¿Para que sirven los tubos de doble pared?

Hoy vengo a hablaros sobre los tubos de doble pared o tubos aislados dentro de la sección de , como elementos de fumistería necesarios para una correcta instalación de una estufa de leña, chimenea o estufa de pellets.

Ya he hablado mucho de que tan imporante es comprar una buena estufa de leña o chimenea para que funcione bien, como el tener una buena instalación es fundamental para que dicha chimenea funcione correctamente.

En el artículo importancia del conducto de humos podéis encontrar un artículo dedicado a este tema con MÁS DE 200 PREGUNTAS y sus correspondientes respuestas, de lectores del blog , os recomiendo que le echéis un vistazo por si alguna de vuestras dudas se ajusta a lo planteado por otro lector.

Siendo una parte básica el instalar correctamente los tubos así como el elegir los tubos adecuados para cada caso o necesidad de instalación.

Y dentro de esto están los tubos de doble pared que son de los que hablaré a continuación.

¿Qué son los tubos de doble pared?

Los tubos de doble pared o tubos aislados, están formados por un tubo interior de la medida de la boca de salida de chimenea o estufa de leña, que lleva un recubrimiento de lana de roca alrededor, y tubo exterior que rodea la lana de roca y el otro tubo.

¿Para que sirven los tubos de doble pared?

Usos de los tubos de doble pared

Estos tubos suelen colocarse en el exterior de la vivienda cuando no van protegidos con obra, o en el interior, cuando la casa tiene más de un planché o planta, y el tubo va visto.

Los tubos de doble pared sirven para mantener la temperatura del humo y evitar problemas de revoco de humos y condensación.

El tubo del interior de la vivienda, los primeros dos o tres tubos que van vistos suelen colocarse de tubos de simple pared, para así aprovechar el calor del tubo y que se transmita al ambiente.

Conforme ascienden los metros de tubo, y el humo se va alejando de la estufa o chimenea, y por tanto de la acción del fuego van perdiendo temperatura.

Dentro de la casa, cuya temperatura suele estar en torno de 12 a 20º la pérdida de calor es mínimo, pero cuando llega al exterior de la vivienda, donde podemos tener temperaturas inferiores a 0 ºC, el choque térmico que se produce con un humo que está saliendo a 300 ºC, y el tubo exterior es tan grande, que hace que el humo pierda rápidamente temperatura.

Al perder temperatura, el humo gana peso, y por tanto le cuesta más salir, pudiendo dar problemas de revoco de humos.

Al tiempo, que, cuando se quema leña (es recomendado usar leña seca de más de 2 años), siempre presenta un grado de humedad y por tanto de agua, que al quemarse se convierte en vapor de agua, a parte de otros subproductos de la combustión.

Este vapor de agua, si el tubo exterior no está aislado, puede ocurrir, que al choque térmico y ganar temperatura, se vuelva a convertir en agua, y chorree tanto por dentro como por fuera del tubo, que al mezclarse con hollín produce unos chorrotones negros, dificiles de limpiar y con un olor desagradable, que pueden llegar a deterior el tubo, sobre todo si este no es de acero inoxidable.

Y en el caso de que llegue a la cámara de combustión estropear la estufa en poco tiempo.

Estamos hablando de problemas de condensación que suelen tener la solución al instar tubos de doble pared.

Por esta razón se recomienda el uso de tubo de doble pared aislado.

Tipos de tubos de doble pared

En función del material con el que estén fabricados nos podemos encontrar en el mercado con varios tipos de tubos de doble pared.

Tubos de doble pared inoxidable 316

En este caso el tubo de doble pared está formado por tubo de acero inoxidable en el interior y tubo inoxidable en el exterior.

Estos son los mejores tubos de doble pared que hay, ya que el hecho de que sus dos tubos sean inoxidables permiten tanto evitar la corrosión interior como la oxidación exterior de los tubos.

Estos tubos poseen abrazaderas de unión por lo que a parte de ser machimbrados, es decir, poseen un macho y una hembra como todos los tubos de chimenea para poder encajar unos dentro de otros, poseen unas abrazaderas que unen tubo a tubo, asegurando la estanqueidad de los mismos.

Y dependiendo de la marca de los tubos, algunos modelos poseen también unas juntas de silicona interiores para que el ajuste sea más hermético si cabe.

Tubo de doble pared inoxidable inox 316 en el interior e inox 304 en el exterior.

En este caso, estos tubos de doble pared poseen en el interior un tubo de acero inoxidable 316 que es el que a día de hoy más resiste la corrosión, sobre todo indicado para estufas de pellets y tubo inoxidable inox 304 en el exterior para soportar la oxidación que produce el agua a los tubos de chapa.

Tubo de doble pared inox aisi 304 en el interior e inox aisi 304 en el exterior.

El término aisi es el que se utiliza para denominar los tubos inoxidables, para el tipo de tubo que es. Aisi 316, y aisi 304 será lo que más veais cuando os empecéis a introducir en el mundo de los tubos para chimeneas de acero inoxidable.

Estos tubos aisi 304 no están recomendados para estufas de pellets, aunque sí para y chimenea, por lo que os comenté de la corrosión especial que hace el humo de las estufas de pellets en los tubos.

Tubo de doble inox 304 en el interior y galvanizado en el exterior.

Como véis, tenemos diferentes tubos de doble pared, y en función de que el material del tubo sea más flojo, lógicamente los precios van bajando.

En este caso es un tubo más económico, con el que tenemos las características de aislamiento de los tubos de doble pared, pero con materiales más flojos, que tienen su vida de duración.

Tubos de doble pared galvanizados.

Si necesitamos instalar muchos tubos de doble pared y el precio de los tubos aislados en todo inoxidable se nos va de precio, podemos optar por los tubos de doble pared galvanizados, con tubo interior galvanizado y exterior galvanizado, que llegan a ser hasta un 40% más baratos que los tubos totalmente de acero inoxidable.

Cumplen con la misma función de aislamiento, pero hemos de tener claro, que la vida de un tubo galvanizado es inferior a la vida de un tubo de acero inoxidable.

Precios de los tubos de doble pared

Dependiendo de los materiales de los que estén compuestos los tubos de doble pared tendrán un precio u otro. Pero hemos de pensar que un tubo doble aislado, son dos tubos en uno y con aislamiento de lana de roca, por lo que sus precios no son baratos.

De hecho para que tengáis una idea, un tubo doble pared inoxidable aisi de 80-130 mm que sería un tubo de doble pared inoxidable para estufa de pellets suele rondar su precio los 100 €, por lo que a medidas mayores de diámetro, para estufas de leña o chimeneas con medidas de 150-200 o 200-250 y así sucesivamente, el precio se encarece.

Esto puede llegar a hacer que el precio de la instalación supere el precio de la misma estufa, lo que a veces sorprende, ya que muchas veces el tiempo lo dedicamos a buscar una , o una estufa de pellets baratas sin caer en la cuenta de lo que nos costará la instalación, destrozándonos el presupuesto que teníamos pensado para la misma.

En función de dónde los compremos, podemos encontrar precios de los tubos más baratos o más caros, por eso siempre es bueno preguntar.

[Total:0    Promedio:0/5]

¿Aún no está suscrito al blog?

Suscríbase a nuestro feed y recibe las publicaciones en tu email gratis:

PARA ESCRIBIR UNA CONSULTA HAS DE DARLE A UN ME GUSTA (un poco más arriba)

  1. Felix, comentó hace 8 meses:

    Tengo estufa de leña con salida de 150 mm. y desde el techo hasta el tejado, pasando por la buhardilla tengo instalado otro tubo de 20 mm. de acero y entre ambos tubos lo tengo recubierto con lana de roca. Hace dos meses la instale y ahora sale un líquido negro que baja por el tubo. Creo que es la condensación. ¿cómo podría solucionarlo. Seria necesario poner tubo de doble pared desde la estufa hasta el final del copete?. Gracias.

    • Buenos días.

      Si tiene instalada la estufa de leña con tubo recto, y tubo simple desde la estufa al techo, y desde el techo hasta el exterior donde tiene el sombrerete con tubo de doble pared aislado, esta es la instalación adecuada en la mayoría de los casos.

      Si le sale un líquido negro desde el techo hacia abajo, que es donde tiene los simples, que normalmente al estar cerca de la estufa y por tanto donde más calor tienen es donde menos condensación suele producirse, tendría que considerar un par de puntos.

      Comenta que tiene un tubo simple, aislado de lana de roca y un tubo de 200 mm exterior, por lo que entendemos que no es un tubo doble fabricado, si no que ha hecho usted este aislameinto.

      ¿En la parte exterior donde termina el tubo doble, la lana de roca está protegida con una chapa de acero para que no pueda mojarse por la lluvia o por el rocío de la noche, o está visto?

      Si no está protegido es probable que esta lana de roca coja humedad y en días de lluvie se moje y este agua vaya siendo abosorbida por la lana de roca hasta que le chorre por el interior del tubo de 200 mm.

      ¿Su estufa de leña tiene horno?

      Hay algunos modelos de estufas de leña que tienen horno donde al funcionar con un sistema de horno que se calienta por sistema del humo envolvente, el humo pasa por las paredes del horno para calentarlo, hace que salga más lentamente (nosotros le llamamos salir el humo más muerto), no tiene la suficiente fuerza de salida, se enfría dentro del tubo doble aislado y le condensa.

      En este caso, de estufas de leña con horno con sistema envolvente, nosotros sí que recomendamos poner tubo de doble pared aislado desde la salida de la estufa hasta el final, todo en tubo doble.

      ¿La condensación se le produce cuando reciende la estufa y el aparato está frío?

      Si es así, es porque al estar frío, ese humo primer humo hasta que se calienta el aparato es el que le produce la condensación, en ese caso debe precalentar el aparato utilizando sólo troncos finos que produzcan mucha llama y poco humo, para que todo el aparato se caliente bien, y dejar durante este proceso la puerta entreabierta para que el tiro no sea forzado (no asciende excesivamente rápido el humo, que puede hacer que se enfríe prematuramente).

      ¿Qué tipo de sombrerete tiene colocado?

      El sombrerete es muy importante en estos casos de condensación, porque pueden ayudar o perjudicar a la evacuación del humo.

      Y muy importante el utilizar leña seca, más de dos años cortada y secada, para que el nivel de humedad de la leña que utilice sea bajo, y el vapor de agua presente en el humo, que es el que condensa sea lo más pequeño posible, para reducir la probabilidad de condensación.

      Sin otro particular, agradeciéndole su participación en el blog, reciba un cordial aludo.

  2. Mayra, comentó hace 7 meses:

    Hola! Hace dos semanas puse una estufa, y nada mas encenderla empiezo a caer unos chorros negros,entonces le dimos la vuelta a los tubos y los sellamos con masilla,y la estufa lleva dos codos de 90 y por uno de ellos ahora m a vuelto a salir el líquido negro, sin tubos simples galvanizados y mi pregunta es :podria poner desde la bóveda asta el exterior tubo doble empalmado el simple para dejarlo dentro de cada?se me quitaria la condensación? Es que ya no se que acer?gracias

    • Buenos días.

      La recomendación a la hora de instalar los tubos de una estufa de leña es que a partir de que los tubos entran en el techo o forjado instalar tubos de doble pared aislados, ya que en esta zona que está más alejada del fuego y donde la temperatura es menor, hasta el exterior del tubo que salga por el tejado, habría que colocar estos tubos aislados para evitar que el humo pierda temperatura y se produzca la condensación, como le ocurre a usted.

      Esto es lo primero para evitar la condensación.

      El tener dos codos de 90º instalados en la estufa según todos los manuales de instrucciones de los fabricantes de estufas de leña no está recomendado porque esto hace que el humo salga muy lentamente y entonces el humo se enfríe y condense.

      Por lo que instalando los tubos de doble pared seguro que mejor o reduce la condensación, que se la quite del todo no es seguro, ya que se produzca condensación en una estufa depende de varios factores.

      El primero es el tener tubo simple en toda la instalación, que sería su primer caso.

      El segundo es tener codos o tramos de tubo de estufa acostados que haga que salga más lentamente el humo por lo que el mismo llega a enfriarse, que también es su caso.

      Y después está el tipo de leña que utilice, ya que hay alguna leña que presenta más humedad que otra, que al quemarse esta humedad se convierte en vapor de agua y al enfriarse le chorrea, por eso es conveniente utilizar la leña lo más seca posible, para reducir la cantidad de vapor de agua en la mezcla del humo y reducir la posibilidad que le condense.

      Y después otro factor que influye es el tipo de estufa de leña, ya que hay modelos que queman mejor, cogen más temperatura y es más difícil que el humo baje de la temperatura que evita que el vapor de agua condense.

      La instalación ideal es tubo recto evitando codos o desviaciones para que no se reduzca la velocidad de salida del humo, tubo de doble pared aislado a partir del techo hasta el exterior.

      Utilizar leña lo más seca posible, y cuando la enciende y la estufa está fría dejar la puerta entreabierta hasta que la misma coja temperatura, porque si cierra la puerta nada más encender el fuego, se fuerza el tiro y el humo sale demasiado rápido, dentro de unos tubos que todavía están fríos.

      Y la cantidad de tubos instalados ha de ser la adecuada para que la depresión sea de 12 pascales que es la depresión habitual con la que las estufas de leña funcionan correctamente.

      Como ve es un equilibro de varios factores para tener una perfecta instalación y evitar que la chimenea le produzca condensación.

      Por eso no le podemos asegurar que cambiando sólo los tubos simples a doble pared le quite la condensación.

      Sin lugar a dudas es lo adecuado y esto la reducirá, pero dependerá de los otros factores para que siga produciéndosele o no.

      Sin otro particular, agradeciéndole su participación en el blog, reciba un cordial saludo.

  3. Ricardo, comentó hace 4 meses:

    Hola. Estoy a punto de instalar una estufa de leña. Los tubos van a salir directamente al tejado, con un solo codo de 90º a la salida de la estufa. Tengo ya comprados los tubos: vitrificados, negros, de 110. Mi pregunta es: ¿Qué tipo de tubo de doble pared aislado (y de qué medidas) tengo que comprar para insertarlo en el último tramo, para que el de doble pared sea el que atraviese el tejado? Lo digo pensando en que el ensamblaje sea bueno y no dé problemas.

    La otra pregunta es si es necesario que el tubo se sujete de alguna manera, al ir directamente desde la estufa hasta el tejado (va por el agujero de la escalera; la casa tiene dos pisos).

    Espero haberme explicado bien. Muchas gracias.

    • Buenos días.

      Lo habitual es comprar un tubo de doble pared que tenga el mismo diámetro interior que el que tiene instalado en su estufa y que con la doble pared suele incrementar 5 cm el grosor exterior.

      Por ejemplo si tuviese que instalar tubo de 150 mm de diámetro, el tubo de doble pared de 150 mm sería, 150 – 200 mm, 150 interior y 200 exterior para que se pueda acoplar perfectamente al tubo simple.

      En su caso al tener tubo de 110 mm debería buscar tubo de doble pared 110 a 160 mm, pero es un tubo difícil de encontrar, el tubo de doble pared con interior de 110 mm.

      El más fácil de encontrar y que la mayoría de tiendas de chimeneas tienen es el de 120 a 170 mm, por lo que le tocaría comprar una ampliación de 110 a 120 mm que instalaría al final del tubo sencillo y después poner el tubo de doble capa de 120 a 170 mm.

      La longitud de estos tubos es de 1 metro habitalmente, con la idea de que supere la parte alta del tejado unos 40 cm, y acoplan bien unos con otros, y como después irá sujeto por obra al atravesar al tejado se quedan bien sujetos.

      Respecto al sujetar el tubo de alguna manera, si la salida de la estufa fuese superior, no tendría problema en que descansase toda la instalación sobre la estufa, pero al tener un codo de 90º todo el peso descansaría sobre el mismo, y por el calor los tubos dilatarán y se pueden desencajar.

      Entonces lo mejor es colocar cada 2 o 3 metros abrazaderas de atornillar o de obra que pueda anclar en alguna zona del hueco de la escalera para evitar este posible problema.

      Sin otro particular, agradeciéndole su participación en el blog de tubos de chimenea, reciba un cordial saludo