¿Qué tipo de leña utilizar?

Cuando vamos a utilizar nuestras chimeneas o estufas hemos de tener en cuenta siempre ciertas consideraciones o recomendaciones que hacen los fabricantes de las mismas respecto al tipo de leña a usar.

 De cara al combustible a utilizar, tenemos que tener claro que estos aparatos están pensados y testeados para quemar , y dentro de las mismas, se deben utilizar única y exclusivamente leñas secas (con más de dos años de secado a cubierto).

 Dentro de los tipo de leña hay que considerar que los leños deben tener una longitud de 20 a 30 cm aproximadamente, y la carga de leña en el interior del aparato no será superior a los 2/3 del volumen de la cámara de combustión (es decir, no hay que cargar a “tope” el aparato porque queda, si no que hay respetar la carga recomendada que indican los fabricantes de chimeneas).

 Los pequeños troncos de madera prensados no resinados deben utilizarse con cautela para evitar sobrecalentamientos perjudiciales para el aparato, puesto que tienen un poder calorífico elevado.

 La leña utilizada como combustible debe tener un contenido de h umedad inferior al 20% y se tiene que guardar en un lugar seco. La leña húmeda tiene aproximadamente el 60% de , por lo tanto no es adecuada para quemarse ya que provoca que el encendido resulte más difícil, ya que ésta obliga a utilizar gran parte del calor producido para vaporizar el agua. Además el contenido húmedo tiene la desventaja de que, al bajar la temperatura, el agua se condensa antes en la estufa y luego en la chimenea, causando una considerable acumulación de hollín con el consecuente posible reisgo de incendiarse.

 Entre otros, no se pueden quemar: carbón (salvo que el fabricante así lo especifique), retazos, restos de corteas y paneles, leña húmeda o tratada con pintura, materiales de plástico.

 Papel y cartón deben utilizarse sólo para el encendido o las típicas pastillas para encender.

 La combustión de deshechos está prohibida y, además, perjudicará el aparato.

 TIPOS DE LEÑA Y CALIDAD:

Encina ————– Óptima

Fresno ————- Muy buena

Carrasca ———- Muy buena

Abedul ————- Buena

Olmo ————– Buena

Haya ————– Buena

Sauce ————- Apenas suficiente

Abeto ————- Apenas suficiente

Pino silvestre —– Mediocre

Frutales ———– Mediocre

Alamo ————- Pésima

¿Aún no está suscrito al blog?

Suscríbase a nuestro feed y recibe las publicaciones en tu email gratis:

PARA ESCRIBIR UNA CONSULTA HAS DE DARLE A UN ME GUSTA (un poco más arriba)

  1. Isabel, comentó hace 3 años:

    me gustarias saber qe diferencia hay entre una estufa de leña y una chimenea ya qe hay una diferencia de precios abismal y saber cualas de las dos da mejor resultado agradeceria contestaciones de antemano muchas gracias por todo

    • Chimeneas Gutierrez, comentó hace 3 años:

      La primera diferencia entre una estufa de leña y una chimenea, es que en una estufa de leña el tubo va visto, mientras que en una chimenea el tubo no va visto, si no que lleva un embellecedor a juego con el resto de la chimenea, o en el caso que sea de obra, va metida dentro de la campana de obra. En cuanto a cuáles dan mejores resultados, las que van vistas tanto estufas de leña como chimeneas metálicas, su resultado es muy parecido, lo que ocurre es que las estufas suelen dar menos kw de potencia (pensadas para estancias más pequeñas), mientras que las chimeneas metálicas al ser más grande y tener más cantidad de hierro, suelen dar más kw de potencia. Las que son de obra, depende sobre todo si se coloca un casette o recuperador de calor de fundición que tiene turbinas y expulsa el calor al ambiente, o una chimenea abierta sin puerta, siendo esta última la que menos calienta.