Diferencias entre chimeneas de pellets y estufas

Hoy vamos a hablar sobre las chimeneas de pellets y las diferencias con las , ya que muchas veces se tiene tendencia a hablar de chimeneas de pellets cuando queremos hablar de estufas y así tener claro las diferencias de un tipo y otras.

La diferencia más clara, al igual que cuando hablábamos de y estufas de leña, es que en las chimeneas de pellets no se ve el tubo ya que ve por dentro de la obra, mientras que en las estufas de pellets el tubo va visto.

Aunque dadas las ventajas en las posibilidades de instalación de las estufas de pellets respecto a las estufas de leña al tener un ventilador que expulsa el humo de la cámara de combustión, nos permite poder colocar algún tramo de tubo de estufa de pellets en horizontal a diferencia de lo que ocurría con las estufas de leña, lo que nos permite en ciertos casos desplazar más el tubo de la estufa de pellets y poder instalarlo por fuera de la casa o incluso hacerle un revestimiento de pladur para que sólo quede vista la estufa de pellets.

Por lo que en este caso, la mejor manera de diferenciar las chimeneas de pellets y las estufas de pellets, es que las chimeneas de pellets son encastrables, van insertadas en un revestimiento de obra o de pladur, mientras que las estufas van vistas.

Normalmente se suele aprovechar una chimenea de obra abierta para en el hueco de la cámara de combustión insertar un cassette de pellets. Estas chimeneas de pellets insertables son parecidos a los cassettes de leña, ya que va revestidos de obra, poseen una puerta con cristal de vidrio anticalórico por donde se ve la llama y la misma transmite calor al ambiente por radiación, y posee una turbina o ventilador que expulsa el aire frontalmente a la estancia donde tenemos instalada la chimenea de pellets.

Existen también chimeneas de pellets canalizables que suelen tener una potencia mayor que los cassettes de pellets de salida de aire frontal, ya que estos cassettes de pellets canalizables a parte de dar el aire frontalmente tienen una salida en el interior del cassette para canalizar aire caliente a alguna de las habitaciones contiguas y así conseguir repartir el calor de manera más rápida.

Diferencias entre chimeneas de pellets y estufas

Aquí podemos ver una chimenea de pellets de la marca Bronpi, donde podemos apreciar las diferencias que comentábamos entre chimeneas de pellets y estufas de pellets.

Como vemos y decíamos antes, las chimeneas de pellets a diferencia de las estufas de pellets van encastradas en obra, bien con un revestimiento de pladur consiguiendo una chimenea de pellets de diseño o bien en una chimenea de obra abierta donde encastramos el insertable de pellets para cerrar la chimenea y así conseguir más rendimiento y limpieza de funcionamiento.

Claro, al ir revestida en obra, no podemos realizar la carga por arriba con suele suceder en las estufas de pellets donde se abre la tapeta superior y se carga el pellets.

En los casos de los cassettes de pellets la carga de pellets suele ser frontal

Si nos fijamos con detalle en la fotografía encima de las ranuras por donde sale el aire caliente frontal de la turbina que queda encima de la puerta del insert de pellets, vemos una banda horizontal de acero con unas ranuras en las que podemos meter los dedos y extraer dicha banda hacia fuera, lo que hace sacar el cajón de carga del pellets.

Ahí se echa el pellets, y con una herramienta de empuje se introduce dentro de la tolva o depósito de pellets. No es tan rápido como con las estufas de pellets que abrimos la tapa superior y echamos directamente el saco entero, ya que normalmente casi todos los depósitos de las estufas de pellets suelen admitir algo más de un saco.

En este caso deberemos cargar un poco la bandeja superior, empujar para introducir el pellets y que caiga al depósito.

Al estar encastrada en obra, es o esta solución, o existe la opción en algunas aparatos, donde en el lateral del revestimiento de la chimenea se le hace una apertura y mediante un conducto se dirige al depósito de pellets, así la carga la hacemos desde el lateral del revestimiento y nos ahorramos el empujar el pellets hacia adentro.

En la mayoría de cassettes de pellets hay que empujar con la palanca que viene en la bandeja el pellets hacia el depósito.

Esto lo resalto porque un amigo nos consultó, ya que tenía un conocido de su mujer que le habían hecho la instalación de una chimenea de pellets en el verano, y cuando la puso en marcha en invierno la estufa se le paró y me llamó para ver qué podía ser, ya que no entendían cuál podía ser el problema.

Y el problema era que el depósito de pellets se había quedado sin pellets, ya que estas personas o no recordaban o no se lo habían explicado bien, que había que sacar la bandeja, sacar el hierro de empuje de dentro de la bandeja, cargar pellets y empujar con la misma para que el pellets cayese el depósito.

Estas personas, sin sacar la palanca de empuje, echaban el pellets en la bandeja y veía que no se consumía. Al no empujar, el pellets se quedaba ahí y ellos pensaban que el depósito estaba lleno cuando estaba vacío.

Es una tontería, pero al ser un aparato que no habían utilizado nunca, no lo hacían bien. Después de explicárselo, ya lo hicieron bien. Cargó el depósito, y probaron a encenderla. El primer encendido les falló porque al quedarse el cassette de pellets sin pellets, el sinfin se había quedado vacío, y al no realizar la precarga en frío del sinfín entre que empieza el sinfin a cargarse y que empieza a caer pasa demasiado tiempo, y el insert de pellets por seguridad se paró. A la segunda, ya con el sinfin lleno, encendió enseguida el casset de pellets y a funcionar.

Chimeneas de pellets instalación

Diferencias entre chimeneas de pellets y estufas

Otra diferencia importante entre las chimeneas de pellets y las estufas de pellets es su instalación.

La instalación de las estufas de pellets es más fácil que la de los cassetes de pellets, ya que en las estufas de biomasa, buscamos el lugar donde es mejor instalarla, la colocamos en el sitio y ya simplemente es hacer los agujeros para la salida de humos.

La instalación de las chimeneas de pellets es más delicada.

En las chimeneas de pellets solemos encontrarnos dos posibilidades. Las que llevan en la base del insert de pellets una estructura de hierro como vemos en la fotografía, o una estructura de hierro en forma de pie con base.

Anclar la estructura de hierro a la base de la chimenea de obra

Esta estructura es la que ancla a la chimenea de obra.

Imaginemos que tenemos una chimenea de obra y que el ancho y el alto de la boca nos permiten meter el cassette de pellets.

En la instalación de cassettes de leña es introducir el aparato, entubar y conectarlo a la electricidad y ya lo tenemos instalado. Ya que los ventiladores que van en la base del son accesibles desde el interior del insert de leña, por lo que en el caso de avería no hay que romper el revestimiento para acceder a ellos. Y el resto es acero o hierro forjado por lo que no necesitan mayor mantenimiento.

Pero en el caso de los cassettes de pellets esto no es así, ya que la electrónica queda detrás de la cámara de combustión que es la parte que nosotros vemos frontalmente.

Y claro, en el caso de que hubiese que cambiar cualquier componente electrónico de la chimenea de pellets sería un engorro tener que romper el revestimiento.

No suelen estropearse a menudo, pero a más electrónica, pasa como con los coches, son mejores, son más eficientes, funcionan mejor, pero son más delicados de tocar, pues aquí pasa una cosa parecida.

Entonces para evitar este problema, los fabricantes de chimeneas de pellets han ideado el sistema de los anclajes al suelo de la chimenea de obra. Y hacer unas guías correderas para estirando del cassette de pellets hacia afuera poder sacarlo de dentro del revestimiento de obra y en el caso de tener que cambiar cualquier componente electrónico, poder hacerlo sin tener que romper el revestimiento de obra.

Por eso, la chimenea de pellets insertable se ancla en la parte de abajo al ladrillo refractario de la chimenea, y para poder acceder a su interior hemos de estirar hacia afuera y la chimenea de pellets nos saldrá.

Como al salir la chimenea de pellets, el peso se sitúa en la punta de la estructura de la chimenea, si la misma no está anclada, o no está bien anclada a la base de la chimenea de obra nos volcará y haremos un tremendo estropicio.

De ahí que la instalación de la chimenea de pellets, sí o sí, debe hacérosla un profesional.

Instalación tubo insertable de pellets

Una vez anclado el insertable de pellets a la base, el siguiente paso en la instalación del tubo de la estufa de pellets para la evacuación de humos.

En este caso es como las estufas de pellets. Lo recomendable es utilizar tubo de acero inoxidable 316 ya que es el homologado y el más resistente para las estufas de pellets.

Aquí os recomiendo instalar este tubo en vez de tubo galvanizado u otro tipo de tubo, ya que como va dentro de obra, si se nos estropea pronto el tubo (al igual que en los cassettes de leña), el gasto de romper el revestimiento, quitar el tubo viejo, poner tubo nuevo y volver a cerrar el revestimiento, es mayor que si de primeras hacemos la inversión en el tubo correcto.

Instalación de rejilla en el lateral del revestimiento.

En el caso de las chimeneas de leña o insertables de leña, veíamos en otros artículos del blog que era interesante para sacar más rendimiento al calor que proporcionaba el aparato y que solía quedarse dentro del revestimiento de obra, y para evitar que reventase la obra o le saliesen grietas por la acumulación de calor.

En el caso de los cassettes de pellets, aunque la pérdida trasera de calor al revestimiento es mucho menor que los inserts de leña, ya hemos hablado que son más eficientes en su funcionamiento, pero a pesar de ser más eficientes, el hecho de que haya fuego y que el revestimiento también se caliente, puede producir que aumente la temperatura en el interior del mismo.

Calor y componentes electrónicos no son la mejor combinación, de ahí el colocar una buena rejilla de ventilación en uno de los laterales del cassette de pellets, para que los componentes electrónicos tengan buena refrigeración.

¿Qué puede ocurrir si no coloco una rejilla en el lateral para la ventilación de los componentes electrónicos de un insertable de pellets?

Pues que la temperatura subirá y entonces los sensores que lleva el cassette de pelles en su interior hará que se pare la chimenea de pellets marcándonos un error.

Por eso lo conveniente es hacer las cosas lo mejor posible para minimizar la posibilidad de fallos o errores.

¿Cómo funcionan las chimeneas de pellets empotrables?

Las chimeneas de pellets empotrables tienen el mismo funcionamiento que las estufas de pellets, lo único que cambia es el diseño para que puedan ser encastradas en un revestimiento de obra.

Los pasos para hacer funcionar una chimenea de pellets empotrable es el mismo que para las estufas de pellets.

Cargaremos el depósito o tolva de pellets con un saco de pellets.

Si es el primer encendido y el insert de pellets que hemos comprado posee la opción de carga en frío del sinfin, le daremos al botón para cargue el sinfin sin estar en marcha el casset de pellets hasta que veamos que empiezan caer pellets al quemador.

Una vez vemos que empiezan a caer, soltaremos el botón y así sabremos que el sinfín está cargado.

Si no tiene esta opción, en el primer encendido si el sinfin está vacío puede que nos dé un fallo de encendido, ya que los cassettes de pellets al igual que las estufas de pellets tienen un sistema de seguridad que si pasado una cantidad de minutos no hay fuego en el interior se para la misma, por si el aparato se hubiese quedado sin pellets.

Si nos ocurre esto, nos marcará una alarma de no pellets. Lo que debemos de hacer es presionar unos segundos el botón de encendido y apagado para quitar la alarma, entonces nos podrá un mensaje del tipo “limpieza final” y el aparato entrará en modo limpieza final y se apagará.

Después, volveremos a pulsar el botón de encendido del aparato para que vuelva a empezar el proceso de encendido, como ya estará el sinfín lleno, veremos que en seguida empiezan a caer pellets y que en breve tiempo en la chimenea de pellets aparece llama y empieza a funcionar.

Pasados unos minutos donde veremos cómo cambia el mensaje en el display de la chimenea de pellets de esperando fuego, a llama presente y después funcionamiento, normalmente entre 10 a 15 minutos entre que se enciende el fuego, se calienta el aparato, y se llega a la temperatura de trabajo.

Después de esto podemos regular la potencia y la temperatura del mismo.

O bien con el mando a distancia o con los botones del display pondremos la temperatura objetivo a la que queremos llegar, así como la potencia “el chorro de aire” que expulsará frontalmente.

Como estas estufas vienen reguladas para no pasarse de la temperatura a la que hemos puesto como objetivo, tienen un sistema que entre 1 o 2 grados antes de llegar a la temperatura empiezan a bajar la cantidad de pellets que caen, por lo que nunca se alcanza del todo dicha temperatura para no pasarse, por eso, si queremos tener en la habitación una temperatura de 22 ºC, lo correcto es poner en el aparato 24 ºC, ya que cuando llegue a 22 ºC, la estufa empezará a lo que se llama modular, que es que automáticamente reduce la potencia y la cantidad de pellets que cae, para que baje así la temperatura, y cuando baje dos o tres grados, volverá a aumentar la potencia y a subir.

Por eso, como digo si queremos 22 ºC, poned 24 ºC en la temperatura objetivo, ya que, salvo que sea un día de mucho calor (que en este caso realmente no tendría sentido utilizar la chimenea de pellets), conseguiremos la temperatura que queremos.

Cuando llegue la hora de irnos a dormir y queramos apagar el cassette de leña, hemos de pulsar unos segundos el botón de encendido y apagado, escucharemos un pitido, y veremos un mensaje en el display que pone limpieza final. Aquí el aparato se pone a máxima velocidad de los ventiladores para enfirar el aparato y eliminar residuos que pudieran quedar.

Y unos minutos después ya tenemos la chimenea de pellets apagada.

A la mañana siguiente, abriremos la puerta del aparato, con un aspirador de cenizas aspiraremos los restos de ceniza que hayan quedado del quemado del pellets. Vaciaremos el cajón recogecenizas si el cassette de pellets lo posee. Cerraremos la puerta, y en el caso de que la hayamos tenido mucho tiempo funcionando recargaremos el depósito de pellets con más. Y la tendremos lista para funcionar otra vez.

Al año o una vez que hayamos quemado unos 900 kg de pellets, o la hayamos gastado entre 900 o 1200 h según el fabricante nos aparecerá el mensaje de mantenimiento de limpieza. Entonces deberemos de llamar al Servicio Técnico de la estufa para que nos haga una limpieza interior y el mantenimiento de la misma, nos quite el aviso y a seguir funcionando con la misma.

¿Cuál es el consumo de las chimeneas de pellets?

Rendimiento del insert de pellets

El consumo de las chimeneas de pellets depende de varios factores como el rendimiento del aparato, que es la cifra que nos indica el aprovechamiento del quemado del pellets.

Como hemos dicho, las chimeneas de pellets y estufas de pellets suelen ser más eficientes en el quemado que las chimeneas de leña o estufas de leña, y esta cifra nos la da el rendimiento.

La mayoría de cassettes de pellets tienen rendimientos superiores al 90% que nos viene a indicar que de 1 kg de combustible el 90% , en este caso 900 gr. los convierte en energía calorífica.

Es un dato importante en nuestro sistema de calefacción, ya que a más rendimiento mayor ahorro tendremos en combustible.

Aunque hemos visto cassettes de pellets que tienen rendimiento de un 80%, que serían ya prácticamente como los cassettes de leña, entonces personalmente, pienso que hacer una inversión en unos aparatos que tienen unos precios más altos que los insertables de leña, para no tener rendimientos superiores no es una buena inversión.

Ya que el precio se amortiza por la necesidad de uso de menos combustible. Pagamos un precio más alto por un cassette de pellets que por un cassette de leña, porque con el uso y los años, lo amortizaremos al necesitar menos combustible para funcionar, pero si elegimos un cassette de pellets con unos rendimientos inferiores al 90%, y optamos por un insertable de pellets con un precio más barato que otros del mercado, pero con rendimientos del 80%, entonces no tendremos el ahorro por ningún lado, lo único, la comodidad y limpieza de estos aparatos con respecto a la leña, por lo que mi recomendación es optar por aparatos lo más eficiente posibles.

Calidad de los pellets

Otro factor que influye en el consumos de pellets es la calidad del pellets, a pellets de mejor calidad el quemado es mejor, el calor que proporciona es mayor y por tanto necesita menos cantidad de pellets para conseguir alcanzar la temperatura que deseamos, y habitualmente estos pellets de mejor calidad producen menos residuos y por tanto ensucian menos el aparato, por lo que el mantenimiento del mismo es menor y la vida del aparato mayor.

Como el pellets está de moda, hemos visto que han surgido más cantidad de fabricantes de pellets, que por un lado está bien para que haya más competencia y el precio de los sacos de pellets baje.

Es una ventaja del pellets, que no existen un monopolio como en la electricidad, gas o carburantes que nos cobran el precio que quieren. Aquí no ocurre esto, hay más competencia y esto es beneficioso para los consumidores.

Pero ojo!!. Cuando veamos grandes diferencias de precios entre unos sacos de pellets y otros, pensemos a qué puede ser. Ya que los pellets se pagan por peso, y podemos encontrarnos con algunas prácticas que no benefician a nuestra chimenea de pellets, como el no limpiar la madera para hacer los pellets, con lo que los pellets presentan más residuos, ensucian más y no producen tanta potencia calorífica. Aunque pesan más y eso hace que aunque compremos un saco de pellets de 15 kg, al presentar más residuo, arena, etc., estemos pagando más por algo que no es totalmente leña.

Es un tema muy delicado y que muchos fabricantes están especificando en sus garantías, ya que han visto que el uso de pellets malo hace que la chimenea de pellets se ensucie antes y marque errores, y cuando van a hacer la revisión, resulta que el problema no es del aparato si no del combustible adquirido, y si está en garantía suelen surgir inconvenientes, ya que al no usar un pellets adecuado el fabricante nos cobrará el servicio técnico.

Así que ojo con esto. Ya que si hacemos una inversión en un aparato que vale dos o tres mil euros, no vayamos al pellets más barato por querer ahorrarnos unos cuántos céntimos, que después cuando nos toque pagar el servicio técnico del mantenimiento nos costará más al estar más sucio el aparato.

A parte de que no calientan igual unos pellets que otros.

Si podéis, haced la prueba con diferentes marcas, y observad cuál funciona mejor.

Es como con los detergentes, a lo mejor el que es algo más alto de precio nos dura más y limpia mejor, por lo que realmente es más ahorro, que si nos toca comprar dos de detergente barato.

Potencia de funcionamiento que usemos

Normalmente los inserts de pellets suelen tener entre 1 a 5 de potencia o 1 a 9, es lo más habitual. Siendo 1 la potencia mínima y 5 o 9 la potencia máxima.

Con el consumo de las chimeneas de pellets en función de la potencia que utilicemos en nuestro cassete de pellets ocurre como con los coches. A más potencia más consumo. Si vamos a 120 que es una potencia media nos consumirá menso que si vamos a 150 km/h.

Pues aquí ocurre parecido. Si usamos la potencia máxima de la estufa el consumo será mucho mayor que si vamos a potencia media.

El secreto es usar más horas la estufa potencia media ya que el consumo será menor. Si nuestro cassette de pellets tiene potencia ente 1 y 5 lo ideal es trabajar a potencia 2 o 3, para que vaya calentando el ambiente poco a poco.

Aislamiento de la vivienda

Otro factor fundamental para el consumo de nuestra chimenea de pellets es el tipo de aislamiento que tengamos en nuestra vivienda, y la capacidad de la misma para mantener el calor que genera el insertable de pellets.

Si tenemos una vivienda mal aislada, con grandes ventanales o cristaleras sin cristal cámara, o nuestra carpintería metálica no es de rotura de puente térmico, y las paredes no están bien aisladas, el calor se perderá rápidamente, entonces nuestro sistema de calefacción a pellets, deberá de gastar más para mantener la temperatura.

Por eso, si nuestra casa no está bien aislada, el consumo que tendremos en nuestra chimenea de pellets será mayor.

Chimeneas de pellets insertables precios

Las chimeneas de pellets insertables como hemos visto son más complicadas de fabricar no han tenido una bajada de precios tan significativo como las estufas de pellets, que podemos encontrar desde 600 €. Que estas estufas de pellets baratas tengan más o menos características, es una cosa que tendremos que fijrarnos a la hora de comprar una u otra, pero en los insertables de pellets, al haber menos gama, hay menos competencia y por tanto los precios no han bajado tanto.

Los precios habituales de los insertables de pellets son de 2.000 € para arriba, modelos que suelen funcionar bien y con unos buenos rendimientos, de ahí para arriba, dependiendo de la marca del cassette de pellets.

Y después hemos de contar con la instalación. Ya que a diferencia de las estufas de pellets como decíamos más arriba, su instalación es más complicada. Es raro, personas que se compran un cassette de pellets y se lo instalan ellos mismos. A diferencia de las estufas de pellets que las personas compran en una gran superficie brico, que habitualmente buscan una estufa de pellets baratas, y se hacen ellos mismos la instalación para así economizar al máximo.

El mercado de los cassettes de pellets a día de hoy es algo diferente, aunque en un futuro veremos cómo evoluciona.

Chimeneas de pellets subvenciones

Una opción que está disponible aunque no todas las personas conocen, es que al ser una energía eficiente, sostenible y limpia, está subvencionada por la mayoría de comunidades autónomas.

Esto significa que podemos conseguir un buen ahorro en el aparato y en la instalación si solicitamos una subvención para nuestra chimenea o estufa de pellets.

Lo que ocurre es que las subvenciones de las chimeneas de pellets y estufas van en función de cada comunidad autónoma, ya que éstas son las que tienen la competencia para publicar y dar las subvenciones y en cada comunidad autónoma los requisitos y plazos son distintos.

El requisito que sí que suele ser común para optar a estas subvenciones de chimeneas de pellets es que la adquisición y la instalación deben de hacerla una empresa de la misma comunidad, pero el resto de papeleo dependerá de cada comunidad.

Los plazos también es otra cosa muy curiosa, ya que cada una tiene su criterio. Algunas las sacan en julio y cierran el plazo en agosto. Donde habitualmente la gente está pensando más en la playa y en las vacaciones que en el frío del invierno.

En otras, duran 9 meses o todo el año.

Por lo que si estáis pensando hacer una inversión un sistema de calefacción con pellets una buena opción para conseguir reducir el precio es solicitar una subvención, os aconsejo que os informéis o bien por internet en el departamento de la comunidad autónoma a la que pertenezcáis de los requisitos que os hacen falta y plazos de presentanción.

Así como el plazo de pago. Normalmente deberemos pagarla nosotros antes y después nos ingresarán la subvención, aunque esto ya digo que varía según comunidades.

O bien consultar en la tienda de estufa de pellets donde penséis adquirirla para ver si ellos hacen los trámites o los debemos hacer nosostros, y si nos cobran algo extra por gestionarnos la subvención.

Y aquí termino el artículo, que no quería hacerlo demasiado extenso, y al final me ha quedado bastante largo.

Muchas gracias por leerme!!

Un saludo!!

¿Aún no está suscrito al blog?

Suscríbase a nuestro feed y recibe las publicaciones en tu email gratis:

PARA ESCRIBIR UNA CONSULTA HAS DE DARLE A UN ME GUSTA (un poco más arriba)