Ventajas del tubo vitrificado con respecto al galvanizado

El otro día un visitante de nuestra web de chimeneas se interesaba por saber sobre las ventajas de los tubos vitrificados con respecto a los galvanizados, ya que estaba pensando realizar una instalación de una y se estaba informando sobre los , qué diferencias habían entre unos y otros y sus ventajas.

¿Qué es un tubo vitrificado?

Un tubo vitrificado para chimenea o , es un tubo galvanizado al que se le ha dado una capa de esmaltado negro, con un doble objetivo, por un lado el esmaltado protege el acero galvanizado por lo que la vida de un tubo vitrificado es mayor que el del galvanizado, y por otro le da un color negro más acorde con la chimenea o estufa de leña con la que se coloca a combinación.

Por esta razón los tubos vitrificados que son más fuertes y de color negro suelen colocarles en los tramos que van justo a la salida de las estufas o chimeneas, bien para que tengan la estética lo más parecido posible a la estufa y no ver el color del galvanizado que estéticamente no quedará bien, o bien, a la salida de la chimenea, para que el tubo que está más encontacto con el hogar en contacto del fuego y por tanto sufre más temperatura sea más fuerte.

Algunos instaladores de chimeneas tienen la costumbre como decimos de colocar este tubo vitrificado al principio de la salida de humos, sobre todo si el tubo de galvanizado que utilizan para el resto de la instalación es de poco grosor y más sensible a los cambios de temperaturas.

Como hemos comentado en otro artículo del blog, las medidas habituales de grosor que nos podemos encontrar en los tubos para chimeneas es de 0.4, 0.5, 0.6, 0.8,1.0 y 2.0. Claro, si ponemos un tubo de chapa galvanizada de grosor 0,4 en contacto con la salida de una chimenea potente, es previsible que el mismo se rompa al poco tiempo. De ahí, el poner un tubo vitrificado que normalmente son de 0.8 de grosor y el esmalte lo protege más.

Con medidas en tubo galvanizado a partir de 0.8 para chimeneas suelen tener una vida bastante larga, sobre todo si no entra agua por el tubo que pueda oxidarlo.

Por estas razones es por lo que se suele usar más el tubo vitrificado, y más ahora que ha salido tubo vitrificado mate, a parte del brillante que era el que más se estaba trabajando en los últmos años, parece que han vuelto a retomar un impuslo estos tubos.

Ventajas de los tubos vitrificados

– Un tubo vitrificado es más duro que el galvanizado.

– El tubo vitrificado no cambia de color o tono por las inclemencias del tiempo o por la temperatura que se genera en el mismo mientras que los galvanizados.

– Al estar esmaltados son más fáciles de limpiar porque la suciedad no penetra en ellos como los galvanizados.

Esta sería la pequeña entrada donde hablamos sobre los tubos vitrificados para chimeneas

¿Aún no está suscrito al blog?

Suscríbase a nuestro feed y recibe las publicaciones en tu email gratis:

PARA ESCRIBIR UNA CONSULTA HAS DE DARLE A UN ME GUSTA (un poco más arriba)