óxido, la forma correcta de quitarla, una vez que hayamos detectado el problema y solucionado es hacer lo siguiente.

Sacaremos la pieza y encima de unos papeles de periódico y con una lija de grano grueso lijaremos la misma hasta quitar el óxido de la pieza.

La lija de grano grueso la podemos comprar en una ferretería, donde podemos comprar también pintura anticalórica con la que pintaremos la pieza una vez quitado el óxido.

Dejaremos secar 24 horas y ya tendremos la pieza sin óxido y lista para ser usada.

¿Aún no está suscrito al blog?

Suscríbase a nuestro feed y recibe las publicaciones en tu email gratis:

PARA ESCRIBIR UNA CONSULTA HAS DE DARLE A UN ME GUSTA (un poco más arriba)