Falta tiraje estufa leña por condensación

Un visitante de nuestro blog de se interesaba por saber si la falta de tiraje de una estufa de leña era debido a la condensación.

El tiraje o tiro de una se entiende a la capacidad de evacuar el humo correctamente de la estufa sin que hayan revocos de humos y sin que haya un excesivo quemado de leña.

La condensación en los tubos de estufas de leña se produce por el enfriamiento del humo que discurre por el interior de los tubos de la estufa de leña, y el vapor de agua que lleva este humo (dependiendo de la humedad de la leña, esta será mayor o menor), al enfriarse se vuelve a transformar en agua líquida que se mezcla con el hollín y diferentes subproductos del quemado de la leña y chorrea o gotea por el tubo hacia abajo.

Como hemos dicho muchas veces no es sólo importante el modelo de estufa de leña que compremos, si no el hecho de que nos hagan o hacer una instalación correcta de los tubos de la estufa de leña hará que la misma funcione correctamente o que nos dé problemas y dolores de cabeza.

Los problemas habituales de una mala instalación de los tubos de una estufa de leña suelen ser problemas de revoco de humos, problemas de condensación, excesiva acumulación de hollín o tiro excesivo con un excesivo gasto de leña.

¿La falta de tiraje se debe a la condensación?

Falta tiraje estufa leña por condensación

La respuesta es que la condensación en una estufa de leña no hace que le falte tiro a la estufa de leña, pero, si que son dos síntomas relacionados con una incorrecta instalación de los tubos de nuestra estufa de leña.

La falta de tiro de una estufa de leña puede ser debido a que hemos instalado pocos metros de tubo, que hemos colocado codos de 90º y tramos en horizontal, o que hemos puesto tubo simple en el exterior o en una planta superior que está alejada de la estufa.

La condensación en una estufa de leña se produce por choque térmico, el vapor de agua presente en el humo de la estufa de leña al quemar la leña (aunque la leña esté seca, siempre presenta cierto grado de humedad o agua que se evapora en la combustión), y cuando asciende por el tubo al ir alejándose de la estufa de leña, si el tubo no está aislado, el mismo se enfría y el vapor de agua precipita obteniendo condensación en nuestra estufa de leña.

Este enfriamiento del humo, por no tener el tubo bien aislado, sí que está relacionado con la falta de tiro, ya que, al enfriarse el humo, el mismo adquiere más peso, y por lo tanto le cuesta más salir y sale más lentamente, lo que nos puede producir aparte de la indeseada condensación, revocos de humos en nuestra estufa de leña, ya que el humo no sale con la velocidad correcta.

Esto es lo que produce que le falte tiro a la estufa, ya que el humo pierde calor, pesa más y le cuesta salir más por el tubo, lo que produce embolsamientos de humo, que nos puede hacer que la estufa de leña revoque.

Una buena instalación de tubo, con tubos aislados en las zonas más alejadas de la estufa, y sobre todo en el tubo exterior, hace que se evite la condensación y que el tiro mejore.

Por lo que si tenemos condensación en nuestra estufa de leña, la misma nos está indicando que el humo se enfría demasiado, y a parte de la condensación, podemos tener problemas con el tiro.

Pudiendo ocurrir que en función del tipo de instalación que tengamos o de la estufa de leña que tengamos, que es condensación, que es vapor de agua mezclado con hollín y otros subproductos de la condensación, se acumulen en el tubo, cerrando reduciendo el diámetro de salida del tubo de nuestra estufa de leña, y provocando que cada vez la estufa de leña vaya peor.

Por eso insistir en la importancia del conducto de humos y en la instalación de los tubos, para tener un correcto funcionamiento de nuestra estufa de leña.

¿Qué hacer para la estufa de leña tire bien?

Lo primero es leernos el libro de instrucciones de la estufa de leña donde nos indican cómo hacer una correcta instalación de los tubos, la cantidad de tubos que ha de llevar la estufa y la forma de colocarlos.

De manera estandard se puede decir que una instalación correcta para un buen tiro de la estufa de leña es que la misma tenga cuatro o cinco tubos en recto sin codos, que los tubos exteriores vayan aislados, con su correspondiente gorro de chimenea y que supere la medianera del tejado o la parte más alta unos 40 cm para que tenga espacio para el humo alejarse.

Después hay algunas estufas de leña que necesita unos requisitos más especiales como las con sistema envolvente donde el humo suele salir más lentamente al hacer el circuito envolvente alrededor del horno para proporcionarle calor.

Por lo que lo mejor es contratar a un especialista instalador de estufas de leña, y sobre todo básico, seguir las intrucciones del libro de instrucciones para evitar la falta tiraje en nuestra estufa de leña.

¿Aún no está suscrito al blog?

Suscríbase a nuestro feed y recibe las publicaciones en tu email gratis:

PARA ESCRIBIR UNA CONSULTA HAS DE DARLE A UN ME GUSTA (un poco más arriba)